Top Menu

 

HIT & RUN. Ganar, ganar


HIT & RUN
Por Antonio “Toño” Soler

Orlando, Florida
Esta filosofía aplicada para la resolución de conflictos de grandes magnitudes, debería ser la premisa de los propietarios y asociaciones de peloteros y umpires del beisbol de Grandes Ligas, ante las diferentes propuestas que están siendo analizadas para tratar de realizar una temporada en 2020, después que la misma haya sido paralizada, como la mayoría de las actividades en el mundo, por la pandemia de covid-19.

En caso de no efectuarse la temporada este año, todas las partes sufrirían grandes pérdidas económicas, dueños, peloteros, umpires y los demás relacionados, pero también en el aspecto deportivo perder un año traería para varios atletas un daño incalculable para su carrera, en las diferentes etapas en las cuales cada caso en particular se encuentra. Por eso en estos momentos el ceder pensando en la filosofía de ganar, ganar debería ser la premisa principal.


Si no hay campaña, los propietarios de equipos podrían perder un estimado de 4.000 millones de dólares. Pero quizás ellos sean los menos afectados, ya que en los últimos años de manera consecutiva se ha roto el récord de ganancias para ellos.

Pero ¿podrán algunos peloteros, umpires y personal relacionado a los equipos directa o indirectamente estar un año sin devengar salario? Es una pregunta que solo puede responder cada quien en particular.

Por eso desde nuestro punto de vista es estéril la discusión sobre si es conveniente o no jugar la mitad de partidos, o si esto conlleva a cambiar reglas que atenten contra la esencia del espectáculo, porque en este momento la humanidad está en guerra ante una pandemia la cual una vez erradicada, con el favor de Dios, traerá graves consecuencias económicas y sociales para el mundo, que solo con el esfuerzo y sacrificio de todos lograremos superar.

Dentro de estas propuestas la última habla de establecer la regla del bateador designado para todo el circuito, eliminando la última gran diferencia entre la Liga Nacional y la Americana, como paulatinamente han ido desapareciendo las demás. Recordemos que las ligas diferían hasta en el estilo de los umpire, siendo la más significativa la adopción del peto por dentro, usado primero por la Liga Nacional que por la Americana, diferencia notoria que se observaba solo en Series Mundiales en la década del setenta, pero que con la introducción de los juegos interligas y la rotación de las cuartetas ha desaparecido, quedando solo la diferencia del uso del designado en los estadios de Americana y tener que dejar batear a los pitchers en los escenarios de la Nacional.

Ahora puedes apoyar a ElEmergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta

Esta medida le aseguraría trabajo a los peloteros veteranos que quizás ya no tengan muchas opciones de actuar a la defensiva, pero todavía con una buena ofensiva, por lo menos quince nuevas opciones de trabajo, y usted estimado lector podría decir que es un número muy bajo, pero los bateadores designados están dentro del grupo medio de buenos salarios, por lo que serían quince o más bateadores que asegurarían una buena remuneración, lo cual incrementaría el promedio salarial en todo el beisbol.

Los lanzadores se dedicarían única y exclusivamente a su labor por lo que tendrían menos riesgos de salir lesionados en una acción defensiva, mientras que para aquellos defensores de la estrategia en la Liga Nacional, el uso del designado establecido en 1973 no le ha restado estrategias a las demás ligas que lo han implementado, a no ser el único caso de retirar a un pitcher por buscar ofensiva, a pesar de estar teniendo éste una buena labor. ¿O es que por eso el beisbol de la Americana, Japón (en la Liga del Pacifico, ya que la Central no lo usa, igual que la Nacional) o de las ligas de invierno han perdido simpatizantes? Los resultados parecieran darle la razón a quienes hoy apuestan por su aplicación uniforme. Hoy no todos los pitchers tienen el talento de Shohei Ohtani, no son sluggers, como Madison Bumgarner, para citar solo dos.

Por lo tanto sería un paliativo ante temas más engorrosos como recibir sólo la mitad del salario correspondiente a este año, o quizás más importante para los peloteros en ascenso como calcular el tiempo de servicio si solo se juega la mitad de encuentros, aspecto este que determina cuándo podrían declararse agentes libres y así poder ingresar a la lista de millonarios, y multimillonarios del mundo del deporte.

La Asociación de Peloteros, tan mal manejada en el pasado reciente, aquí vuelve a tener todas las de perder, aunque si son inteligentes cualquier punto que ahora cedan, podrían usarlo a su favor cuando les toque discutir un nuevo convenio colectivo. Porque si bien es cierto que las súper estrellas siguen elevando sus ingresos, el promedio para los que no lo son va en franco descenso, aparte que todos aquellos peloteros con más de 30 años de edad y sin este status han sido víctimas de las restricciones del mercado en años recientes, muchas de estas medidas impulsadas por los nuevos estilos gerenciales basados en el uso de herramientas sabermétricas.

De allí que si existen las condiciones para evitar la propagación de la pandemia, la mente de todos los involucrados debe estar centrada en ceder para ganar, ya que la causa de la paralización no tiene que ver con ninguna de las partes involucradas. Por eso la recomendación a usar la filosofía ganar-ganar. Así ganamos todos, al disfrutar desde nuestras tribunas de nuestro pasatiempo.

Será hasta la próxima, Dios mediante

Revisa las columnas publicadas por Antonio Soler en El Emergente haciendo click aquí.

Sigue en Twitter e Instagram a Antonio Soler sus cuentas @tonosolerp

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.