Top Menu

 

17 de abril de 1956: Luis Aparicio debuta en las Grandes Ligas [+VIDEO]

Aparicio en su primer turno al bate en las Mayores

El único venezolano en conseguir hasta ahora una placa de bronce en el Salón de la Fama de Cooperstown disputó hace 64 años su primer encuentro con los Medias Blancas

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El gran Luis Aparicio, único venezolano que hasta ahora ha conseguido una placa de bronce en el Salón de la Fama de Cooperstown, gracias a su brillante desempeño en las Grandes Ligas, debutó en las Mayores un 17 de abril, pero hace 64 años. Tenía 21 cumplidos al momento de su estreno y hoy lo celebra junto a sus familiares en Barquisimeto, a pocos días de apagar 86 velitas en el pastel.

El legendario zuliano se mantiene como la gran referencia del pasatiempo nacional, con récords y logros que todavía hoy son citados por analistas y emulados por sus sucesores, que en cifra más nutrida que nunca antes pueblan la MLB.



El WAR defensivo de Baseball Reference asegura que es el sexto mejor defensor de todos los tiempos, contando entre todas las posiciones del campo.


Hijo de Luis Aparicio Ortega, considerado en su momento como uno de los mejores torpederos del Caribe (y en cuyo honor fue bautizado el principal estadio de Maracaibo), Aparicio Montiel se labró pronto un nombre por sí mismo.

Jugó en la Gran Carpa entre 1956 y 1974 con los Medias Blancas de Chicago, Orioles de Baltimore y Medias Rojas de Boston.

Sus 18 temporadas, en su momento, dejaron un tope para sus compatriotas, hoy en poder de Omar Vizquel, su más notable heredero y firme candidato a acompañarle algún día en Cooperstown.

Un video preparado por el diario Panorama hace algún tiempo rinde hermoso tributo al legendario torpedero, utilizando fotografías tomadas el día de su debut.



Aparicio obtuvo 9 veces el Guante de Oro (otro tope que pasaría a manos de Vizquel, con 11), celebró dos banderines de la Liga Americana y obtuvo un anillo de Serie Mundial, en 1966, con los oropéndolas.

Su número 11 fue retirado por los Medias Blancas y los Orioles, que además le exaltaron al Salón de la Fama de la franquicia.

Su defensa fue muy reputada, pero su velocidad cambió la historia de juego. En una era en la que ya no existían los prolíficos estafadores, que habían desaparecido con el auge jonronero que empezó en los años 20, Aparicio robó 506 bases en total, cifra máxima entre criollos.


Su arte entre las almohadillas incluyó 9 campañas seguidas como líder de su liga en ese departamento, algo que nadie jamás ha emulado en la MLB. Pero lo que hizo tiene otro ribete de asombro: lo logró, además, en sus primeros 9 torneos arriba.

Aparicio fue convocado en 13 ocasiones al Juego de Estrellas, otro hito en la expedición nacional. Era cuestión de tiempo para que entrara a Cooperstown, lo que finalmente sucedió en 1984.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.