Top Menu

 

Quién es quién en el nuevo cambio de 6 jugadores en la LVBP


Dos ex grandeligas, dos prospectos legítimos, uno que lo fue durante varios años y un jugador invitado al Spring Training, así se resume grosso modo al grupo de jugadores que intercambiaron Lara y Aragua este martes en la pelota venezolana

Por Ignacio Serrano
ElNacional.com

El cambio de seis peloteros que anunciaron este martes Cardenales de Lara y Tigres de Aragua es el pacto que involucra a más jugadores desde mediados de 2018 en la LVBP y cuenta con nombres que tienen pasado, presente y posiblemente mucho futuro en el beisbol profesional.

Dos ex grandeligas, dos legítimos prospectos, uno que lo fue durante varios años y uno más que acaba de ser invitado al Spring Training de las Mayores son los involucrados en el canje.



LO QUE OBTIENE CARDENALES
Wilking Rodríguez, relevista. Lanzó en las Grandes Ligas con los Reales de Kansas City en 2014. Firmó originalmente con Magallanes y pasó a Aragua antes de la zafra 2017-2018. Las lesiones descarrilaron su camino durante tres torneos, haciéndole sopesar la idea del retiro.

Siempre tuvo una recta poderosa, que se acercaba a las 100 millas por hora. Su última pasantía en el beisbol organizado fue con los Yanquis de Nueva York, en 2015, e incluso asistió al Spring Training como invitado de esa escuadra, antes de perder la salud nuevamente.

Ha recuperado la velocidad, tiró la rápida a 97-98 millas por hora en la 2019-2020 con los bengalíes, Zulia y Lara, tomado como sustituto en el draft previo a los playoffs de la LVBP y luego en el draft de las semifinales, respectivamente. Tiene 30 años de edad y es agente libre en el norte.

Gabriel Moreno, receptor. Es el prospecto número 7 de los Azulejos de Toronto, un catcher con herramientas interesantes, que proyecta muy buena ofensiva.

Original en Barquisimeto, lo que es un interesante añadido, tiene 20 años de nacido y viene de sacar 12 jonrones en Clase A media. En sus tres zafras en las Ligas Menores muestra promedios de .294/.339/.468, una línea sobresaliente para su posición y juventud, que remata con ese OPS de .807.

Máximo Castillo, abridor. Se trata de un pitcher derecho, también con 20 años de edad, oriundo de Caracas y reserva igualmente de Toronto, aunque no ha formado batería estable con Moreno, por estar una categoría por delante de quien es su compañero aquí y allá.

Ha ido mejorando conforme avanza. En 2019 tuvo su mejor cosecha en las granjas, con 2.69 de efectividad en 24 incursiones en Clase A avanzada, más 114 ponches en 130.1 innings y tan solo 28 transferencias. Ha demostrado ser controlado y permitir pocos cuadrangulares, dos características que le hacen lucir aún mejor.

LO QUE OBTIENEN LOS TIGRES
David Martínez, abridor. Estuvo en la Gran Carpa con los Astros de Houston entre 2013 y 2014, pero no pudo alargar su carrera en la MLB. Es el más veterano en este canje de seis piezas, pues tiene 32 años de edad y 15 campañas de experiencia, contando todos los niveles y circuitos por donde ha pasado.

Firmó originalmente con los Navegantes, que lo enviaron a Barquisimeto como parte del paquete que les permitió adquirir a Félix Hernández en 2016. Desde entonces fue un miembro estable de la muy estable rotación de los pájaros rojos, con 29 presentaciones en temporada regular, 16 de ellas como iniciador, y 3.87 de efectividad.

No es un ponchador y con el tiempo ha crecido su propensión a permitir jonrones, debido a que le conectan muchos elevados. Pero su control es casi milimétrico y se apoya en esa capacidad para entregar pocos boletos. Fue el brazo que terminó en el bullpen en enero, al recortarse las rotaciones de cinco a cuatro en los playoffs. Es agente libre en el norte.

Anthony Jiménez, jardinero. Saltó al profesional con los Marineros de Seattle y los propios Tigres en la LVBP. Fue visto como prospecto importante en su momento, incluso al ser cambiado en Venezuela a las Águilas.

No ha desarrollado tanto poder y una alta cantidad de ponches afecta su average, pero tuvo una muy buena primera mitad en la 2019-2020, su brazo es potente, su guante es efectivo cuando mantiene su concentración y cubre mucho terreno, pues además es veloz, muy por arriba del promedio.

Llegó hasta Clase A avanzada en el norte, pero fue dejado en libertad hace ocho meses. Sigue siendo muy joven, con 24 años de edad.


Wilson García, inicialista. Es posiblemente la pieza más importante que obtienen los aragüeños, aunque muchos aficionados no sepan de él.

Debutó en la liga con el Zulia, antes de pasar por Lara, y aunque perdió su estatus de prospecto de los tiempos en que perteneció a los Filis de Filadelfia, ni pudo consolidarse con los Orioles de Baltimore al ser mudado de la receptoría a la primera base, fue llamado a los entrenamientos primaverales de los Indios de Cleveland en 2020, después de dar 23 dobles, 10 cuadrangulares y empujar 46 carreras en 69 duelos, con .475 de OPS, durante su actuación con la tribu en Doble A, la zafra pasada.

García cumplió en enero los 26 años de nacido.

--

Publicado en ElNacional.com, el martes 17 de marzo de 2019.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.