Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

La venta de los Yanquis, la compra de Babe Ruth y la Primera Guerra Mundial


Por Joaquín Villamizar
La historia del diamante

Hoy vamos a hablar acerca de algunos tips del beisbol de Grandes Ligas entre 1915 y 1919... y algo de 1920.

Este año de 1915 fue el último de la Federal League. Los dos  años de funcionamiento de la llamada “liga ilegal”, entre 1914 y 1915, fueron también de demandas y de una febril actividad judicial. Finalmente, el juez que debía decidir era Kenesaw Mountain Landis, quien se convertiría seis años después en el primer comisionado de las Grandes Ligas en la historia.

Los dueños de la Federal League, perdieron 2 millones de dólares en la aventura y recibieron 600 mil de los dueños de equipos de la Nacional y la Americana por el derecho a refirmar a los peloteros que habían emigrado hacia ese tercer circuito. Esta solución llegó el 22 de diciembre de 1915, después que la Federal había jugado dos campañas. El 3 de enero de 1916, ambas partes firmaron y ratificaron el documento del arreglo.

La Liga Nacional impuso la obligación a todos los equipos, este año de 1915, de contar con una cubierta de protección para el infield y entrenar personal para usarla, en caso de lluvia. Hasta entonces, ¿saben cómo secaban el campo de juego después de la lluvia? ¡Lo regaban con gasolina y prendían fuego!

En 1915, los coroneles Jacob Ruppert y Tillinghast L’Hommedieu Huston compraron a los Yanquis de Nueva York por 460 mil dólares. Babe Ruth, al igual, por supuesto, que todo el mundo del beisbol, ignoraba cuánto podría hacer él mismo con un bate en la mano. En la tarde del 7 de octubre de 1916 comenzaba la Serie Mundial de ese año y tenía récord como lanzador de Grandes Ligas de 43-21, con 2.05 de efectividad en esta zafra. ¡Era un lanzador espectacular! El primer juego de esta Serie Mundial lo ganó Ernie Shore para los Medias Rojas de Boston y el segundo lo abrió Ruth ante esos Robins de Brooklyn.

(El equipo de Brooklyn, cuando se formó en 1890, fue llamado los Bridegrooms o Novios, pero en 1899 fue rebautizado como los Superbas o Magníficos u Orgullosos, hasta que en 1911 fueron llamados los Dodgers o Esquivadores, sólo hasta 1913, porque en 1914 llegó el manager Wilbert  Robinson, apodado Uncle Robbie, con su gran simpatía y carisma. Exitoso como manager, por eso el club fue llamado entonces los Robins en su honor, hasta 1931, último año en el cargo. Desde 1932, se llamarían Dodgers, nuevamente.)

Después de permitir una carrera en aquel primer inning, Ruth procedió a impulsar la del empate y a colgar 13 ceros en fila. Fue el pitcher ganador de ese juego con pizarra final de 2-1. El juego con más innings para ese entonces (14) en las Series Mundiales.

El 1° de noviembre de 1916 el empresario teatral y productor de Broadway Harry Frazee, compró a los Medias Rojas de Boston y el Fenway Park por 675 mil dólares.

En 1917 hubo 5 juegos sin hits en la Liga Americana. El primero fue lanzado por Ed Cicotte, de los Medias Blancas, el 14 de abril, sobre los Carmelitas de San Luis, con resultado final de 11-0. Uno de esos 5 no-hits lo lanzó Ernie Shore, de los Medias Rojas, el 23 de junio, cuando retiró a 26 Senadores en fila, al sustituir al pitcher abridor, Babe Ruth, expulsado por protestar después que concedió base por bolas al primer bateador que enfrentaba. Al subir Shore a la lomita, ese corredor fue out en segunda en intento de robo. La victoria de Boston fue de 4-0.

El 27 de junio de 1917, Hank Gowdy, el receptor de los Bravos de Boston, se convirtió en el primer bigleaguer alistado en el ejército de Estados Unidos para ir a la Primera Guerra Mundial. En 1918, el conflicto obligó a las Grandes Ligas a terminar la temporada antes de tiempo, el 2 de septiembre. Inmediatamente, se enfrentaron en la Serie Mundial de ese año, los Medias Rojas y los Cachorros. Y en octubre de ese año 1918, Eddie Grant, tercera base de los Filis, se convirtió en el primer pelotero de las Grandes Ligas, muerto en combate.

En 1919, Babe Ruth impuso récord de jonrones en una temporada para las dos ligas con 29. Apartó de los libros a Frank Schulte, quien había impuesto la marca de 21 jonrones en 1911 con los Cachorros.

Durante la Serie Mundial de 1919, ocho jugadores de los Medias Blancas, el equipo favorito para ganar la Serie sobre los Rojos de Cincinnati, fueron acusados de venderse a los apostadores. El 12 de enero de 1921, crearon el cargo de comisionado de beisbol de las Grandes Ligas y contrataron al abogado Kenesaw Mountain Landis, quien expulsó del beisbol a los ocho jugadores de por vida. Eran Eddie Cicotte, quien confesó haber cobrado 10 mil dólares; Joe “Shoeless” Jackson, Lefty Williams, Swede Risberg, Chick Gandil, Happy Felsch, Buck Weaver y Fred McMullin. Cincinnati ganó la Serie en ocho juegos. Era a máximo de nueve juegos.

Al hombre de los teatros de Broadway y a su vez dueño de los Medias Rojas, Harry Frazee, le iba muy mal en el mundo del espectáculo. Dos de sus obras fracasaron, por lo que sufría de males económicos. En busca de auxilio, envió al equipo de los Yanquis a Ernie Shore, Dutch Leonard y Duffy Lewis, a cambio de cuatro desconocidos y 50 mil dólares. Luego, les envió a Carl Mays por 40 mil dólares más. Pero, eso era solo el preludio de lo que vendría y que se convertiría en la compra de un jugador más famosa de la historia.

Apenas amanecía el año de 1920, el 5 de enero, Harry Frazee fue a hablar personalmente con el dueño de los Yanquis, Jack Ruppert y le dijo: “Tengo que montar una obra en mi teatro de Broadway, llamada, ‘No, No, Nanette’ que me costaría 300 mil dólares. Le ofrezco hipotecarle Fenway Park por 500 mil dólares”. Ruppert, quien tenía interés en Ruth, lo que hizo fue aprovechar la oportunidad para una contraoferta: “Te hipoteco Fenway Park por 300 mil dólares si me vendes a Ruth por 125 mil dólares”. Discutieron poco, ya que Ruppert le advirtió con la fuerza que permitía su situación: “Mi oferta es esa y no la voy a cambiar. La tomas o la dejas”. ¡Frazee la tomó! Se había realizado la mejor adquisición de un pelotero en la historia para un equipo y la peor decisión de dueño alguno en las Grandes Ligas. Es historia, amigos.

Fuentes: 125 Years of Professional Baseball, de Bill Felber. Baseball: The Biographical Encyclopedia, de David Pietrusza, Matthew Silverman y Martin Gershman. Cinco mil años de beisbol, de Juan Vené.

Joaquín Villamizar

Fuentes: 125 Years of Professional Baseball, de Bill Felber. Baseball: The Biographical Encyclopedia, de David Petrusza, Matthew Silverman y M Gershman. Cinco mil años de Beisbol, por Juan Vené.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib