Top Menu

 

La familia de René Reyes está en Puerto La Cruz para ver su hit 1.000


El patrullero derecho de Caribes amaneció este viernes al alcance de completar la hazaña con un buen día más que viva con el madero. El jueves triplicó con el bate este jueves y quedó así a cuatro cohetes de convertirse en el noveno toletero de la LVBP con un millar de inatrapables

Por Ignacio Serrano
ElNacional.com

Cuatro hits, solamente. René Reyes amaneció este viernes apenas a cuatro cohetes de una hazaña con muy pocos precedentes en la LVBP. Es un trecho muy corto para recorrer por quien ya suma 996 inatrapables en su carrera y que este jueves sumó tres, para ponerse a tiro de millar. El toletero nacido en Margarita puede sentirlo y su familia está en Puerto La Cruz para presenciar la gesta.

Reyes comenzó la semana a 10 imparables de la difícil meta. Ocho peloteros han dado 1.000 en la pelota profesional venezolana y el único ambidiestro ha sido Tomás Pérez. Pero se siente inspirado, ahora que lo ve tan cerca.



“El miércoles me llamó mi mamá”, contó el oriental, entrevistado por el periodista Eduardo Acosta en el circuito radial de sus Caribes de Anzoátegui. “Ella venía en la carretera y le dije: ‘Mamá, la voy a bombear’. ‘¿Qué es eso?’ ‘Bueno, que voy a dar jonrón’. Me llamó (al día siguiente) en la mañana y me dijo: ‘Te di suerte’. Y le respondí: ‘Hoy también la bombeo’. Y Gracias a Dios, salió este otro jonrón”.

Reyes, en efecto, la sacó en días consecutivos y en total envió seis batazos a tierra de nadie en la serie de tres topes ante los Bravos de Margarita. En el duelo final tan solo le faltó el triple para la escalera. Él lo sabía. Y porque le están saliendo las cosas, porque su average ha subido de .244 a .298 desde que empezó la semana, se permitió buscar el tribey en sus últimos dos turnos.

No lo logró, pero fue la figura ofensiva en otro lauro de la tribu y ya acumula 13 empujadas en 15 encuentros durante este campeonato.

“Me acuerdo cuando llegué a 900”, declaró el jardinero nacido hace 41 años. “Tenía 896 y di cuatro hits contra los mismos Bravos, aquí (en el estadio Chico Carrasquel). Dos a la derecha y dos a la zurda. Ahora, que sea lo que Dios quiera este viernes”.

La visita de los Bravos dejó a Reyes con 996. Su parentela se ha trasladado a Puerto La Cruz, con la esperanza de estar con él cuando entre a esa lista que encabeza el legendario Víctor Davalillo. Es un club exclusivo, que recibió a su último integrante hace 12 meses, José Castillo.

“Quiero darlos aquí, porque aquí está mi familia”, confesó. “No quiero que tengan que viajar para verlo en otro lado”.

--

Publicado en ElNacional.com, el viernes 22 de noviembre de 2019.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.