Top Menu

 

Los Yanquis nacieron en Baltimore, no en Nueva York


Por Joaquín Villamizar
Una cita con la historia

¿Por qué se interrumpió la temporada de beisbol de Grandes Ligas, en 1901? ¿Quién fue el primer jugador Triplecoronado en la Liga Americana? ¿Es cierto que los Yanquis de Nueva York provienen de los Orioles de Baltimore? ¿Y cómo se llamaban antes? ¿Quién inventó las rodilleras o chingalas del receptor?

La temporada de 1901 tenía el aliciente de que era la primera de la Liga Americana. Pero el 19 de septiembre de ese año se dio por terminado el campeonato, faltando 27 juegos. Eso se debió a que el presidente de Estados Unidos, William McKinley, fue asesinado. Tenía 58 años y ocurrió en el sexto mes de su segundo mandato. El responsable, un anarquista llamado Leon Czolgosz, le disparó dos veces en el abdomen, el 6 de Septiembre de 1901.



McKinley murió el 14 de ese mes. Al asesino lo sentenciaron a muerte. Theodore Roosevelt asumió la Presidencia.

Napoleon (Nap) Lajoie se convirtió, ese mismo año inaugural para la Liga Americana, en el primer Triplecoronado de esa Liga y tercero en la historia. Antes, en la Liga Nacional, Paul Hines, de los Providence Grays, en 1894, se había Triplecoronado con 4 jonrones, 50 empujadas y .350 de average. Luego, en misma liga, en 1898, Hugh Duffy lo hizo con 18 jonrones, 145 remolques y .440 de average.

Lajoie se triple coronó con 14 cuadrangulares, 125 empujadas y .426 de average.

En 1902, los Cerveceros de Milwaukee de la Liga Americana se mudaron a San Luis, con el nombre de Carmelitas. Entonces, hubo dos equipos en esa ciudad. Los otros, los Cardenales de la Liga Nacional.

Este mismo año, el toletero Socks Seybold, de los Atléticos de Philadelphia bateó 16 jonrones, rompiendo el record en la Liga Americana, que era de Lajoie con aquellos 14. Babe Ruth, rompería esa marca 17 años después (para ambas Ligas) con 29 vuelacercas en 1919.

En 1903, los Orioles de Baltimore se mudaron a Nueva York, convirtiéndose en el tercer equipo de esa ciudad. Fueron llamados los Highlanders de Nueva York hasta 1913, que le cambiaron el nombre a Yanquis (así que ya sabemos el origen de los Yanquis).

El 2 de julio de 1903 murió Ed Delahanty, estrella del outfield de los Nationals de Washington, a los 36 años. Su muerte es un verdadero misterio. Nunca se supo el cómo y el por qué. Ocurrió durante un viaje particular, debido a que el manager de los Nationals, Tom Loftus, lo había suspendido por indisciplina. Era un bateador exageradamente bueno con average de .346 de por vida y 101 jonrones (que para esa época de la pelota muerta era muchísimo). Murió al soltarse de un tren, mientras viajaba, inexplicablemente, en el área de la unión de dos vagones.

Se logró establecer que fue al pasar por el Puente Internacional sobre el río Niágara, en Fort Erie, Ontario. El cuerpo apareció a la semana siguiente, el 9 de julio, a 20 millas del puente.
En 1907, un receptor de los Gigantes de Nueva York, Roger Bresnahan, cansado de recibir tantos golpes en sus rodillas y piernas, inventó y usó por primera vez en las Mayores, las rodilleras, shinguards o chingalas, y dijo, cuando fue interpelado por los periodistas: “El dolor era demasiado intenso con cada pelotazo en mis miembros inferiores”.

El 27 de febrero de 1908 se anunció la creación de la regla del sacrifly, incluyendo que no se cargaría turno al bate a los impulsores de carrera por este medio.

Por último, en 1909, el Presidente de la Liga Nacional, Harry Pulliam, se disparó un tiro en la cabeza. Sobrevivió unas horas y murió el 29 de julio. Por supuesto, se armó un escándalo en las Ligas Mayores. Era soltero, pero se casaría en pocas semanas. Le gustaba la música, la lectura y las flores. Había sido funcionario de Relaciones Públicas de los Piratas. Se concluyó que sus obligaciones, aunado a los roces con los propietarios de equipos, alteraron sus nervios, hasta llevarlo al suicidio. 

Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: Cinco mil años de Beisbol, de Juan Vené. Diarios de H. Chadwick. The man who invented baseball, de H. Peterson.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.