Top Menu

 

René Reyes llega en busca de los 21 hits que le faltan para los 1.000


El patrullero de los Caribes viene de una temporada floja, para sus estándares, y ya tiene 41 años de edad. Pero está muy cerca de hacer historia en la LVBP

Por Ignacio Serrano
ElNacional.com

El veterano René Reyes saltó al terreno del estadio Chico Carrasquel para comenzar el camino que puede llevarle a hacer historia en la LVBP.

Reyes se entrena con el resto de sus compañeros desde la tarde de este miércoles, cuando entró al clubhouse de la derecha en Puerto La Cruz, con la aspiración colectiva de ayudar a los Caribes y una clara meta individual: completar los 1.000 hits.



El toletero margariteño terminó la zafra pasada con 979 cohetes, a pesar de no vivir su mejor cosecha con el madero. Bateó para .253/.394/.324, ya con 40 años de edad.

La merma de extrabases fue lo más notable en Reyes, porque sí tuvo una altísima rata al ponerse en las bases por indiscutibles o boletos. Apenas sumó 6 dobles y 2 jonrones, aunque esos últimos le sirvieron para llegar a 72 cuadrangulares en su carrera, a la zaga del liderato de todos los tiempos para ambidiestros en la liga.

El oriental no solamente persigue los 82 bambinazos de Héctor Giménez. De entrar al club del millar de imparables emularía a Tomasito Pérez, su compañero de organización, quien se retiró con 1.012 y ocupa la cima entre los bateadores de las dos manos en la pelota criolla.

Víctor Davalillo encabeza, con 1.505, la lista global de paleadores sobre 1.000 cohetes en Venezuela.

Reyes llegó acompañado a las prácticas. Con él, se sumaron los infielders Cesar Valera y Edwin Garcia, que deben estar entre quienes aparezcan en el roster inaugural de los indígenas.

--

Publicado en ElNacional.com, el jueves 24 de octubre de 2019.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.