Top Menu

 

Pete Alonso se llevó el Derby de Jonrones en la noche de los novatos


El recluta de los Mets de Nueva York venció en la final al también recluta Vladimir Guerrero Jr., después de haber derrotado en semifinal al venezolano Ronald Acuña Jr. en cerrado duelo

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El venezolano Ronald Acuña no pudo emular a Bob Abreu en el Derby de Jonrones de las Grandes Ligas de este año. No le sirvió con sacar 44 pelotas del campo este lunes para llegar a la final. Se quedó en el camino en la penúltima etapa. El Comedulce se mantendrá un año más como el único criollo con el trofeo en sus manos. Pero la caída del varguense ayudó a escribir un capítulo histórico en el Progressive Field, donde por primera vez dos novatos se disputaron el título de campeón.

Pete Alonso resultó el mejor de os dos. Protagonizó un lucido lance con Vladimir Guerrero Jr., que en la víspera del Juego de Estrellas resultó el astro de más brillo, aunque no resultara el ganador. Se llevó casi todos los récords. Sólo le faltó el trofeo.

Acuña superó con estilo el primer, durísimo escollo, representado en uno de los grandes favorito de la competencia, Josh Bell.

El oriundo de La Sabana descargó 25 estacazos en esa primera ronda, para tomar ventaja sobre el inicialista de los Piratas de Pittsburgh, a quien le tocó cerrar con resignación.

El dominicano Carlos Santana salió a continuación, frente a Alonso. Ante el aplauso del público, el primera base de los dueños de casa, los Indios de Cleveland, empezó lento, hasta que pidió descanso y pisó el acelerador al reanudar. Sacudió 13 vuelacercas y quedó a merced del novicio, que no lo perdonó.

Alonso también apretó el paso conforme avanzó el tiempo. Y le puso emoción al espectáculo cuando, a falta de 20 segundos, empató con el local. Su último swing fue un elevado que cayó del otro lado exactamente en el penúltimo segundo. Fue jonrón y le metió en las semifinales.

Antes de eso, un joven Guerrero dejó fuera con 29 bombazos a Matt Chapman, sustituto de última hora del máximo favorito y primer granado, Christian Yelich, que fue sustituido el domingo. Y Joc Pederson, de los Dodgers de Los Ángeles, desplazó con 21 a Alex Bergman.

Esos 29 del recluta de los Azulejos de Toronto ante el antesalista de los Atléticos de Oakland sentaron un récord en la justa. Pero la marca parecía destinada a no durar. El propio Vladi emocionó a los presentes en la primera semifinal, al llegar de nuevo a 29 y disparar una larguísima conexión en su último swing, aunque la pelota quedó dentro del campo por muy poco y el registro quedó igualado por su propio autor.

Pederson se defendió al tocarle el turno y también puso 29 en las gradas, obligando al desempate.

Guerrero desapareció ocho más en el minuto extra, para llegar a 37. Lo mismo hizo el ex importado de los Cardenales de Lara, que mandó su último bombazo a los bleachers con el último intento. Y fueron a un segundo desempate, ahora limitados a tres batazos cada uno. El Junior agregó el 38. El zurdo de los esquivadores también puso en órbita el 38. Y de nuevo salió el dominicano al home, para agregar dos más. Y el norteamericano por fin se quedó corto, apenas por uno.

Es la primera vez que el Derby llega a una instancia extrema de desempate, no se diga ya que incluso hubo que repetirla. Y la nueva marca para una ronda quedó en 40.

SEGUNDO CHANCE DE ACUÑA Y FINAL DE NOVATOS
El venezolano salió ante Alonso en la otra semi. Un duelo de nuevos sluggers en la MLB. Siempre con su compatriota Tomasito Pérez en el montículo, sirviéndole los pitcheos, montó 19 bolas al otro lado de la cerca. Pero Alonso fue un rival muy duro. Empató esa cantidad cuando se le agotaba el tiempo y soltó una gran interjección cuando largó el vigésimo bambinazo, con el que conquistó el derecho de ir a la ronda decisiva.

La derrota de Acuña sirvió para garantizar el hecho histórico: asegurar que un recluta alzaría el trofeo. El único novato en la historia con semejante honor había sido Aaron Judge, en 2017. Ahora dos novicios se veían las caras por el millón de dólares al triunfador.

Guerrero empezó lento y terminó a todo tren. Sacudió 22 jonrones, para llegar a 91 en toda la noche. Otro récord en su cuenta.

Alonso ganó siempre con lo justo. Así superó a Santana y de nuevo a Acuña. Pero cambió el guión cuando más lo requirió. Con más de 20 segundos restando en su cuenta, más el bono de 30 segundos adicionales todavía por consumir, empató los 22 del quisqueyano y de inmediato lo superó, con soberbios bombazos uno detrás del otro.

“Estoy impactado”, dijo el ganador. “Mis padres son oriundos de Ohio, toda la familia de mi madre es de aquí, y desde aquí, en el estado más grandioso de todos, estoy muy emocionado”.

El rostro y el cuello enrojecidos, los brazos en alto y el grito en la garganta; todo expresaba una explosiva alegría en Alonso, que se abrazó con Guerrero antes de recibir la pesada medalla plateada y su merecido galardón.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

1 comentario :

  1. No solo le faltó a Vladimir Jr. el trofeo, también dejó en manos de Alonso el millón de dólares del premio.

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.