Top Menu

 

La LVBP no ha recibido prohibiciones ni limitaciones de las Grandes Ligas


Juan José Ávila, presidente de la liga, ofreció sus conclusiones sobre la Convención Anual, realizada entre jueves y viernes, y reveló aspectos no divulgados sobre las nuevas Condiciones de Campeonato, la Política Antidopaje y el calendario

Por Ignacio Serrano
El-Nacional.com

Corren tiempos difíciles para el beisbol profesional, como difíciles son para cualquier empresa que intente continuar en Venezuela. La híper inflación, la crisis de servicios, la inestabilidad política y social amenazan su realización, aunque Juan José Ávila, presidente de la LVBP, asegura que en la recién finalizada Convención Anual de la liga nunca se planteó la posibilidad de cancelar el campeonato 2019-2020, que finalmente comenzará en noviembre, tres semanas después de lo habitual, y tendrá un calendario de 42 juegos, 21 menos que las últimas temporadas.

“Nuestra razón de ser es jugar beisbol profesional”, sostuvo Ávila este lunes, interpelado sobre las conclusiones que saca sobre la reunión anual del circuito, realizada en Caracas, entre jueves y viernes. “Somos el pasatiempo nacional y contribuimos a la recreación, al disfrute de la gente y a que los niños y jóvenes se aparten de los vicios, aunque haya dificultades, situaciones que no se pueden negar”.

Admite el ejecutivo que esos problemas tienen origen en el día a día de los venezolanos. Pero negó que desde las Grandes Ligas haya llegado un comunicado que afecte la participación de jugadores afiliados a los clubes de las Mayores, como algunos sostuvieron días atrás.

“Jamás pasó por nuestra mente que no hubiera campeonato”, aseguró Ávila. “Siempre hay gente que dice cosas. Hay quienes han señalado que la MLB prohibió a sus afiliados jugar en Venezuela y otro más escribió que nos mudaríamos a Miami. Nada de eso es cierto. Hasta el día de hoy, la liga no ha recibido absolutamente nada, ninguna limitación, algo que prohíba la participación de peloteros en nuestro campeonato”.

La justa dará inicio el 5 de noviembre, pero las escuadras trabajarán desde mediados de octubre.

“A pesar de todo lo que pasa, de los temblores que sufre Venezuela, allí está el beisbol”, apuntó Ávila. “Es como la arepa, el joropo, el Alma Llanera. Es tan venezolano, porque es el pasatiempo nacional, que el venezolano nace con un ADN que le identifica con la pelota”.

Entre las modificaciones decididas por la Convención Anual y aspectos no divulgados hasta ahora, se cuentan:

Cambio en la aplicación de sanciones por dopaje a los jugadores importados. Para evitar que los extranjeros queden, en los hechos, a merced de una suspensión no oficial con efectos de por vida, ya no deberán ocupar un lugar en la cuota de forasteros mientras pagan su castigo. La sanción comenzará a contar en el momento en que el contrato sea presentado ante la liga, pero el pelotero en cuestión no podrá actuar en ningún circuito internacional a partir de ese momento, para que en efecto pague por su falta.

Las penas quedan igual. Aunque se redujo el calendario, los equipos no redujeron los castigos por incumplimientos de la Política Antidopaje o del Código de Ética.

Se espera que ocurran mayores demoras para conocer los resultados de los exámenes antidopaje. Al no haber ahora vuelos directos entre Venezuela y Estados Unidos, las muestras de orina tomarán más tiempo en su camino al laboratorio de Estados Unidos.

Los jugadores sometidos a pruebas de seguimiento podrán jugar después de entregar la muestra de orina. En el pasado campeonato, debían aguardar varias semanas, hasta que el laboratorio estadounidense entregara los resultados.

El primer choque entre Caracas y Magallanes se disputará el jueves 7 de noviembre.

La unificación del horario entre lunes y viernes a las 6:00 pm tiene que ver con los problemas del transporte público y la petición de la TV para fijar un horario universal que no obligue a hacer cambios en la programación de los canales.

En Caracas se jugará los sábados a las 3:00 pm y los domingos a la 1:00 pm. En la mayor parte de las demás plazas se jugará a las 5:30 pm los fines de semana.

No se garantiza la transmisión televisiva de todos los juegos. A pesar de que es una promesa que espera cumplimiento desde hace más de un lustro, las dificultades para trasladar una móvil a los extremos del Oriente y Occidente, especialmente a Margarita, hacen que de nuevo sea casi nula la posibilidad de tener la totalidad de los duelos en pantalla.

Se espera que cada parque cuente con plantas eléctricas.

Las Águilas defendieron su plaza y expusieron en detalle las inversiones que se están realizando en el estadio Luis Aparicio El Grande de Maracaibo, a fin de que no se repita lo ocurrido en la justa pasada, cuando debieron disputar varios choques fuera de casa.

Se mantienen los contactos con las autoridades estadales y nacionales, para garantizar la seguridad de los equipos en sus traslados entre ciudad y ciudad.

--

Publicado en El-Nacional.com, el lunes 8 de julio de 2019.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.