Top Menu

 

Eduardo Rodríguez ya suma tres brillantes salidas consecutivas


El zurdo venezolano tiene 2.08 de efectividad a partir del 30 de junio. ¿Es esa la aparición del pitcher que Boston estaba esperando? Porque este viernes maniató nada menos que a los Dodgers

Por Ignacio Serrano
ElPlaneta.com

Los Medias Rojas han esperado este año por la aparición del mismo Eduardo Rodríguez de 2018, ese pitcher que logró entonces su mejor temporada en las Grandes Ligas, mostrando consistencia en la rotación de los eventuales campeones de la Serie Mundial.

Las últimas tres salidas del zurdo venezolano son una muestra clara para la esperanza, especialmente porque incluyen una joya ante los Dodgers en el inicio de la segunda parte de la zafra.

Los Ángeles llegó a Boston como el equipo más ganador de las Mayores en 2019. Fueron 60 triunfos antes del Juego de Estrellas. Tiene un lineup potente en casi todas sus líneas, que incluye a Cody Bellinger, firme candidato al Jugador Más Valioso, y Joc Pederson, figura en el recién disputado Derby de Jonrones.

Fue a ese elenco al que Rodríguez sometió, con apenas cinco hits permitidos, dos bases por bolas y una carrera recibida. Sus 10 ponches igualaron un tope personal para esta justa.

El todavía joven serpentinero empieza a construir una tendencia. En sus anteriores dos incursiones recibió dos y una rayita. Tiene 2.08 de efectividad desde el 30 de junio.

Dodgers y Medias Rojas fueron los protagonistas del último Clásico de Octubre. Rodríguez trabajó allí como relevista, porque tenía por delante a cuatro brazos veteranos que lo estaban haciendo mejor. Ahora le toca a él empezar a marcar el paso, cuando da inicio la segunda mitad.

--

Publicado en ElPlaneta.com de Boston, el sábado 13 de julio de 2019.



Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.