Top Menu

 

Díaz, Suárez y Graterol intentan contener otra gresca entre Pittsburgh y Cincinnati (+VIDEO)


Los venezolanos Elías Díaz, Eugenio Suárez y Juan Graterol fueron protagonistas en la nueva gresca entre Rojos y Piratas, este martes, en el Great American Ballpark, aunque el papel de los tres fue el de quienes intentaron evitar males mayores, apartando a los más exaltados, incluyendo al nuevamente iracundo cubano Yasiel Puig.

La tángana, que tuvo un inicio insólito, ocurrió en el noveno inning, aunque tiene antecedentes más temprano en el encuentro y raíces que se remontan a abril, cuando jugadores de Cincinnati y Pittsburgh se fueron a las manos por primera vez en esta temporada, con Puig como el centro de aquella pelea.

Díaz, que había quedado en la banca para el cotejo, se ve claramente en los videos, llevándose al antillano del sitio donde varios jugadores intercambiaron golpes. Casi de inmediato, Graterol, que está en la lista de lesionados, aparece para arrastrar a su compañero más lejos y tratar de convencerle de no regresar a la melé.

Las fotografías publicadas inmediatamente por varios medios estadounidenses muestran también a Suárez en intentos por separar a Kyle Crick del grupo más exaltado.

No está claro, en principio, el papel de Crick en los forcejeos, pero es a él a quien Puig busca de inmediato, en tromba, evidentemente molesto por alguna razón desconocida.

Rojos y Piratas se fueron a las manos a comienzos de temporada, cuando Chris Archer le pasó un pitcheo por detrás de la espalda a Derek Dietrich, un turno después de que Dietrich le sacara del campo un lanzamiento y se quedara observando la pelota salir.

Hubo situaciones tirantes entre ambos clubes a partir de entonces, aunque ninguna como esta.

Parte de esas tensiones se notaron en el séptimo inning de este juego, cuando el relevista Keon Kela le recostó un pitcheo a Dietrich y, poco después, exclamar al poncharlo: “Bitch ass”, un insulto difícil de traducir, que al parecer cayó mal en la otra cueva.

Luego de eso, Jared Hughes relevó por Cincinnati y golpeó a Starling Marte. Pero nada más pasó. Hasta que en el noveno, con Amir Garrett en la loma, mientras hablaba acaloradamente con su coach de pitcheo, volteó hacia el dugout de los bucaneros, soltó su guante y corrió hacia donde estaban los jugadores rivales, tirando el primer puñetazo e iniciando la batalla.



Más curioso todavía, ya Puig no era parte de los escarlatas, al momento de dejar salir su furia. Unos 15 minutos antes había trascendido extraoficialmente que fue cambiado a los Indios de Cleveland en un pacto que involucró a tres divisas.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.