Top Menu

 

Comienza la primavera para Miguel Cabrera, ya con casi 36 años de edad


El más grande slugger venezolano en las Mayores se reportó este lunes al campo de entrenamientos de los Tigres de Detroit, en Lakeland. En abril cumplirá 36 años de nacido, y al desafío de la edad añade su rehabilitación física

Ignacio Serrano
El-Nacional.com

Comienza la primavera para Miguel Cabrera. Comienza el mayor desafío que ha debido enfrentar en su brillante carrera en las Grandes Ligas.

El más notable slugger que haya dado el beisbol venezolano a la MLB se reportó este lunes al Spring Training. Luego de pasar los últimos meses rehabilitándose, tras someterse a una delicada cirugía en el brazo izquierdo, se presentó al complejo de Lakeland, Florida, para empezar su preparación de pretemporada.

Cabrera cumplirá 36 años de nacido el 18 de abril. Se encuentra en la última cuarta parte de su carrera, suponiendo que podrá completar y superar las 20 campañas en las Mayores. Este será su torneo número 17, el segundo consecutivo a la baja, luego de recibir votos para el premio al Jugador Más Valioso en sus primeras 14 zafras. En teoría, habría que esperar numeritos inferiores a los que consiguió hasta 2016.

La práctica le pone frente a varios retos. Además de tener que sobreponerse a la edad, el cuatro veces campeón bate de la Liga Americana está completando su recuperación física, luego de la intervención a la que fue sometido hace ocho meses, motivada por el desgarre del tendón que une el bíceps al codo.

El nativo de Maracay ya hace swing y aparentemente ha podido incrementar la carga de trabajo progresivamente. Pero el alto mando de los Tigres de Detroit ha adelantado su deseo de llevar sin apuros ni sobre exigencias a quien sigue siendo la principal figura de la franquicia.

Necesita 35 jonrones para llegar a 500. Ningún criollo ha sumado tantos. Pero desde 2017 apenas ha sacudido 19 estacazos de vuelta completa, en parte porque únicamente ha disputado 168 juegos desde entonces, prácticamente la mitad del total posible, y en parte porque su línea ofensiva ha sido de .260/.344/.410, muy lejos de aquella con promedios de .316/.395/.551 que adorna su carrera.

Cabrera deberá adaptarse, casi de seguro, al hecho de convertirse en un bateador designado a tiempo completo. No ha habido anuncio oficial al respecto, pero analistas y reporteros adelantan que, debido al paso del tiempo y las lesiones de los últimos años, ese será su rol principal, ahora que su compatriota Víctor Martínez se retiró y dejó vacío el puesto.

El aragüeño fue consultado en enero por la prensa de la Ciudad del Motor sobre la posible mudanza y sobre dejar atrás sus días como primera base titular. Al respecto, respondió que hará lo que resulte mejor para el club. Y puede que la novena prefiera darle un papel de menos desgaste, donde se ahorrará el esfuerzo de jugar a la defensiva.

Pronto el manager Ron Gardenhire aclarará esa duda, mientras Cabrera se encarga de despejar las que queden sobre su condición actual.

--

Publicado en El-Nacional.com, el lunes 18 de febrero de 2019.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

3 comentarios :

  1. Es una buena alternativa para alargar su carrera en las Grandes Ligas, ojala que aceptara estas recomendaciones para su bien.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá y se recupere en esta temporada. Su Hall of fame es un hecho...

    ResponderEliminar
  3. Tambien es una ventaja estar en un equipo que no va para ningun lado. Va a tener menos presion. Ahora bien, si tiene una muy buena 1ra parte de temporada podria ser pieza de cambio. Pienso que aun queda mucha calidad ahi.

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.