Top Menu

 

A fuerza de pitcheo y defensa, Lara asiste a su tercera final consecutiva

Foto Prensa Cardenales

Ningún equipo ha ganado más juegos que los Cardenales desde octubre de 2016, contando todas las etapas de la LVBP. Pero todavía falta algo, la corona, esquiva para los crepusculares desde la zafra 2000-2001

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

No podía ser distinto, tratándose del equipo con el mejor pitcheo colectivo y la más segura defensa del campeonato 2018-2019 de la LVBP. Lara, el equipo que más juegos ha ganado en el circuito local en las últimas tres campañas, derrotó al Magallanes en el sexto encuentro de la semifinal, 5 carreras por 1, y avanzó a su tercera final consecutiva, con un Williams Pérez que recorrió casi seis innings en blanco y un bullpen que de nuevo le lanzó la puerta en la cara a sus adversarios.

Un atestado estadio Antonio Herrera Gutiérrez aclamó a sus héroes en la victoria, mientras las camisetas con los números 1 y 23 de Luis Valbuena y José Castillo deambulaban por el diamante entre jubilosos jugadores, junto con las grandes banderas con los dorsales de los malogrados y recordados Luis Valbuena y José Castillo, a quienes todos dedicaron el triunfo.

“Esto está dedicado a Dios y a nuestros compañeros, que desde el Cielo nos están acompañando”, exclamó el campocorto Juniel Querecuto, entrevistado por José Rafael Colmenares, poco antes de verter lágrimas de emoción por sus coequiperos, ausentes debido a la acción del hampa en las carreteras venezolanas. “No ha sido fácil, por todo lo que hemos pasado. Pero este equipo da la batalla siempre”.

Querecuto jugó con botines especiales, con la imagen de Valbuena y Castillo. Y en medio de la celebración, apenas cayó el último out, el camarero Ildemaro Vargas, su llave de dobleplay, corrió a buscar las camisas de ambos, para entremezclarse con ellas en el festejo.

“Esto es muy especial, después de la tragedia que pasamos”, dijo Vargas. “Sin Dios, nada de esto habría pasado. Estoy súper contento porque nos dio su fuerza y vamos con todo”.

El Hacha, la canción que caracterizó a Castillo, sonó fuerte por las cornetas, mientras los jugadores bañaban con cerveza las banderas de los dos.

“Con Dios, esta final es de nosotros”, le dijo el inicialista Rangel Ravelo a Colmenares. “La tercera es la vencida”.

Los pajarracos perdieron las dos anteriores ante las Águilas de Zulia y los Caribes de Anzoátegui.

“Se dice fácil, tres finales consecutivas, pero hay que verle la cara a eso, y más con todo lo que nos paspo este año”, terció el gerente general Carlos Miguel Oropeza. “Esto habla de la unión y la entrega de este grupo”.

“Le doy gracias a la fanaticada, porque siempre ha creído en nosotros”, intervino el patrullero dominicano Alejandro De Aza. “Me siento orgulloso. Pero todavía faltan cuatro juegos”.

La tarea pendiente fue tocada por varios más, en medio de la euforia.

“Estamos contentos, pero este es solo un paso más que nos lleva hacia donde queremos llegar”, recordó el manager José Moreno.

Los larenses se medirán ahora a los Leones del Caracas. Limitaron a 11 carreras en 6 duelos al club con más jonrones en la ronda eliminatoria y esperan hacer lo mismo ante los melenudos, para celebrar por fin.

Revisa otras noticias de la LVBP haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.