Top Menu

 

El remate de las Águilas y la ganancia de los Tiburones

Yonathan Perlaza / Cubs Insider

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

Los aficionados zulianos esperaban que un remate de las Águilas les pusieran en posición de aspirar a un lugar en los playoffs y hacer válida la predicción de muchos analistas, que antes de empezar la temporada ubicábamos a los rapaces entre los seis elencos más fuertes de este torneo.

En lugar de eso, fuimos testigos el martes de otro remate, el de una escuadra que entregó algunas figuras principales, dando por perdida la zafra actual.

No es común esto que vimos, al expirar el plazo para realizar intercambios de peloteros en 2018. Había sucedido antes que algún equipo tratara de reforzarse a última hora, pensando en la postemporada. Pero es la primera ocasión en la que vemos a una divisa negociar veteranos y adquirir jóvenes en plena ronda eliminatoria, pensando ya en el torneo por venir.

Fue esa la decisión del Zulia, y tiene bases comprensibles. La novena ocupaba el último lugar en la tabla y llegó a la fecha límite con la noticia de que tres de sus hombres fundamentales dejarían de jugar por imposición del beisbol organizado.

Perder al grandeliga Eduardo Paredes, al infielder Miguel Aguilar y al joven relevista Jeffeson Medina tiene que haber sido la roca que rompió el saco, llevando a la gerencia a aceptar la entrega de José Tábata a los Tigres y de Alberto González a los Tiburones.

Sobre Tábata y Engelb Vielma, el campocorto marabino que llegó a cambio del ex bigleaguer, escribimos en una columna anterior. Toca completar el panorama con la cesión de González y la adquisición de tres peloteros, dos de los cuales deberían formar parte de futuras ediciones de los Aguiluchos, junto con Vielma.

Los occidentales han quedado en inferioridad de condiciones, al punto de que la gerencia ya habla de la 2019-2020 y analiza el mercado en términos que únicamente habíamos visto en la MLB.

En las Mayores, en efecto, vemos todos los años cómo algunos clubes entregan jugadores hechos y dan por finalizada la competencia, buscando reclutas que justifiquen el sueño de un futuro mejor.

La diferencia en este caso está en que aquí no existe la agencia libre, no iban a perderlos a cambio de nada y los zulianos no podrán buscar por una vía distinta el talento que les permita en octubre complementar lo que perdieron ahora.

La clave para La Guaira es González. Ha sido un bateador productivo y puede defender varias posiciones del cuadro.

El botín a cambio está encabezado por un relevista adecuado, Arlett Mavárez, y dos prospectos muy bien cotizados, que a sus 19 años de edad apenas empiezan su desarrollo.

El jardinero Simón Muzziotti y el infielder Yonathan Perlaza juegan posiciones clave, aunque el segundo, firmado originalmente como shortstop, ha ido derivando hacia otras posiciones del cuadro.

Ambos causaron revuelo al firmar en Julio 2. El primero terminó recibiendo más de un millón de dólares, al sumar los dos bonos que recibió de los Medias Rojas de Boston y los Filis de Filadelfia, pues fue parte del episodio que tiempo atrás protagonizaron los patirrojos, defraudando a la MLB con pagos nominales por debajo de lo realmente entregado. El segundo obtuvo 1,3 millones de dólares de los Cachorros de Chicago y es visto en esa organización como uno de los más talentosos mozos en la posición, tras ceder a Gleyber Torres a los Yanquis de Nueva York.

Hay riesgo en este paquete. ¿Cuán lejos llegarán ambos? Además, resulta llamativo que los litoralenses consiguieran junto a González a otra muy buena pieza, joven centerfielder, que ya ha mostrado en las Ligas Menores contacto y velocidad.

Ese outfielder, José Azócar, es un complemento muy atractivo para los escualos y redondea un acuerdo muy beneficioso.

Las Águilas, entretanto, emprenden nuevo proyecto, reducen costos y cruzan los dedos, a la espera de ver qué será de Muzziotti y Perlazza, las claves para ellos en esta transacción.

Columna publicada en El Nacional, en su edición digital del jueves 20 de diciembre de 2018. No pudo circular en papel debido a las restricciones que sufre la prensa venezolana para adquirirlo.

Compartir:

2 comentarios :

  1. Me gusto el cambio, soy fan de tiburones. En Enero, dios mediante seria el cuadro de mejor defensa con la reincorporacion de Miguel rojas.

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes