Top Menu

 

El despido de Lipso Nava

Lipso Nava (derecha) junto a su coach de pitcheo Wilson Álvarez, exitosa y ya depuesta dupla
Prensa Águilas

El Emergente
Por Ignacio Serrano

Es normal que un equipo, en medio de un mal momento, recurra al despido de su manager. Ha pasado ya tres veces en esta temporada y seguirá sucediendo en los torneos por venir.

La profesión de piloto en el beisbol es, posiblemente, la más inestable de todas, como suele recordarlo el primer venezolano que dirigió en las Grandes Ligas, Oswaldo Guillén. Lo único seguro para un estratega, al momento de su nombramiento, dice, es que algún día será despedido.

Por supuesto que hay excepciones contadísimas, como ocurrió en Atlanta con Bobby Cox. Pero lo regular es que los técnicos sean dados de baja cuando termina el entusiasmo de la gerencia y el éxito se hace esquivo.

Sorprende, sin embargo, la medida de las Águilas al salir de Lipso Nava. No por tratarse de un intocable en la franquicia y mucho menos ante el mal momento que siguen viviendo los rapaces, sino por el proyecto que encarnaba, por la llave que llegó a formar con Luis Amaro, el gerente general, y porque las circunstancias, ciertamente, no eran las habituales en el despido de un timonel.

Los occidentales esperaron años, luego de su exitoso estreno como interino. Dijo siempre el ex infielder que prefería recabar experiencia como coach en esta pelota y como dirigente en las Ligas Menores, antes de asumir el desafío de conducir a los aguiluchos a tiempo completo.

Eso expresó mucho sobre el profesionalismo y la capacidad autocrítica del hoy depuesto instructor. También le puso un sello particular a su definitiva contratación, al proclamar que su llegada era el inicio de un proyecto que coincidía con una nueva manera de administrar la oficina, al llegar luego del nombramiento de Amaro.

El inicio del ciclo dejó en claro de qué se trataba. Los zulianos conquistaron su primera corona en tres lustros, mientras el manager a cargo imponía un estilo y, sobre todo, un compromiso con la franquicia, muy en sintonía con lo que pedía la gerencia.

Solamente tres temporadas y ya terminó ese proceso, luego de la clasificación en la justa pasada y las tribulaciones del presente campeonato.

¿Es responsable el ex piloto de los resultados conseguidos por el club? Por supuesto que sí, pero en este caso hay atenuantes que incluso fueron reflejados en el comunicado oficial que el conjunto dio a conocer en el despido.

Las Águilas compitieron mientras tuvieron activas sus piezas principales, a pesar del muy bajo rendimiento de la importación. El bajón vino ante las lesiones de Herlis Rodríguez, Alex Romero, Héctor Giménez, Reinier Roibal, José Tábata y otros integrantes del roster que quedaron repentinamente fuera.

Es difícil aceptar que un equipo sin tantas piezas fundamentales y con tan mermado aporte de sus extranjeros pueda ganar a menudo, so pena de costarle el cargo al estratega.

Todo eso lleva a pensar en que este movimiento, entonces, ha debido tener motivaciones adicionales, y que la comunicación entre Amaro y Nava posiblemente ya no era lo que fue en 2016.

Eso es lo único que explica que una dupla exitosa, capaz de diseñar un cambio de rumbo en la franquicia, llegara a romperse definitivamente, y que además se desarmara un cuerpo técnico con probados resultados, en medio de tantas lesiones y adversidades ajenas al control de quienes han sido dados de baja.

Columna publicada en El Nacional, en su edición del miércoles 12 de diciembre de 2018.

Compartir:

6 comentarios :

  1. El responsable de lo mal que juegan las Águilas en la actualidad no estropeado que yoyo Amaro los importados ninguno rindió los despedían y no había remplazo además de salir de piezas claves que ayudaron al equipo a llegar a ser campeones después de 17 largos años no le dan chance a los prospectos por traer un poco de jugadores que están de salida y otros propensos a lecionarsse por su misma condición que puede hacer lipson milagros no

    ResponderEliminar
  2. Hola Ignacio, corrigueme, pero el primer Venezolano en diriguir un juego en Las Grandes Ligas No fue Alfredo Pedrique??????. Gracias y Saludos

    ResponderEliminar
  3. Siempre la cabeza que rodara es la del mánager pero en este caso no tiene la culpa del debacle de Águilas la tiene la gerencia por no brindar respuesta antes la deficencias de la importación en esta Liga se deben mover rápido sino estas frito. La planificación para este año fue pésima

    ResponderEliminar
  4. No les parece que el equipo está enguerrillado?? Lo que pasó con pirela, por mucho la peor importación del campeonato y las lesiones a mi parecer la gerencia tapo sus faltas y culpo a un cuerpo técnico de probado éxito en nuestra pelota de acuerdo contigo Ignacio el chivo expiatorio fue lipso y su cuerpo técnico, además los problemas ofencivos de Jairo Pérez podemos hablar toda la tarde de los problemas de las aguilas está temporada

    ResponderEliminar
  5. Pienso q la decisión es injusta y la peor q se pudo tomar...Lipso y Wilson no se lo merecían...se tenía un estupendo cuerpo técnico identificado con el equipo y ahora eso se destruye...el equipo dejó d ganar por las lesiones y una importación q no rindió y q adolecio lo q el equipo pedía a gritos, d un 4to bate y un par d buenos relevistas q pudieran cerrar juegos ante el desplome d Arcenio y d Paredes...todavía faltan 18 juegos y vemos q equipos d la liga se están reforzando con jugadores d buen papel q incluso han jugado en las mayores, es decir estaban en el mercado y Zulia nos lo aprovecho...Yoyo Amaro armo una buena plantilla d criollos, pero uno imagina q por cuestiones d indole monetarias no ha reforzado al equipo con una buena importación, ahora lo q si es d su responsabilidad es no haber reforzado el bulpen cuando se han perdido tantos juegos en los últimos episodios ni haber buscado un legítimo 4to bate ( Montero este año debido a la operacion del bypas gástrico esta muy debilitado físicamente, quizas para la próxima campaña recupere fortaleza)...en fin se hizo lo q nunca debió hacerse...

    ResponderEliminar
  6. El equipo esta enguerrillado. Pirela es solo la punta del iceberg de las deudas que tiene el equipo. Le deben a casi todos los jugadores. E incluso a peloteros que dejaron libre este año a estas fechas todavia no le han pagado. Nadie quiere jugar de gratis y solo bajo promesas de que si le van a pagar

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes