Top Menu

 

Sandy León recibe por fin el reconocimiento merecido

El receptor venezolano bateó muy poco en la temporada regular, pero su lugar en el lineup tiene otra justificación

Zimbio.com
Por Ignacio Serrano.

No pocos se preguntaron en septiembre qué hacía Sandy León en el lineup de los Medias Rojas, jugando a pesar de sufrir una seguidilla de 30 turnos sin hits.

La importancia del catcher venezolano no es fácilmente comprobable. No da largos batazos, como J.D. Martínez, no es el encargado de dinamizar la alineación, como Mookie Betts.

Ni siquiera su desempeño defensivo tiene la espectacularidad que aportan Betts o Jackie Bradley Jr. en el outfield. Pero León juega a pesar de que bateó muy poco en la temporada regular.

Algo bueno debe hacer el oriundo de Maracaibo para mantenerse activo, a pesar de ligar tampoco por el madero.

El viernes, en el inicio de la postemporada, todos en el clubhouse de Boston alababan las habilidades por las que Leon estuvo en ese encuentro recibiendo los envios de Chris Sale.

León tiene un brazo que mantiene a raya a los corredores rivales, sabe llamar el juego, hasta el punto de que la mayoría de los miembros de la rotación prefieren tenerlo detrás del plato.

En el inicio de la postemporada cautivó a todos y ganó elogios por doquier, exhibiendo su talento en el arte de bloquear los pitcheos por el suelo, una virtud muy apreciada: el receptor que tenga esa capacidad ofrece a los pitchers la posibilidad de lanzar sin el temor de que un pitcheo se vaya al backstop y permita avanzar al corredor.

En septiembre, en pleno slump, algunos se preguntaban por qué jugaba el suramericano. Ya a nadie debe quedarle duda, tras la exhibición que dio.

Publicado en ElPlaneta.com, el domingo 7 de octubre de 2018. Aquí está la original.


Ignacio Serrano

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes