Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

viernes, 12 de octubre de 2018

El beisbol canta playball, a pesar de la crisis

El pasatiempo nacional comienza este viernes en cuatro ciudades del país. La pelota llega a otra edición como metáfora enriquecedora que trasciende el abrazo de caraquistas y magallaneros

Por Ignacio Serrano
El Nacional

La temporada 2018-2019 del beisbol venezolano comienza este viernes en cuatro ciudades, como una metáfora de la Venezuela actual, en la que las dificultades amenazan con ahogar la iniciativa privada y en medio del empeño por impulsar un proyecto que supera ya los 70 años de existencia.

El pasatiempo nacional rompe fuegos oficialmente en Puerto La Cruz, donde los campeones defensores, Caribes de Anzoátegui, reciben a las Águilas del Zulia en el duelo inaugural.

Hace un año, en medio de la crisis económica, social y política que sufre el país, creció la asistencia a los estadios, pues los clubes pusieron su boletería por detrás de la híper inflación para mantener a la fanaticada en las tribunas.

La respuesta del público está por verse nuevamente, aunque por más de siete décadas el beisbol profesional ha sido la cita que reúne a la venezolanidad en pleno, convocando a los diferentes en el mismo abrazo y sonrisa, sin importar si son caraquistas, magallaneros o de otra bandería.

La respuesta de los jugadores ha sido positiva. No hay noticia de figuras notables dispuestas a ausentarse, entre quienes participaron en la justa anterior, y casi una decena de grandeligas con charretera ganada en 2018 se ha sumado ya a sus escuadras.

Nunca hubo tantos los obstáculos en el camino de la LVBP. La situación de los parques de Maracaibo y Margarita refleja el estado que viven el deporte y el país, afectados por la delincuencia, la falta de mantenimiento de la infraestructura del estado y la escasez de presupuesto de las instituciones, lo que incluso ha obligado la mudanza de seis choques pautados en la capital zuliana, hasta tanto la MLB no habilite el parque Luis Aparicio El Grande.

En medio de esas dificultades, está el empeño de un emprendimiento que vio su primera edición en 1946 y que desde entonces no ha dejado de crecer, persistiendo en estos tiempos recientes como un obstinado proyecto que levanta su cabeza y sigue adelante, a pesar de la ruina que sufre el país.

Es esa la metáfora más representativa que en este nuevo comienzo ofrece el beisbol a los venezolanos.

Publicado en El Nacional, el jueves 11 de octubre de 2018.

8 comentarios:

  1. Es el debate entre la objetividad de la terrible situación del país y la subjetividad del principal pasatiempo nacional. Mi yo objetivo se pregunta si es posible el desarrollo del campeonato en estas condiciones y mi yo subjetivo queriendo estar al tanto de mi equipo cardenales apoyándolo moralmente para jugar la serie del caribe en casa.

    ResponderEliminar
  2. Para distraernos y desestresarnos mucho de todo esto haci que vamos a ligar cada uno a su equipo favorito y a echar broma y pasarla bien....

    ResponderEliminar
  3. Igbacio. Tu favorito??? Aunque nunca la has pagado jajajaj

    ResponderEliminar
  4. Es una diatriba , presentar un espectáculo de calidad , cumpliendo con las expectativas de los fanaticos o que simplemente haya un bajón gigantesco en la asistencia a los estadios producto de la crisis país , con el desarrollo del torneo lo veremos , por lo pronto suerte a todos los equipos y play ball ! Saludos desde Chile.

    ResponderEliminar
  5. Pienso que esta temporada es la verdadera prueba de fuego para la liga. Es cierto que ya en diciembre y enero pasado estabamos en epoca de hiperinflacion, pero apenas estaba en "pañales" Ahora es distinto, muy distinto. X lo poco que he visto y leido el precio de las entradas no esta tan costoso, hasta cierto punto accesible. El punto es el consumo interno de comida y bebidas, amen de la inseguridad que reina en los alrededores de muchos parques. En fin, veremos como se desarrolla la zafra, aunque en el fondo no soy muy optimista.

    ResponderEliminar