Top Menu

 

Boston y Los Ángeles disputan 2 juegos en 1, Dodgers ganan maratón

El tercer encuentro de la Serie Mundial se llevó 18 innings. Comenzó el viernes, terminó este sábado y dejó el Clásico de Octubre 2-1, todavía a favor de los Medias Rojas

Por Ignacio Serrano
ElPlaneta.com

El nuevo maratón de Boston (y de Los Ángeles) ocurrió este viernes, en el Dodgers Stadium, y terminó en la madrugada de este sábado, luego de 7 horas, 20 minutos, 18 innings y un jonrón de Max Muncy que revivió a los dueños de la casa en esta Serie Mundial.

Un estacazo de vuelta completa que recorrió 382 pies por el left center, en la parte baja del décimo octavo episodio, puso fin al encuentro más largo en la historia del Clásico de Octubre, un duelo de pitcheo que abrió Rick Porcello, en el que brilló el novato Walker Buehler y que cerró Nathan Eovaldi con un brillante relevo de seis entradas, que, lamentablemente para los Medias Rojas, no tuvo un final feliz.

Muncy pescó un envío de Eovaldi como primer bateador del acto. Los campeones de las ligas Americana y Nacional habían disputado exactamente dos cotejos, uno tras otro y en una misma jornada, en un repleto escenario y con muchas vueltas en la rueda de la fortuna.

“Esto es un sueño”, exclamó a ESPN el héroe de los californianos, que ha vivido en 2018 la temporada de su vida. “Toda la campaña ha sido una experiencia surreal, que difícilmente puedo describir con palabras”.

Muncy estuvo a punto de sacar la pelota en el décimo quinto pasaje, cuando Eovaldi batallaba contra el grupo de relevistas angelinos, tratando de mantener la igualdad.

El largo desafío pudo terminar mucho antes de eso. Los patirrojos tomaron ventaja en el décimo tercero, cuando un infieldhit de Eduardo Núñez, unido a un error del pitcher Scott Alexander en su disparo a la inicial, permitió la segunda carrera de los visitantes y rompió el empate a una rayita.

Pero el seguro Ian Kinsler, antiguo ganador del Guante de Oro y nominado nuevamente para el premio en esta oportunidad, no pudo completar el tercer out en la baja de ese inning, permitiendo a los esquivadores volver a igualar.

“Tuve el out final en mi guante”, lamentó Kinsler en el clubhouse.

Entre ambos elencos usaron 18 monticulistas, incluyendo a cuatro abridores bostonianos: Porcello, que aisló una marca en 4.1 entradas; Eduardo Rodríguez, que logró un out a continuación; David Price, que fue llamado para recorrer el noveno acto, pero fue retirado después de poner dos fuera y dar un boleto; y el perdedor Eovaldi, que en total completó seis pasajes y aisló tres indiscutibles, incluyendo el decisivo cuadrangular.

Un vuelacercas de Joc Pederson en el tercero puso adelante a los anfitriones. Jackie Bradley Jr. igualó en el octavo con otro estacazo de vuelta completa, que golpeó ante el cerrador Kenley Jansen.

Los Medias Rojas pudieron ganar varias veces, mucho antes del maratón. En el décimo pasaje, de hecho, un disparo perfecto al home del patrullero Cody Bellinger, ante un elevado de Núñez, con Kinsler corriendo en tercera, terminó siendo un espectacular dobleplay en el home.

El infortunio de Boston tiene un consuelo: este quedará como uno de los más notables juegos en la historia de la Serie Mundial. Y sin duda, el más agotador.

Publicado en el sitio web del semanario El Planeta, en Boston, el sábado 27 de octubre de 2018. Aquí la nota original.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes