Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

martes, 2 de octubre de 2018

A Germán Márquez no le bastó con ser parte de dos récords en un juego

Al derecho venezolano Germán Márquez no le bastó con escribir un nuevo capítulo en la historia que recoge los logros de los venezolanos en las Grandes Ligas, pues un pasbol y dos cuadrangulares precipitaron su caída y la de los Rockies este lunes, en el juego de desempate con los Dodgers por el título divisional.

El guayanés y Jhoulys Chacín, quien más temprano fue el abridor de la jornada por los Cerveceros, se convirtieron en la primera dupla de criollos que inicia encuentros de desempate en una misma temporada, aunque el diestro de Colorado no pudo celebrar, como sí lo hizo Chacín.

Martín Pérez era, antes de este año, el único miembro de la expedición nacional con una apertura en este tipo de compromisos.

Un pasbol de Tony Wolters alargó un fatídico cuarto inning, en el que luego Clay Bellinger rompió el empate a cero con un jonrón, y otro vuelacercas en el quinto, por parte de Max Muncy, también con uno a bordo, sentenció a los rocosos y condujo a Los Ángeles a asegurar la corona en la División Oeste de la Liga Nacional, gracias a una victoria 5 carreras por 2 que incluyó una sólida actuación del novato Walker Buehler desde el morrito de los esquivadores.

Márquez igualó otro récord en el fatídico cuarto episodio que abrió las puertas de su derrota, al ponchar a cuatro bateadores en una misma entrada. Pero el primero de esos fusilados, Muncy, llegó a salvo a la inicial, cuando Wolters no pudo manejar el tercer strike que consiguió el nativo de Puerto Ordaz. Fue un instante clave en la tarde.

Tras los ponches a Manny Machado y Yasmani Grandal, que han debido terminar con ese acto, de no haber fallado su receptor, llegó el bambinazo de Bellinger, que restó valor al siguiente abanicado, éste contra Buehler, que le dio cuatro ponchetes al bolivarense en un mismo pasaje.

El venezolano se fue con cuatro rayitas, dos de ellas merecidas, en 4.2 innings. Sus nueve chocolates aumentaron a 230 su total en 2018, la primera campaña en la que ha superado las dos centenas, quedando a sólo uno de Carlos Carrasco, líder entre los venezolanos en 218 con 231.

El vuelacercas de Muncy fue contra una recta de 99 millas por hora. De acuerdo con Statcast, fue el pitcheo más rápido del torneo ante un jonrón de los angelinos.

Los Dodgers avanzaron a la Serie Divisional, donde se medirán con los Bravos. Los Rockies irán contra los Cachorros, en el duelo del comodín.


Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario