Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

martes, 25 de septiembre de 2018

Javier Báez es la esperanza de Latinoamérica para el MVP

Por Ignacio Serrano / LasMayores.com

Javier Báez está muy cerca de conseguir el boleto que le permitirá entrar a un club exclusivo, formado por algunas de las principales leyendas que ha dado Puerto Rico a los diamantes.

El versátil infielder de los Cachorros es uno de los favoritos en la carrera por el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, un galardón que únicamente han recibido cinco de sus compatriotas y un puñado de latinoamericanos.

Pocos días le restan al dinámico utility para completar su currículo, una hoja de servicio en la que resalta su primer llamado al Juego de Estrellas y un liderato de empujadas en el viejo circuito, con 110 antes de la acción de este lunes.

Únicamente Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Willie Hernández, Juan González e Iván Rodríguez le han dado a la Isla del Encanto un trofeo semejante al que ahora aspira Báez. Abunda la competencia. Pero su cosecha también es sólida.

El oriundo de Bayamón vive en 2018 el torneo de su consagración. Ha impuesto topes personales en juegos, apariciones en el plato, extrabases, anotadas, impulsadas, dobletes, triples y vuelacercas. Sus promedios de .293/.328/.568 son los más altos que ha conseguido en sus cinco zafras con Chicago, así como también lo es su OPS de .896 y su brillante OPS ajustado de 130. Es el toletero que más bases ha alcanzado en la Nacional, con 326.

Báez ha hecho todo eso, a pesar de haberse alternado entre la segunda almohadilla y las paradas cortas, con pasantías por la antesala e incluso la inicial. Y pese a las mudanzas, únicamente ha cometido 13 errores, con un factor de alcance superior a la media de la liga en cada una de las posiciones que ha defendido.

Eso explica que el WAR le trate tan bien. En la cuenta de Baseball Reference es segundo entre los peloteros de posición en su circuito, con 6.1. Y en la de Fangraphs es cuarto, con 5.3.

Pero claro, el premio se llama MVP, por sus siglas en inglés, no WAR-VP, como ironizan los enemigos del nuevo análisis. Y en parte tienen razón. Si fuera por esa medida, los pitchers Aaron Nola, Jacob deGrom, Max Scherzer y Kyle Freeland tendrían un paso delante de Báez, y no parece ser así en el reparto de favoritismo ni en el recuento estadístico final.

La votación promete ser muy disputada. No solamente hay candidatos con números relucientes, como el antesalista venezolano de los Rojos, Eugenio Suárez, que también ha puesto topes personales en remolques y bambinazos, y que durante la mayor parte del torneo le disputó al puertorriqueño el primer lugar entre los productores de carreras.

Suárez, caído en un slump recientemente, ha bajado sus promedios a .284/.369/.524, ya con Cincinnati fuera de carrera. En cambio, otros se mantienen a diario en el lineup de equipos contendores, una condición que no debería resultar decisiva, pero que todavía gusta observar a algunos electores.

Christian Yelich, Lorenzo Cain y el inicialista venezolano Jesús Aguilar son baluartes de los Cerveceros. Freddie Freeman y el novato venezolano Ronald Acuña Jr. propulsan la ofensiva de los Bravos. Paul Goldschmidt y el venezolano David Peralta son las bujías de los Diamondbacks. Nolan Arenado y Trevor Story arrasan con los rivales de los Rockies. Matt Carpenter ha vivido su año de consagración con los Cardenales.

Todos tienen mayor o menor opción, aunque el caso de Acuña tiene un toque poético, que no le hará ganador, necesariamente, pero que realza su aporte: en una justa en la que ha perdido más de dos meses de juego, es 17° entre los peloteros en el fWAR y ocupa la 15ª plaza en bWAR.

Freeman ya lo dijo hace una semana, entrevistado por MLB.com y otros medios: “No estaríamos donde nos encontramos, en muy buena medida, de no ser por lo que él ha hecho. Sería divertido ver qué números hubiera puesto, en caso de poder jugar la temporada completa”.

Aguilar también tuvo notables defensores en su momento. El manager Craig Counsell sostuvo en julio, cuando su pupilo casi queda fuera del Juego de Estrellas, que habría sido una enorme injusticia marginarlo del Clásico de Julio en medio de su mejor zafra.

“No deberíamos estar hablando de esto, tratándose de alguien que podría ser el Jugador Más Valioso de la liga”, expresó el piloto entonces.

Yelich ha apretado el acelerador desde entonces, ha eclipsado a su compañero y ocupa ahora en el centro del escenario. Amaneció este lunes con 31 vuelacercas y 93 empujadas, líder de los bateadores en la Liga Nacional con .322 y también líder con .577 de slugging y .968 de OPS. Aporta buena defensa en el outfield y dio un golpe publicitario al convertirse en el tercer pelotero en más de 100 años con dos ciclos, o escaleras, en una misma campaña.

A eso se enfrenta Báez, el inspirador jugador de los Cachorros, que también ha robado 21 bases, una más que el guardabosques lupuloso. Le quedan por delante unos pocos cotejos para completar un caso que le permita entrar a ese exclusivo club de leyendas boricuas, que hace más de medio siglo inauguraron Clemente y Cepeda.

Publicado en LasMayores.com, el lunes 24 de septiembre de 2018. Aquí está el original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario