Top Menu

 

Las futuras estrellas disfrutaron en la ciudad donde brilló el Patón

El zurdo Jesús Luzardo abrió el Juego de Futuras Estrellas, donde participaron otros siete criollos, incluyendo un coach y un umpire

Los convocados por el Resto del Mundo se toman una senfie
con el manager del equipo, David Ortiz
 
Por César Augusto Márquez
El Nacional / El Emergente

WASHINGTON
El rostro más representativo del contingente venezolano en el Juego de Futuras Estrellas nació en Lima, Perú, 4.358 kilómetros al sur de Puerto Ayacucho, y nunca ha vivido en Venezuela. Sin embargo, lleva el tricolor en la sangre, así como los valores inculcados por sus padres.

Jesús Luzardo,pitcher abridor del equipo del Mundo, comandó una legión de seis peloteros venezolanos, un técnico y un umpire, que este domingo saltaron al terreno en Washington, en el primero de los grandes eventos de la víspera del Juego de Estrellas de la MLB.

"Nací en Lima, porque mis padres estaban ahí, pero viví solamente un año allá, después de eso nos vinimos hasta ParkLand, Florida, donde me crié", dijo Luzardo. "Nunca viví en Venezuela, pero me siento venezolano, porque mis padres son de allá, todo el tiempo viajábamos a visitar a mi familia en Maracaibo y me crié con los valores de cualquier hogar venezolano. Me gustan las cachapas y las arepas y quiero lanzar con las Águilas del Zulia".

Luzardo hasta usó spikes especiales con los colores de la bandera venezolana y las siglas SOS, un mensaje que se popularizó entre los peloteros durante las protestas de 2017 en el país, que dejaron decenas de fallecidos.

La designación de Luzardo como el iniciador del equipo del Mundo ante Estados Unidos en el Juego de Futuras Estrellas no fue casual. Después de todo, se trata de un prospecto que este año tiene un porcentaje de carreras limpias admitidas de 2.30 entre Clase A y Doble A, con 99 ponches y apenas 20 boletos entregados en 79.1 episodios, nada mal para un muchacho que está en su segundo año en el profesional.

"David (Ortiz) me llamó al filo de la medianoche, para decirme que iba a ser el abridor, y me sorprendió”, confesó el zurdo, reserva de los Atléticos de Oakland. “Para mí, fue un verdadero honor ser designado por él para ser el abridor de un evento tan importante".

Luis Alexander Basabe también disfrutó el momento. El prospecto de los Medias Blancas de Chicago dijo haber hablado con su mellizo Luis Alejandro, quien  también es promesa, pero de los Cascabeles de Arizona. "Lloró cuando lo llamé para contarle", dijo el reserva de Leones del Caracas, quien conectó jonrón en el encuentro.

Basabe, quien este año fue dirigido por Omar Vizquel en Clase A avanzada, dijo que su tiempo con el ex torpedero ha sido lo mejor que le ha pasado como pelotero.

"Omar me ayudó a crecer como jugador, aunque yo juego en los jardines”, explicó Basabe, quien este año tiene una línea ofensiva de .256/.356/.447 entre clase A fuerte y doble A. “Me enseñó cómo correr las bases y cómo cubrir terreno".

Andrés Giménez, principal joya en las arcas de los Mets de Nueva York, no podía ocultar su emoción y la de su familia, que lo acompañó. 

"Es una emoción muy grande la de estar aquí, jugar por primera vez en un estadio de Grandes Ligas”, señaló el también reserva de los Leones el torneo nacional. “No era algo que me esperaba, pero lo disfruto".

Jesús Tinoco aun no es muy conocido por la afición venezolana, pero espera que eso cambie.

"Es algo muy grande estar aquí”, expresó. “Agradezco que me hayan tomado en cuenta. Lamentablemente mi familia no está aquí, pero igual lo están disfrutando. Espero me vean lanzando con Magallanes en algún momento".

"Las expectativas son muy grandes y esto es un premio al esfuerzo que uno ha tenido toda la temporada", dijo por su parte Keibert  Ruiz, uno de los prospectos más cotizados de la receptoría y a quien algunos equipos han pretendido en vísperas de la temporada de cambios.

Bryan Mata subrayó la vitrina que es un juego de esta índole: "Es muy importante tratar de dar lo mejor de mí en un juego donde te está viendo tanta gente y donde estás junto a algunos de los mejores peloteros que vienen creciendo”.

Todos ellos dieron sus primeros pasos en el ambiente de las Mayores, y lo hicieron en la misma ciudad donde hace 79 años Alejandro Carrasquel abrió a los venezolanos las puertas de las Grandes Ligas.

César Augusto Márquez 


El dato:
Otros dos venezolanos fueron parte como uniformados en la cita que ganó Estados Unidos 10 por 0 al equipo del Resto del Mundo, aunque no lo hicieron como peloteros. Jorge Velandia fue coach del equipo Mundo, mientras que Edwin Moscoso trabajó como umpire de primera base. Velandia es integrante de la gerencia de los Filis de Filadelfia y Moscoso es árbitro en la Liga Sureña, de clasificación Doble A

Versión ampliada de la nota enviada a El Nacional para la edición del lunes 16 de julio de 2018.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes