Top Menu

 

Sean Manaea sorprende a Boston con el primer no-hitter de 2018

El antiguo prospecto maniató al equipo más caliente del beisbol, con un impecable blanqueo que fue celebrado ruidosamente por sus Atléticos en el Coliseum de Oakland, la noche del sábado

Zimbio.com
Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El primer no-hit no-run de la temporada estuvo a cargo de un ex prospecto que parece estar a las puertas de su primera gran temporada en las Grandes Ligas. Y ocurrió, para más mérito, contra el equipo más caliente del beisbol.

El zurdo Sean Manaea mantuvo a raya a la temible alineación de los Medias Rojas de Boston, el equipo con mejor récord en las Mayores y el único en la historia que ha golpeado cuatro grand slams en sus primeros 19 encuentros en una temporada, y con lanzamientos sobre las esquinas y un dominio casi perfecto, se anotó la victoria y celebró ruidosamente con sus compañeros en el centro del diamante, feliz por haber completado la hazaña.

Es la primera vez en 25 años que los bostonianos reciben un no-hitter, una faena que ningún pitcher de los californianos completaba desde que Dallas Braden, ya retirado, consiguió en 2010 contra los Rays de Tampa Bay.

Resulta una gema de inapreciable valor, por el contrincante maniatado. Los patirrojos anotaron 123 veces en sus primeros 19 cotejos, a una media de casi siete rayitas por encuentro, antes de toparse de bruces contra la pared que representó Manaea.

“Ni siquiera pensé en el (no-no) hasta que levanté la vista, en el séptimo o en el octavo inning”, declaró a la agencia The Associated Press y otros medios de comunicación el serpentinero, después del juego. “Y pensé: Dios mío, ¿por qué todavía hay un cero allí?”.

Un roletazo por las paradas cortas terminó con la jornada y de inmediato todo fue brincos y sonrisas alrededor del morrito.

Dos bases por bolas y un error impidieron que cargara con un Juego Perfecto. Ponchó a 10 contrincantes, le dieron nueve rodados y le elevaron la pelota ocho veces.

Manaea pudo mantener la sangre fría después de reparar en lo que estaba pasando.

“Me dije a mí mismo: debo mantener todo igual, no dejar que esto sea una gran cosa”, comentó. “Mi adrenalina comenzó a bombear un poco, nuevamente. Realmente quería terminar con esto”.

Hubo acciones polémicas y en la raya divisoria entre el hit y el no-hit, como en toda hazaña de este tipo. El venezolano Sandy León se embasó por un error ante un batazo difícil que el campocorto Marcus Semien buscó hacia atrás, en el quinto tramo, y Andrew Benintendi fue declarado out por reglas en el sexto, al llegar a salvo a la inicial y aparentemente haber abandonado la línea de carrera.

El manager Alex Cora estuvo en desacuerdo con esa apreciación, pero no protestó más: “Es lo que es y ya”, expresó.

“Fue un error arbitral”, atizó Benintendi. “Si hubiéramos tenido 10 hits en ese momento, habría sido safe. Pero en la situación en que se encontraba el juego, podrían haber estado buscando algo para mantenerlo así, y lo encontraron”.

El jefe de umpires Brian Gorman fue terminante en su explicación: “Estuvimos de acuerdo bastante rápido. Si alguien se sale más de tres pies para evitar ser tocado, está claro que es out. Y el corredor se salió más de tres pies”.

Manaea retiró a los primeros 14 hombres que retiró. Y en el noveno tramo, con hombre en primera, obligó a Hanley Ramírez a rodarla por el short, para terminar la joya.

Nadie sometía de ese modo a los Medias Rojas desde hace 20 años, cuando Chris Bosio logró su no-hitter ante Boston, el 22 de abril de 1993.

Manaea es líder en innings lanzados esta temporada en la Liga Americana, tiene 1.23 de efectividad y apenas ha permitido 3,9 imparables por cada 9.0 actos, en promedio.

Revisa otras noticias del beisbol de Grandes Ligas haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

Compartir:

1 comentario :

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes