Top Menu

 

Los próximos grandeligas de Venezuela

El emergente
Ignacio Serrano

Víctor Reyes
En la recta final del Spring Training, a tres semanas del Día Inaugural, especulemos con los nombres de quienes pueden integrar la nueva promoción de grandeligas venezolanos.

Sorprende el número de esos que luchan con chance real para quedarse en las primeras de cambio. Es un grupo que abarca a los súper prospectos Ronald Acuña Jr. y Gleyber Torres, los infielders Engelb Vielma, Luis Guillorme y tres peloteros que fueron tomados en el Draft de la Regla 5: los patrulleros Víctor Reyes, Carlos Tocci y el pitcher Eliéser Hernández.

No son los únicos que pueden lograr su graduación en 2018, pero sí los que pueden hacerlo más pronto. Por eso les dedicamos la columna de hoy.

De Acuña y Torres se ha escrito muchísimo. Algo los hermana: son parte del futuro inmediato en sus organizaciones, los Bravos y los Yanquis. Empezaron lentamente en los juegos de exhibición, pero el primero hizo lo de siempre: sacudirse el slump inicial, como en tantas otras categorías, y soltarse a batear. El segundo, en cambio, acusa los rigores de haber pasado ocho meses sin ver acción real, debido a la Cirugía Tommy John.

No todo está en sus manos. Atlanta y Nueva York ganarán un año de control adicional sobre sus contratos si empiezan en las Menores. Así que nada está escrito, especialmente si uno de ellos, como ha ocurrido con el campocorto y camarero, tiene problemas para tomar el ritmo ofensivo.

¿Bateará Acuña lo suficiente como para obligar a su escuadra a dejarlo arriba? El debate está abierto en el norte. Pero si no es en este mes, será en abril, mayo o junio. Estos dos reclutas parecen predestinados.

Vielma y Guillorme están en pugna por conseguir el rol de utility de los Orioles y los Mets. Hasta ahora han hecho lo que de ellos se espera, aunque hay matices que les separan.

El primero no tiene opciones y deberá ser puesto en waivers si no hace el equipo. Eso quizá ayude su causa, porque otra escuadra puede echarle mano sin costo, si Baltimore trata de enviarlo a Triple A. El segundo puede ser bajado, pero su notable defensa y su buen bate zurdo han llamado la atención, al punto de que ha sido mencionado por algún medio como opción real para eventualmente desplazar a Asdrúbal Cabrera de la segunda base.

Reyes, Tocci y Hernández deben demostrar que son capaces de rendir medianamente bien ante grandeligas. Haber sido adquiridos por los Tigres, Rangers y Marlins a través de la Regla 5 les ayudará, siempre que sean competitivos. Si no se quedan, deben ir a waivers y eventualmente regresar a sus organizaciones originales, un mal negocio.

El pitcher enseñó cosas buenas en la LVBP, aunque nunca ha lanzado arriba de Clase A avanzada. Tiene 3.86 de efectividad, un ponche por inning y 3 boletos en 7.0 entradas ahora mismo. Si sigue así, posiblemente se quedará en Miami.

El par de jardineros la tienen menos complicada, porque pueden ayudar con su defensa, si no están listos con el madero. Pero la garantía de hacer el equipo grande pasa porque también muestren algo con el bate.

Ninguno ha ligado mucho, con exactos averages de .238 en 21 turnos al escribir estas líneas. Tocci parece más hecho, por lo mostrado en Venezuela y porque ya conoció Triple A, aunque Reyes tiene mejores números en las Menores.

¿Lo lograrán? Quedan menos de tres semanas para saberlo.

Columna publicada en El Nacional, el viernes 9 de marzo de 2018. 

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes