Top Menu

 

¿De novatos a figuras?

El emergente
Ignacio Serrano

Germán Márquez / Zimbio.com
Una tercera parte de los venezolanos que actuaron en las Grandes Ligas la temporada pasada estuvo integrada por novatos. Sumaron 34, incluyendo al derecho Germán Márquez, probablemente el mejor de todos en su campaña de novicio.

Márquez dejó marca de 11-7, con 147 ponches en 162.0 innings, a pesar de haber sido subido por los Rockies con el calendario ya avanzado y a no tener, en principio, un lugar en la rotación.

Los analistas refrendaron ese desempeño con el quinto lugar en la votación del premio Novato del Año. Bien considerado como prospecto en sus años previos en Colorado, el guayanés hizo valer lo que de él se esperaba. Únicamente entregó 49 bases por bolas, a razón de 2,7 por cada 9.0 entradas, y su efectividad ajustada a la liga y a los parques donde lanzó, incluyendo el volátil Coors Field, mostró que su desempeño fue 14 por ciento mejor a la media de las Mayores. Cerró con 4.39 de efectividad.

Parece lógico que el diestro de San Félix comience 2018 como el principal candidato en su generación a dar el próximo paso, haciendo la transición de recluta a figura.

Tiene asegurado, en principio, su lugar entre los iniciadores de los rocosos. Jon Gray y Tyler Anderson deben encabezar el quinteto, seguidos del criollo y Chad Bettis, en un orden por precisar. Con 23 años de edad recién cumplidos, el futuro le espera, siempre y cuando continúe ponchando a cerca de un rival por episodio, limitando los boletos y los jonrones (una tarea pendiente), y si puede mantener la pelota en el suelo, para evitar los riesgos que conlleva todo elevado en Denver, su casa, y también en Phoenix, a donde irá mucho de visita.

¿Será Márquez el primero de su generación en dar ese paso hacia un rol estelar? Tiene las herramientas y el panorama a su favor. Dependerá de él y de la buena salud.

¿Y qué otro nativo le acompañará? Volteamos atrás, para rebuscar entre los 34 novatos de la justa anterior. Es un ejercicio que permite escribir varias columnas, pero que esta vez limitaremos a mencionar aquellos que pueden ser titulares en el torneo por empezar y cuentan con las armas para convertirse en protagonistas.

Manuel Piña, por ejemplo. Debe ser el catcher regular de los Cerveceros. Queda de su parte mantenerse en el lineup. O Carlos Asuaje. El infielder está disputando el derecho de ser el camarero de los Padres, batalla en la que se mide con José Pirela y otros candidatos. Y Renato Núñez. Por su poder, tiene con qué dar el paso al frente, recordando que todavía es elegible para el galardón que reconoce a los novicios.

Hay que mantener el ojo sobre los relevistas Gregory Infante, Wilmer Font (sí, Font; está volando por debajo del radar, pero se escriben cosas buenas de él en Los Ángeles) y el zurdo Gabriel Moya, aunque les tocará en principio trabajar en el bullpen intermedio de los Medias Blancas, Dodgers y Mellizos. Y debemos esperar por esos que ahora mismo tienen el camino parcialmente bloqueado, como el Cafecito Martínez, Jesús Aguilar, José Osuna y Franklin Barreto, que necesitan abrirse paso para poder mostrar lo que tienen.

En ese último grupo sobresale Antonio Senzatela, el pitcher que ya dio una campanada en 2017 y que se esfuerza por reconquistar su lugar en la rotación de los Rockies, con el anhelo de acompañar a Márquez en el camino al estrellato.

Columna publicada en El Nacional, el miércoles 7 de marzo de 2018. 

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes