Top Menu

 

Anderson Espinoza trabaja duro para recuperarse de la Tommy John

El serpentinero Anderson Espinoza, quién fue sometido a la operación Tommy John en el codo de lanzar en julio del año pasado, ya comenzó a soltar pelotas en Peoria, Arizona, casa primaveral de los Padres de San Diego.

Espinoza llegó a “los católicos” en 2016 desde Boston, a cambio de Drew Pomeranz, con un cartel de los mejores prospectos de Las Mayores, que hasta en la actualidad lo mantiene, al ser catalogado por MLB Pipeline como el pelotero 89 con mejores herramientas de todo el sistema de Ligas Menores.

Con apenas 19 años de edad, y todos los aspectos mediáticos en los que ha estado inmerso, el lanzador no le teme a ser considerado entre los mejores prospectos del beisbol ni a su proceso de recuperación tras una de las operaciones más difíciles del deporte.

“De verdad no siento ningún tipo de presión ni algo por el estilo”, comentó al blog Los Dioses del Beisbol. “Sólo me dan ganas de seguir trabajando para dejar de ser prospecto y ser una estrella en Grandes Ligas”.

En apenas 2 años de acción en MiLB (2015 y 2016), el venezolano tiene récord de 6-13, con efectividad de 3.35 en 40 juegos, tras 166.2 entradas trabajadas y en las que ha cosechado 165 ponches.

Durante el 2017, el caraqueño se perdió toda la temporada, sin embargo, comentó que tuvo excelentes enseñanzas, en su modo de pensar, aspectos físicos y maduró como pelotero.

“Mentalmente me hice fuerte porque no era fácil lidiar con algo así, pero para este 2018 soy un Anderson Espinoza súper trabajador”, dijo.

Y sobre sus metas a corto a plazo, el diestro dejó claro que trabaja en recuperarse del todo y poder lanzar sin molestias.

Publicado con autorización de Los Dioses del Beisbol

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes