Top Menu

 

¿Qué le faltó a Cardenales?

El emergente
Ignacio Serrano

Cardenales lucía bien armado al comenzar la temporada, cuando sufrió una mala racha de siete derrotas y por única vez pareció desorientado en la eliminatoria. Cerró la ronda regular en primer lugar, cada semana con más impulso, y superó abiertamente a las Águilas, campeón defensor, y a los Navegantes, el equipo que cerró diciembre en la segunda posición. Todo apuntalaba el optimismo crepuscular. ¿Qué pasó en la final?

Lara logró la etiqueta de favorito por su average colectivo de .318, récord para la LVBP, y una efectividad grupal únicamente superada por Zulia, que juega en un parque más amigable para los pitchers. Llegó a enero con la mejor banca. Su rotación fue estable toda la zafra y añadió al grandeliga Junior Guerra. La afición tenía justificadas razones para esperar lo mejor. ¿Por qué no sucedió?

Lo primero es obvio: en el deporte se gana y se pierde. Ocho empezaron y solamente uno podía celebrar. La derrota es parte del contrato que se firma al entrar a un torneo.

Caribes, además, era un rival temible. Ganó los últimos ocho juegos de la eliminatoria, apabulló al Magallanes y luego al Caracas. Trajo importados útiles a última hora. En cada draft escogió exactamente la pieza necesaria, y cada pieza respondió. Con un pitcheo recompuesto, una defensa que estabilizó Luis Sardiñas y un lineup que mezclaba bombarderos y habilidosos, todo estaba servido para un choque de titanes.

Y chocaron. Hasta el octavo inning del quinto juego, con la serie igualada y la pizarra empatada, cada choque había sido un emocionante duelo de pitcheo. Entonces vino el jonrón de Sardiñas y, dos días después (o dos entradas después, como se quiera ver) el Grand Slam de Luis Jiménez. Esas dos tablas acabaron con la final. Los crepusculares ya no supieron reaccionar, ante la urgencia de ver que el tiempo se les terminaba.

Hubo fallas, claro. Los pájaros rojos entregaron 20 bases entre boletos y pelotazos a partir del cuarto juego. Lo que hicieron con los brazos (adormecer los bates rivales) lo deshicieron con el descontrol. Por eso, la tribu encontró siempre gente en circulación. Y la toletería occidental, apremiada por el gran escenario, atacó más y esperó menos en el home, a diferencia de cómo había sido en el resto de la justa.

La inesperada sequía de Ildemaro Vargas, Juniel Querecuto y Alex Romero apagó la chispa. Falló el remolque, al punto de que llenar las bases se convertía en un mal augurio.

Pero el alto mando también tiene tarea. ¿Fue adecuado el manejo del pitcheo? Porque se usaron alternativas diferentes a situaciones semejantes, sin un guión definitivo, como sí lo tuvo el rival. Y no todos los movimientos funcionaron: Scott Maine fue desvaneciéndose, afectado por sus problemas físicos, Romero se apagó y Alejandro Soto, tomado en el último draft en vez del también zurdo Logan Darnell, resultó bateado, mientras que Darnell fue decisivo.

Este equipo tuvo algo que le faltó en la 2016-2017: mostró carácter en enero. Levantó juegos perdidos en Maracaibo, Valencia y Puerto La Cruz. A 11 innings de terminar la final, tenía tanto chance de ganar como Caribes.

La amarga tarea que empieza ahora pasa por clarificar qué fue parte del azar, porque eso también existe, y qué se puede cambiar. Determinar eso último es la clave para poder alzar la corona la próxima vez.

Columna publicada en El Nacional, el martes 30 de enero de 2018. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

Compartir:

18 comentarios :

  1. Se pusieron a jugar al estilo de Caribes, y eso les paso factura!
    Ellos dominaron diciembre bateando holgadamente, e igual paso en enero, pero en la final todos la querían sacar de jonròn, y eso afecto el swimg y el ritmo de bateo.. y he allí el resultado!

    ResponderEliminar
  2. Saludos Ignacio que paso con la gente que llegaron por jairo perez y Héctor Jiménez? Se cambiaron por nada? Como hicieron falta un la banca del cardenales

    ResponderEliminar
  3. Mal manejo del pitcheo y la impaciencia em el home, ademas de que se apagó la alegria y optimismo en el dogout

    ResponderEliminar
  4. Impaciencia de varios bateadores, descontrol del Pitcheo y falta de madurez para afrontar situaciones de presión del juego. Ha debido inscribir a Valbuena como respaldo en la banca. Hace falta tener un cuarto OUTFIELDER de respaldo. Lo bueno es que hay generación de relevo.

    ResponderEliminar
  5. segunda final corrida que pierden ya eso no es falta de madurez para mi son un equipo pecho frio

    ResponderEliminar
  6. Fue una serie pareja pero el grandslam de Jimenez en el primer inning del sexto juego contra el mejor lanzadorresulto anestesiante en la cueva de Cardenales. De alli en adelante Lara perdio la agresividad ofensiva y el juego alegre de Silva y Quetecuto desapatecio. No hubo capacidad de remontar ni estrategias para lograr embasar gente para ir descontando y meterse en el juego. Asi lo vi yo.

    ResponderEliminar
  7. Saludos a todos fanaticos del mejor deporte del mundo, el beisbol... mi opinión es la siguiente: el juego se llama pitcheo y el pitcheo dominó la gran ofensiva de cardenales... cardenales barrió al magallanes, pero el pitcheo de magallanes fue muy malo, ya en la final se enfrentaron a un equipo con una rotación reestructurada y un bullpen mejorado, sin dejar de lado que la ofensiva de caribes tambien hace daño... en general el pitcheo de caribes fue superior...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 55 hits cardenales vs 40 hits de caribes en la serie final!! de donde sacas que el pitcheo de caribes domino al cardenales? mas bien el pitcheo del cardenales favoreció a caribes otorgándoles 14 boletos mas.. el pitcheo del cardenales concedió 29 boletos contra 15 de caribes

      Eliminar
  8. EN UNA SERIE CORTA PUEDE PASAR DE TODO... No se puede ser confiado en el béisbol, y pretender querer ser superiores a sus rivales.Los peloteros tiene que ser más humilde y sobre todo mucho más serios. Además ese equipo nunca tuvo un cerrador y los cronistas deportivos lo dieron siempre como un super equipo,que a la postre no fue así.

    ResponderEliminar
  9. la serie estuvo muy pareja, pero Moreno pago la novatada como manager, debio mover los dos primeros puestos de la alineación ya que ildemaro y Juniel de repente se apagaron eso como correctivo del primer juego, porque este duo contra el Magallanes funcionó muy bien, la inclusion de Elvis Escobar en esa parte de la alineación pudo haber ayudado, mala suerte que Alex Romero solo pudo rendir en el primer juego y ademas en un puesto de la alineación donde quedo aislado. Estoy seguro que Ildemaro y Juniel nos van a dar muchas satisfacciones en el futuro, pero todavia les pega la presión al bate, no asi a la defensiva donde se vieron bastante bien. Cardenales el año que viene va a volver a la final ya que es casi seguro que esta nomina repita para la temporada 2018-2019

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que Querecuto le dio el jonron a Magallanes las quiso sacar todas, y después de los 3 jonrones seguidos todos hacían swimg de jonron, y eso lo pagaron caro, sino lo creen vuelvan a ver los juegos, en los que algunos por cierto, actuaron tipo caimaneras por mi casa

      Eliminar
  10. Todos deben recordar a Un Luis Jimenes emocionado y lloroso cuando quedó campeón anteriormente con CARIBES. Y dijo muy emocionado que lamentaba que ese triunfo no fuese con su equipo CARDENALES DE LARA. Ahora le tocó sepultarlos y con mucho respeto. Ese detalle muestra lo grande que puede ser el deporte cuando sus protagonistas tienen grandeza. Dentro de algunos meses volverá una nueva temporada. Así es la vida. Nunca se debió cambiar a Luis Jimenez por Cesar Hernandez que, no obstante ser un joven y destacado pelotero, no siente a CARDENALES DE LARA como su equipo, como estoy seguro aún lo siente LUIS JIMENEZ.

    ResponderEliminar
  11. Creo que a los integrantes de ese equipo desde la directiva hasta el cuerpo de seguridad del mismo, pasando logicamente por peloteros y tecnicos. le falto humildad y le sobro arogancia y prepotencia y no es la primera vez ni sara la ultima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Villalobos su respuesta ha sido la más acertada,había que ver a querecuto y ha vargas en el infild se creían que eran lo máximo,luego todos incluido el manager con el pelo pintado de amarillo no se si por cábala o por moda,lo cierto es que todos respiraban aires de grandeza y superioridad,y se creían campeones antes de serlo,y vino el gordito de bobares y con el dolor de su alma les apagó la luz para que fueran serios sobre todo vargas y querecuto,demostrado que en el béisbol hay que hacer 27 outs en cada juego y estar arriba en el marcador para decir GANÉ, en cuanto a Romero, le hubiera mandado a pichar pegado y duro para que metiera el codo de nuevo.

      Eliminar
  12. Jose moreno pago la novatada con movimienfos errados a ultima hora.

    ResponderEliminar
  13. "La derrota es parte del contrato que se firma al entrar a un torneo" y sabe alguien cuando vence la clausula
    de cumplimiento obligado q tiene tiburones??

    ResponderEliminar
  14. Bateadores apagados: Querécuto Urrutia Rivero Ildemaro y el receptor, así como la.incosistencia de Burul.
    Ante el terrible escenario Moreno no supo mover las piezas para lograr mejor rendimiento dejo a Urrutia, querecuto en el corazón del Line Up donde hicieron nada, entre Rivero y el catcher dejaron no menos de 10 en bases y por último el 5 juego se pierde por qué dejó una entrada más a Paulino cuando en la entrada anterior le dieron 3 líneas que gracias a Dios habían Sido de frente.
    En conclusión bates inoportunos con gente en base y un manager que no hizo oportunamente los movimientos. Por otro lado faltó ese líder natural que levantara el ánimo (al estilo Carrara o al estilo Sojo) mucho talento sin ningún liderazgo eso terminó de indirectamente. Tarea para la próxima temporada y vaya que tarea

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes