Top Menu

 

Contra las cuerdas, Lara recibe a una inspirada tribu que va por el cetro

Hoy se disputa el sexto juego de la final, con Caribes a la búsqueda de un triunfo que le dé la corona. Jorge Martínez busca revivir al cardenal y Freddy García sale a despedirse en grande

Foto Prensa Cardenales
Por Ignacio Serrano
El-Nacional.com

En Puerto La Cruz están seguros de que una iguana es la responsable de todo lo que está sucediendo en el país beisbolero.

Elena es el hermoso reptil esmeralda en quien la cueva de Caribes ha depositado su cábala. Acompaña al equipo desde que este oficialmente se enrachó, y la noche del jueves volvió a vérsele en el terreno del estadio Chico Carrasquel, en plena celebración.

Elena no juega pelota y en realidad nada tiene que ver con las victorias de la novena más ganadora de las últimas semanas en la pelota local, como no sea más que por aportar un toque de superstición al innegable buen momento que atraviesa Anzoátegui.


La tribu ganó los últimos ocho encuentros de la ronda eliminatoria y viene arrasando en la postemporada, con 11 victorias en 15 salidas. Necesita alzar los brazos una vez más para alzar con ellos el trofeo de campeón. Y eso puede ocurrir tan pronto como hoy.

La tropa que dirige el manager Omar López visita este sábado el estadio Antonio Herrera Gutiérrez. Freddy García, quien fuera el pitcher venezolano más laureado en las Grandes Ligas, hará la última apertura en su campaña del adiós. Tiene la oportunidad de de despedirse con otro anillo para su colección, en la que aparece, con resplandecientes brillantes, el que conquistó en 2005 al dominar en el juego decisivo de la serie Mundial.

El cubano Jorge Martínez es la carta de Cardenales, el mejor elenco de la fase regular y de las primeras dos rondas de playoff, repentinamente contra las cuerdas por los tres golpes nobles que los orientales le han propinado en los primeros cinco rounds.

Martínez es el púgil ideal para un duelo crucial. Fue el mejor lanzador de Lara en esta zafra y desde hace dos años viene apareciendo en el cuadro de honor del Carrao Bracho, el galardón destinado a los mejores monticulistas de cada campeonato.

El antillano ya venció una vez a García en el mismo escenario. Fue el pasado sábado, cuando los pájaros rojos igualaron la serie a un triunfo por lado. Le toca volver a empinarse, aunque a los occidentales no les basta con una buena salida de su as.

Los brazos larenses han limitado el daño que los poderosos cañones tribales hicieron antes al Caracas y al Magallanes, sacándolos de paso a fuerza de tablazos. René Reyes, Luis Jiménez, Willians Astudillo y Tomás Telis no han desplegado su arsenal de conexiones largas, pero igual tienen la delantera por las ventajas que les han dado.

Hasta 15 hombres pusieron en circulación por boleto o pelotazo los serpentineros crepusculares en las últimas dos jornadas, un obsequio inaceptable cuando se juega contra uno de los dos mejores clubes de la justa. Para más, los tiradores aborígenes también han hecho su parte, adormeciendo la ofensiva de Ildemaro Vargas, Juniel Querecuto, Alex Romero, Henry Urrutia y Carlos Rivero, creando un corto circuito que partió en tres pedazos el lineup del atribulado piloto José Moreno.

La serie del bateo que prometia más de un observador desatento ha sido así una trabada pugna de lanzadores, donde el único resultado abierto fue producto del Grand Slam de Jesús Montero en el décimo inning del martes.

Cardenales mantiene la ventaja de campo que recuperó aquel día. Es la duradera consecuencia de haber sido el mejor conjunto de la eliminatoria. Recibe a sus oponentes en casa, donde tiene un refugio casi inexpugnable. Pero no le queda margen de error. Tiene que vencer hoy para salir a jugar mañana.

Caribes cuenta con la ventaja más importante: puede perder esta noche y seguir aún con vida. Voló a la Ciudad de los Crepúsculos con la seguridad que da el tener a su rival acorralado y, claro, con la confianza adicional que le da tener a la iguana Elena de su lado.

Compartir:

3 comentarios :

  1. El juego no termina hasta que se acaba

    ResponderEliminar
  2. Eso si es verdad el juego no se termina hasta q se acabe ,hoy ganamos dios mediante no hemos bateado y d eso es q caribes esta viviendo porque card ha tenido mas oportunidades q caribes para hacer carrera y por anciedad no han bateado como se esperaba, hoy la motivación para ganar hoy y matar mañana con el favor d dios va hacer martinez y rivero con ildemaro ,montero y ravelo

    ResponderEliminar
  3. El problema de los pájaros fue cambiar su ritmo de bateo, cambiaron contacto por jonrones, y allí se creo el corto circuito, dejaron de hacer swing ligero, por swing jonronero, y por allí botaron su buena temporada... lo que esta bien, se deja bien!

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes