Top Menu

 

Cardenales recuperó a todos sus peloteros enfermos o lesionados

Los dos finalistas de la temporada 2017-2018 llegarán completamente sanos al duelo decisivo de la LVBP, que se disputará a partir de este sábado, en Barquisimeto y Puerto La Cruz

Por Ignacio Serrano
El-Nacional.com

Los Cardenales de Lara recuperaron a sus jugadores enfermos y lesionados en los últimos días y empezarán la disputa de la final contra los Caribes de Anzoátegui con todas sus piezas disponibles en el roster activo.

La serie decisiva comenzará este sábado en Barquisimeto, con dos rivales que gozan por completo de buena salud, pues fuentes de la escuadra oriental indican que no hay peloteros adoloridos o con malestares en la acera tribal.

El patrullero Henry Urrutia, el relevista Felipe Paulino, el también apagafuegos Scott Maine y últimamente el jardinero Alex Romero eran motivos de preocupación para los occidentales, pero el alto mando crepuscular manifestó que ya todos fueron puestos a prueba y han sido dados de alta.

El manager José Moreno dirigió el jueves una práctica en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez, a la que asistieron los cuatro hombres en duda. Los pájaros rojos volvieron a entrenarse este viernes.

Los indígenas también se alistaron jueves y viernes en su feudo, el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, a donde se mudará la final a partir del martes. Una fuente de la gerencia aborigen señaló que el vuelo a Barquisimeto fue pautado para el atardecer después de esa segunda y última práctica en suelo anzoatiguense.

Urrutia presentaba dolores en el cuello, tras chocar contra la pared del right field en Valencia, en el tercer encuentro de la semifinal contra los Navegantes del Magallanes. No vio acción en el cuarto cotejo contra los turcos, pero desde el jueves batea sin limitaciones en la Ciudad de los Crepúsculos, señaló Richard Gómez, miembro de la gerencia deportiva.

También Romero hizo swing sin inconvenientes, recuperado de severos problemas gastrointestinales que sufrió después de celebrar el pase a la final.

Ya Paulino estaba disponible desde el lunes, ante los bucaneros, superado el episodio de rigidez muscular en la parte alta de la espalda que le afectó el pasado fin de semana. Maine, en cambio, todavía es víctima de una crisis de hemorroides, pero la inflamación ha cedido y el apagafuegos asegura que puede lanzar sin inconvenientes.

El receptor  Gustavo Molina, que a menudo juega con dolores en los tobillos, también se encuentra disponible para la acción, según el cuerpo técnico cardenalero.


Ignacio Serrano

Publicado en El-Nacional.com, el viernes 19 de enero de 2018

Compartir:

Publicar un comentario

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes