Top Menu

 

Otra lágrima por el Rey David

El emergente
Ignacio Serrano

Mientras todos cruzamos los dedos por Omar Vizquel, mientras avanza el conteo de votos para decidir a los próximos integrantes del Salón de la Fama, no reparamos en que David Concepción tampoco entrará esta vez a Cooperstown, y que quizás nunca lo pueda hacer ya.

Vizquel es noticia desde que hace tres semanas quedó abierto el proceso de votación y los miembros de la Asociación de Cronistas de Beisbol empezaron a revelar el contenido de sus papeletas a través de las redes sociales. Casi disimuladamente pasó la noticia de que un mes antes se inició el camino para otra elección del Comité de Veteranos, la única vía que le queda al Rey David para lograr un sitio en el templo de los inmortales.

Concepción pasó 15 años en las papeletas, sin suerte. En 2011 fue considerado por el Comité de Veteranos y se quedó apenas a dos votos de distancia del anhelado pabellón. Volvió a ser sometido a la prueba en 2014 y retrocedió, al cerrar con 50 por ciento de apoyo.


El otrora capitán de los Rojos es un caso ubicado en la frontera. Casi la mitad de los periodistas llegó a creer en algún momento que merecía la placa de bronce, pero se requiere 75 por ciento y nunca lo logró. Algunos de sus antiguos colegas le otorgan un sitial privilegiado. Johnny Bench ha afirmado que el aragüeño era “el pegamento que mantenía unida las piezas de la Máquina Roja” y Barry Larkin, su heredero en Cincinnati, integrante del Salón de la Fama como Bench, ha hecho campaña por la entronización de quien fuera su mentor.

Una muestra de la grandeza del nativo de Ocumare de la Costa está en que 14 de los 16 ex peloteros a quienes tocó votar en las dos elecciones de Concepción en el Comité de Veteranos lo hicieron por él, sin dudar. Pero ninguno de los ejecutivos, periodistas y estadísticos que completan el universo de votantes le dio el respaldo que le faltó.

¿Merece acompañar algún día a Luis Aparicio? Es debatible. En esta columna y otros espacios hemos sostenido dos premisas en su favor: así como los mejores bates están en Cooperstown, algunos sin guante, del mismo modo deberían estar los mejores defensores, aunque su ofensiva fuera discreta; y al mismo tiempo, si los mejores jugadores de cada época tendrían que ser entronizados, hay que entronizar al mejor shortstop de aquellos tiempos en que los escarlatas dominaron.

Números nada impresionantes con el madero, aunque superiores a los torpederos de su tiempo, y la sombra de Ozzie Smith eclipsaron al Rey. Así son las cosas. En las democracias deciden las mayorías. Lo único civilizado es respetarlo.

Los candidatos esta vez fueron Steve Garvey, Tommy John, Don Mattingly, Marvin Miller, Jack Morris, Dale Murphy, Dave Parker, Ted Simmons, Luis Tiant y Alan Trammell. Hay varios allí que merecen tanto como Concepción. John, Miller, Murphy, quizás Morris y Parker, sin duda Tiant y, ¿por qué no?, Trammell, otro torpedero, que mandó en la Americana por casi dos décadas, con mejor madero que el nuestro y un guante algo inferior.

Quizás la suerte del estadounidense decida la del criollo. O tal vez ya no haya otra oportunidad para el astro de Aragua. Aunque hay casos de jugadores que salen y regresan al Comité de Veteranos, no es una buena señal que le dejaran fuera a priori esta vez. Por eso cae esta nueva lágrima por el Rey David.

Columna publicada por El Nacional, el domingo 10 de diciembre de 2017. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

Compartir:

8 comentarios :

  1. Ignacio. Realmente los número de Edgar Martinez son para estar en el Salón de la Fama. Comparé sus número con los de Andrés Galarraga y el nuestro lo supera en muchos renglones. Crees que puedes darnos alguna luz con respecto a eso. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo amigo, y para completar martinez no tiene números a la defensiva. Un designado tiene que tener los números de David Ortiz para entrar

      Eliminar
    2. Jhonathan, compara los promedios de Edgar y el Gato, su superioridad es abrumadora. Del mismo modo, los picos de Edgar fueron más constantes y Galarraga fue primera base, tampoco es que su aporte con el guante fue tan crucial como alguien en la línea central o incluso tercera base, por ejemplo.

      El Gato es uno de mis favoritos. Pero Edgar es un claro candidato, muy por arriba del nuestro. Él y Ortiz merecen entrar, y así como creo que un especialista de la defensiva merece entrar, como Concepción, lo mismo opino de alguien que básicamente sea bateador designado.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Este articulo es interesante al respecto de los SS en el HOF y señala detalles de la época de Concepción que no son muy conocidos

    https://deadspin.com/two-unrecognized-hall-of-fame-shortstops-1640079170/amp

    Aqui un extracto de este artículo "A journalist at The Economist magazine, Dan Rosenheck, has presented a great deal of evidence that the replacement level for shortstops in Concepcion's prime (the 1970s) was at an historic low. This would suggest that his value compared to replacement-level shortstops of his time was greater than shown on WAR websites. In addition, DRA (particularly the post-Wizardry version of DRA) indicates Concepcion's fielding is undervalued by the WAR websites, so an open-source version of WAR applying Rosenheck's analysis of replacement levels and DRA on defense could demonstrate that Concepcion was closer to an MVP-level player at his peak and an All-Star quality player during his non-peak prime."

    ResponderEliminar
  3. Amigo Cuadra, sinceramente, el artículo por usted aludido es extraordinario. Más científico imposible. Lástima que no deja muy bien parado a Omar Vizquel. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, igualmente un cordial saludo para ud!

      Eliminar
    2. Súper interesante el trabajo en Deadspin, César, gracias por pasarlo. Lo uso en mi columna de mañana superficialmente, pero voy a buscar más en ese sentido.

      Eliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes