Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

domingo, 5 de agosto de 2018

Johan Santana sobre el beisbol: "Llega la hora de cerrar este capítulo"

El astro merideño se retira. Reconoció por primera vez que le toca abrir capítulos nuevos en su vida, cerrando el que le dio reconocimiento y fama: su brillante paso por los diamantes

Foto Mariana Guzmán
Por Ignacio Serrano
El Nacional

El zurdo venezolano Johan Santana, que durante más de un lustro ha intentado concretar su regreso al beisbol activo, negándose a concebir públicamente la idea del retiro, anunció este sábado que su deseo de subir a la lomita una vez más ya quedo fuera de su alcance, lo que abre paso a su retiro oficial del beisbol activo.

El Gocho no usó inicialmente los tiempos verbales que emplearía quien está convencido del todo con la idea del adiós, pero reconoció que "lo que fue, fue" y habló de cerrar definitivamente su capítulo como pelotero, que comenzó a finales del siglo pasado, cuando fue firmado por Andrés Reiner para los Astros d Houston y los Navegantes del Magallanes.

Santana abrió su corazón ante la periodista Mariana Guzmán, única reportera venezolana presente en el acto de exaltación del merideño al Salón de la Fama de los Mellizos de Minnesita.

“Me encuentro ya prácticamente del otro lado de mi carrera”, declaró el nativo de Tovar en Minnesota, minutos antes de aceptar su inmortalidad deportiva.  “Lo que fue, fue, y estoy feliz de todo lo que he conseguido. Pero creo que está llegando la hora de que cerremos este capítulo y abramos uno nuevo”.

Horas después, delante de la afición de su ex equipo, admitió que el paso al costado es un hecho.

"Para aceptar este honor", dijo sobre hacer el lanzamiento ceremonial previo al choque sabatino contra los Reales, "debo aceptar que estoy oficialmente retirado. Por eso, quisiera invitar a mi hijo a ser él quien me haga ese pitcheo a mí".

Santana se resistió en enero a aceptar por fin la idea de que no volverá a jugar beisbol profesionalmente. Fue su última postura en público sobre el tema y ocurrió al ser contactado por el diario St. Paul Pioneer Press, tras conocerse la noticia sobre su elección para el Salón de la Fama de los gemelos.

El tirador andino luchaba contra los estragos que el esfuerzo y las lesiones hicieron en su cuerpo, incluso, a pesar de haber pasado ya por la planilla de votación de Cooperstown, una muestra inicial, junto a esta de los Mellizos, de que en el beisbol organizado ya había reconocido el fin de su trayecto.

Es necesario tener cinco años fuera para ser elegible a Cooperstown.

Las cosas, sin embargo, también evolucionaron para él, al punto de tocarle la hora de aceptar que llegó el momento de colgar los spikes.

El merideño intentó ponerse a punto para lanzar una vez más con el Magallanes en las campañas 2016-2017 y 2017-2018, pero el hombro izquierdo, dos veces operado de la cápsula anterior, no le ha respondido desde 2014, cuando se recuperó de la rotura del tendón de Aquiles.

Aquella lesión en el tobillo frustró lo que parecía un regreso exitoso con los Orioles de Baltimore, pues al ocurrir se encontraba en su última apertura de rehabilitación en las Menores.

Versión ampliada de la nota publicada en El Nacional, el domingo 5 de agosto de 2018.


Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario