Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

lunes, 16 de julio de 2018

Luis Alexander Basabe dejó huella con su descomunal jonrón

El patrullero Luis Alexander Basabe, uno de los seis peloteros venezolanos que formaron parte del Juego de Futuras Estrellas en el Nationals Park de Washington, hizo historia este domingo debido al descomunal jonrón que largó.

Basabe disparó un vuelacercas ante Hunter Greene, un pitcher con bola de fuego, que le lanzó una recta de 102,3 millas por hora que el prospecto de los Medias Blancas de Chicago devolvió a 104,5 millas por hora por el jardín derecho.

Nadie había sacudido un cuadrangular ante una lisa de tal velocidad en el choque de los mejores talentos emergentes del beisbol organizado.

Resaltó MLB Pipeline que en las Grandes Ligas únicamente se han conectado dos bambinazos ante rectas similares o más potentes en los últimos 11 años. Los consiguieron Rafael Devers (ante Aroldis Chapman, a 102,8 millas por hora, en 2017) y Kurt Suzuki (también contra Chapman, a 102,6, en 2016.

La pelota golpeada por Basabe recorrió 404 pies, pero la velocidad de salida fue la de un rayo, máxime tratándose de un muchacho con 21 años de edad, recién subido a Doble A.

“Fue divertido ver eso”, sonrió el manager David Ortiz, entrevistado por el sitio MLB.com.

“Estaba nervioso, pero respiré profundo y salí a batear”, relató Basabe. “Me dijeron que fue un lanzamiento de 102 millas por hora, pero le pude poner el bate. No me sorprendió, porque tengo fuerza, pero (ante un pitcheo así) tienes que hacer las cosas a la perfección. Sólo pensé: haz swing rápido y ponle la parte gruesa del bate”.

Greene es uno de los principales prospectos del pitcheo actual y reconoció lo hecho por su rival.

“Me quito el sombrero ante este tipo, es un gran pelotero”, señaló el serpentinero. “Eso fue realmente impresionante”.

Basabe empieza a ganar nombre, tras llegar a los patiblancos como una pieza extra en el cambio por Chris Sale en el que el infielder cubano Yoán Moncada fue la pieza principal. Hasta ahora, voló debajo del radar.

“Me gusta que haya sido así, porque si no se fijan mucho en mí, cuando haga mis cosas, se sorprenderán”, dijo el merideño nacido en El Vigía, que en la LVBP pertenece a los Leones del Caracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario