Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

domingo, 1 de julio de 2018

Gleyber Torres se estrena como 4° bate ante Boston y es un caso único

El novato Gleyber Torres fue alineado por el manager Aaron Boone como cuarto bate por primera vez en su carrera en las Grandes Ligas y se convirtió así en el primer venezolano que ocupa ese puesto en el orden en un duelo contra los Medias Rojas de Boston, la mayor rivalidad del beisbol.

Torres se fue de 4-1 en el encuentro, que terminaron ganando los patirrojos en el atiborrado Yankee Stadium, 11 carreras por 0. Pero su ubicación en el medio del lineup no fue casual, a pesar de su edad —tiene 21 años de nacido— y su inexperiencia —está en su primera zafra arriba—.

El debutante caraqueño, que apenas ha disputado 59 encuentros en la gran carpa, tiene promedios de .288/.342/.543 y su slugging únicamente es superado por el de Aaron Judge entre los titulares de los Bombarderos del Bronx.

Es apenas la quinta vez que un criollo es puesto como el barrebases de los Yanquis al inicio de un compromiso, sin importar el rival, lo que resalta la decisión de Boone y lo difícil que esto ha sido para los nativos, dado el cúmulo de estrellas que han desfilado por esa divisa.

Bob Abreu fue el primero y lo hizo dos veces, en 2006. Martín Prado le emuló, también dos veces, en 2014.

Tres venezolanos han sido cuartos bateadores en alineaciones titulares de los Medias Rojas en este tipo de encuentros ante los mulos: Antonio Armas (25 veces), Víctor Martínez (tres) y Pablo Sandoval (una).

Torres es el más joven de los seis. Pero no es el cuarto bate más joven de Venezuela, un privilegio que permanece en Miguel Cabrera, con 20 años y 162 días de nacido, de acuerdo con el motor de búsqueda de Baseball Reference. El capitalino tiene 21 y 199. Pablo Sandoval lo hizo con 22 años y 27 días.

El criollo con más edad como barrebases ha sido Andrés Galarraga, a los 42 años y 101 días.

Revisa otras noticias de los grandeligas venezolanos haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario