Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

martes, 17 de julio de 2018

Es hora de votar por Leonardo Hernández

El emergente
Ignacio Serrano

Hagamos un ejercicio de imaginación.

Usted recibe la boleta de votación para el Salón de la Fama y se encuentra con un postulado cuya principal virtud, dicen, es la ofensiva. Cuando busca las estadísticas históricas, se encuentra con que el toletero en cuestión sólo jugó 13 temporadas y ocupa el lugar 83 de todos los tiempos entre los máximos jonroneros, está en la casilla 50 entre los empujadores, en el peldaño 98 entre los anotadores y comparte la plaza 211 entre quienes han dado más tubeyes. Es un jardinero, así que está obligado a poner números con el madero. Nunca ganó el Guante de Oro y promedió dos bases robadas por temporada. ¿Votaría usted por ese jugador?

Quizás lo descarte a priori. O es posible que pida más información. En las Grandes Ligas existe suficiente data y es fácil conseguir argumentos adicionales. Además, ese pelotero jugó entre 1936 y 1951, se perdió varias temporadas por la Segunda Guerra Mundial y tras su retiro vio a muchos grandeligas rebasar sus cifras.

Hablamos de Joe DiMaggio. Indiscutible inmortal.

El Yankee Clipper es un merecido integrante de Cooperstown. Asistió al Juego de Estrellas en sus 13 campañas, sin excepción, y en 12 recibió votos para el Más Valioso. Únicamente disparó 361 cuadrangulares y 389 dobletes, estafó 30 cojines y ligó 2.214 hits. Si fuera solamente por esos guarismos, debería devolver la placa. Pero la trayectoria de un pelotero debe evaluarse en el contexto de su tiempo, lo que había pasado antes de su llegada y el impacto que causó en su era.

La LVBP no ofrece los recursos que tenemos a la mano para reconstruir el camino de un jugador. Muchos votantes para nuestro Salón de la Fama nunca vieron jugar a algunos candidatos. Nuestra base estadística es limitada. Ni siquiera existe información sobre cuántos juegos de estrellas tiene cada quien (cuando ese dato era importante) o cuántas veces fue votado en los principales premios anuales. Apenas disponemos de sus averages y acumulados en algunos departamentos, totales que han sido eclipsados por el paso de los años.

Esa es la razón que explica la injusticia por la que nuevamente escribimos de Leonardo Hernández.

El ex antesalista de los Leones, Tigres y Caribes muestra registros que hoy pueden parecer discretos. Pero la tarea de un analista es sobreponerse a esas carencias, poder mirar atrás y manejar el contexto.

Volvamos a trazar la raya en el momento de su retiro y veamos quién era en 1994, cuando dijo adiós.

Se despidió con 72 cuadrangulares en la LVBP, sólo superado por Antonio Armas. Sumó 416 empujadas, más que Armas y apenas por detrás de Víctor Davalillo y Camaleón García. Largó 155 tubeyes, a la zaga de Davalillo, Camaleón y César Tovar. Acumuló 74 robos, entonces en el puesto 13 de todos los tiempos, y fue el primero en nuestro beisbol con 70 estafas y 70 vuelacercas, algo que después ha sido emulado únicamente por Robert Pérez y José Castillo.

Scouts, directivos y ex peloteros recuerdan su buen guante y potente brazo. Hablamos de alguien que lució cuatro de cinco herramientas durante casi dos décadas, que se marchó como uno de los mejores de la historia y que todavía no consigue entrar a nuestro Salón de la Fama.

Hace un año le faltaron solamente tres votos. Tenemos la oportunidad de terminar con esa injusticia ya.

Méritos indiscutibles
En la LVBP
Primero con 70 cuadrangulares y 70 robos (sólo otros dos lo han hecho)
Segundo mayor jonronero al momento de su retiro
Tercero en impulsadas al momento de su retiro
Cuarto en tubeyes al momento de su retiro
Cuarto en extrabases al momento de su retiro
Quinto en bases alcanzadas al momento de su retiro
Sólido defensor en la tercera base  
Disputó 8 postemporadas y 7 finales
Formó parte de 3 equipos campeones
Estuvo activo entre 1978 y 1994

En la MLB
Sólo 7 venezolanos jugaron en Grandes Ligas en su año de debut, 1982
Sólo 12 venezolanos jugaron en las Grandes Ligas en su última campaña, 1986

Columna publicada en El Nacional, el martes 17 de julio de 2018. 

16 comentarios:

  1. HAY QUE HACER JUSTICIA Y LOS PERIODISTAS DEPORTIVOS DEBEN DARLE SU APOYO A ESTE FUTURO MIEMBRO DEL SALON DE LA FAMA DE EL BEISBOL EN VENEZUELA.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda un grande entre los grandes. Leonardo merece estar en el salón de la fama desde hace tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Honor a quien Honor merece..Leo debe estar en el Salon de la Fama sin mas dilacion.

    ResponderEliminar
  4. Es bueno saber quiénes son los contrincantes. Saludos

    ResponderEliminar
  5. tienes los numeros y lo dejo todo en el terreno de juego y pese a ser gordito le ponia un mundo corriendo bases

    ResponderEliminar
  6. Leonardo Herenández fue un slugger en todo el sentido de la palabra. Tenía poder, promedio al bate, un brazo de antesalista y era una muralla en la tercera base. El mayor error del Caracas fue haberlo cambiado en las postrimerías de su carrera. Debe ocupar un lugar en el salón de la fama. Sin dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe que lo contradiga amigo Humberto, pero cuando Leonardo llegó a los tigres no estaba en las postrimerías de su carrera, todo lo contrario, estaba en lo mejor de sus condiciones. De hecho, sus mejores años los vivió con los tigres

      Eliminar
    2. Aún recuerdo ese cambio.. fue por Héctor Rincones y Nelson Garcia

      Eliminar
    3. Postrimerias? Si con los TIG tuvo sus mejores nros

      Eliminar
  7. Leo leo. Lo llamaban gay. No se ni me importa. No soy homofobico pero jugaba a eso

    ResponderEliminar
  8. Debe sin duda tener un puesto en los inmortales de nuestra pelota; excelente pelotero y mejor persona; tengo la dicha de conocerlo personalmente y la exaltación sería algo increíble para él saludos

    ResponderEliminar
  9. ese sr unknown deberian de lavarle el cerebro es un pervertidoooo sera que no se ha dado cuenta que esta es una pagina de deportes y no para dar opiniones que no son acordes con esta pagina pero todo viene tambien por culpa de quienes se ponen ha hablar de politica y escribir cosas que no aplican para esta pagina en lo deportivo puedo decir que muchos de los que ya estan alli no posen numeros mejores que los de leonardo Hernandez y si no lo creen revisen apoyo al señor ignasio cuando dice que apoya a L.H saludos y feliz dia

    ResponderEliminar
  10. Soy cardenalero pero reconocemos que el Sr Leonardo Hernandez era uno de los pocos que jugaba la tercera con excelencia y ademas al bate era un peligro, era un show en el plato interactuando con el público, recuerden que Venezuela no se ha caracterizado por tener abundancia en la tercera base, primero fue Camaleon Garcia(años 50-60),luego Leonardo Hernandez en los años 80 y 90 un 3b puro que a pesar de tener una discreta actuacion en grandes ligas con los Orioles, triunfó en Venezuela con Leones y Tigres. Hasta en la actualidad cuesta conseguir terceras bases puros, Sandoval,Prado y otros han jugado la posición pero son utilitys, solo Eugenio Suarez tiene un presente y futuro muy prometedor en la posición. Leonardo Hernandez deberia ser exaltado este mismo año

    ResponderEliminar
  11. Por supuesto que apoyamos totalmente la exaltación de este supertigrero. Pero también debemos exigir a esta directiva el juego homenaje a "EL MATADOR", muchas alegrias nos regalo en momentos que el equipo estaba muy alicaído.

    ResponderEliminar
  12. Por supuesto que apoyamos totalmente la exaltación de este supertigrero. Pero también debemos exigir a esta directiva el juego homenaje a "EL MATADOR", muchas alegrias nos regalo en momentos que el equipo estaba muy alicaído.

    ResponderEliminar
  13. Soy fanático de Leones y hay cambios que uno no entiende porque los hacen, como salen de peloteros tan buenos o que quieren al equipo, creo que Caracas siempre ha sido especialista hacer cambios y salir perdiendo, entre esos esta el caso de Leonardo Hernández.

    Lo cambiaron joven, en su mejor momento y hay que aceptar que sus mejores años y mejores números fueron con Aragua(esto lo digo porque alguien comento que estaba en las postrimerías cuando llego a los tigres, revisen la página pelotabinaria.com.ve), tenía alrededor de 25-26 años cuando paso eso, de paso no entiendo como aún no ha sido elegido al Salón de la Fama en Venezuela si dejo tan buenos números, para completar se retiro joven y si hubiera jugado unos dos o tres años mas tuviera mejores números.

    ResponderEliminar