Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

miércoles, 24 de enero de 2018

Lecciones de los playoffs

El emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para jonathan albaladejo magallanesEsta semana termina la temporada 2017-2018. Se acerca el tiempo de ir evaluando lo visto en este campeonato. Aquí van algunas ideas.

Las ligas de México y República Dominicana han seguido el ejemplo de Venezuela con las adiciones y sustituciones a partir de peloteros pertenecientes a los equipos eliminados. Pero esos países han ido un paso más allá: han convertido el draft en parte del espectáculo.

Tanto la LMP como Lidom organizan transmisiones de radio y televisión, que siguen en vivo el proceso de escogencia de los clubes clasificados. Es una idea inspirada en lo que pasa en Estados Unidos, donde el sorteo colegial se ha convertido en un atractivo show de gran calidad informativa, donde incluso hablan los gerentes y los jugadores seleccionados.

En nuestro país existe una única iniciativa semejante, la del programa El Cerrador, que se transmite por Unión Radio Deportes. Sin embargo, al ser un esfuerzo independiente, sin la bendición de la LVBP, choca con las dificultades de los demás medios: carencia de simultaneidad con lo que está sucediendo y muchos vacíos informativos.

El beisbol local ha estado a la vanguardia del Caribe en los años recientes, en cuanto a innovaciones y alardes de modernidad. Las repeticiones de TV, las guías de medios (hoy desaparecidas, salvo por el caso de Cardenales), las mejoras en los parques, el programa antidopaje, los boletos intencionales, el código de ética y las sustituciones fueron iniciativas que desde el extranjero han visto y con frecuencia han imitado. ¿Por qué no emular acá, de ahora en adelante, ese buen ejemplo de hacer parte del espectáculo la realización de cada draft?

Varias veces se ha planteado desde los medios. Ojalá el próximo 30 de diciembre sea realidad. La afición va a disfrutarlo y la LVBP, como industria, crecerá unos centímetros más.

Es menester, también, considerar la posibilidad de reescribir las condiciones de campeonato en lo ateniente a las sustituciones y refuerzos.

Este año ocurrieron dos irregularidades. A pesar de los precedentes y de estar así estipulado en la norma, se permitió que dos equipos, Aragua y Magallanes, realizaran cambios alegando lesiones, sin que tales problemas físicos fueran verificados por un médico independiente.

Ya en el pasado sucedió así y por ello se decidió que, para evitar suspicacias, sería necesaria una evaluación por parte de la liga, a fin de constatar la realidad del problema de salud. Quizás Rafael Cova y Jonathan Albaladejo estaban imposibilitados de continuar, como alegaron Tigres y Navegantes, pero debe cumplirse con la regla que garantiza el juego limpio y la igualdad de condiciones. Si no, cada quien podría cambiar a sus sustitutos a diario, según su conveniencia.

Es importante, también, dejar en claro lo que también era un precedente y por algún motivo desconocido no quedó escrito esta vez: si el lesionado es un pelotero salido del primer draft, no puede ser reemplazado por alguien del segundo draft. Aceptar eso fue permitir que una novena hiciera dos sustituciones en el sorteo de la semifinal, contra una sola que hicieron los demás.

Para evitar esto, años atrás se acordó que cada lesionado sería suplantado por alguien de las listas correspondientes a la ronda exacta en la que estuvo disponible. Aprender del pasado y cambiar para mejor.

Columna publicada en El Nacional, el miércoles 24 de enero de 2018. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

No hay comentarios:

Publicar un comentario