Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

miércoles, 3 de enero de 2018

La ruleta de los playoffs

El emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para ildemaro vargas¿Notaron la diferencia? Las condiciones de campeonato obligan en esta temporada a depender del talento propio y de la habilidad de cada gerencia en el extranjero, no del draft de adiciones y sustituciones. Es un cambio drástico respecto al pasado y decidirá la suerte de los seis protagonistas de los playoffs en la LVBP.

Sólo hubo una adición y una sustitución en el sorteo del 30 de diciembre. Antes de las semifinales será una sustitución más. Y otra para la final. No más adiciones. Pocas caras nuevas en cada roster.

Atrás quedaron aquellas jornadas con cuatro turnos de escogencia y dos más en las siguientes instancias. República Dominicana y México son los mayores proveedores hoy, lo que implica un riesgo.

Veamos el caso de Quisqueya. Quedaron fuera dos elencos. Los cuatro clasificados tenían derecho a hacer ocho selecciones cada uno, para 32 en total. En definitiva, los mejores 30 peloteros de los Toros y los Azucareros pasaron a sus pares, ¿cuántos realmente en buenas condiciones quedaron disponibles para Venezuela?

Esa es la razón por la que vemos a tantos dominicanos llegar con numeritos de miedo, en el peor sentido. Pitchers con efectividades sobre cinco o seis puntos, bateadores con pocos hits y menos extrabases.

Hay excepciones. Fautino De Los Santos lanzó bien en Lidom, por ejemplo, y Dustin Martin conectó para buenos promedios en la LMP. ¿Cómo le irá a los demás?

Todo cuenta en los playoffs. Zulia supo utilizar cada draft para añadir peso en enero pasado, rumbo al título. Pero Aragua no habría ganado el torneo anterior a ese sin el quisqueyano Alfredo Marte ni el azteca Jorge Vásquez. Cada adquisición puede ser esa pieza que faltaba.

Cardenales y Caribes llegaron a esta recta final con el mejor impulso. Lara ha jugado a ritmo casi imparable desde mediados de noviembre, pero Anzoátegui también. De hecho, sólo los pájaros rojos ganaron tanto desde que la tribu salió de su slump inicial en la eliminatoria.

Los crepusculares tuvieron el segundo mejor pitcheo colectivo, con tres abridores de siete victorias y un bullpen que será mejor con De Los Santos, el zurdo Scott Maine y dos iniciadores convertidos en relevistas intermedios. Si sobreviven a la lesión de Alejandro De Aza y la marcha de Chuck Taylor, para lo que tienen muy buenos bates, deberían obtener esta vez mejor resultado ante las Águilas, luego de ser barridos hace un año.

Los rapaces llegan a enero con menos potencia que 12 meses atrás. No tienen a varios de esos bigleaguers que entonces fueron cruciales, aunque hicieron bien al tomar al productivo Cade Gotta. Su suerte, como posiblemente la del Magallanes y Caracas, estará atada a lo que hagan los abridores, flanco débil de las tres divisas y también de Anzoátegui, aunque estos y los Eternos Rivales lo han cubierto con una explosión ofensiva, mientras que los zulianos se basan en su carácter irreductible.

Aragua parece el club más balanceado, junto a Lara. Ese lineup de la eliminatoria tiene ahora a los grandeligas Ramón Flores, Renato Núñez, Hernán Pérez y al Novato del Año de la justa anterior, Carlos Tocci. Con abridores sólidos y un restructurado bullpen, tienen herramientas para plantarle cara a los Leones, a Cardenales o a quien sea, aunque estas sean series cortas, una ruleta que a menudo trae emociones y sorpresas.

Columna publicada por El Nacional, el miércoles 3 de enero de 2018. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

No hay comentarios:

Publicar un comentario