Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

jueves, 19 de octubre de 2017

¿Quién es el próximo? ¿Vizquel, Velandia o Guillén?

El Emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para ozzie guillenEl nombre de Omar Vizquel fue puesto sobre la mesa por la gerencia de Detroit, en su búsqueda de manager para 2018. El de Oswaldo Guillén fue sugerido por varios medios estadounidenses, con el ánimo de que termine de una buena vez su desempleo en las Grandes Ligas. ¿Qué opciones tienen de ser los elegidos?

No solamente los felinos, también los Mets, los Filis, los Medias Rojas buscan timonel. Son muchos puestos vacantes. Y también van a nombrar varios coaches de banca.

Vizquel ya fue entrevistado. Guillén no ha recibido llamadas. Sólo queda esperar para saber el final del cuento.

Ser parte de los candidatos oficiales no es, claro está, una garantía. Alfredo Pedrique fue entrevistado por los Diamondbacks en 2004, para ver si pasaba de interino a titular, y de nuevo estuvo entre los nominados para conducir a los Astros algunos años después, sin conseguir esos trabajos.

A Eduardo Pérez le ocurrió primero con los Indios y más recientemente con los Bravos. No era su momento.

La lista que maneja el alto mando de los bengalíes sugiere que tampoco podría ser el tiempo de Vizquel. No sólo aparecen instructores de corta trayectoria, como él; también fueron incluidos varios ex managers con seductor historial, como Ron Gardenhire y Fredi González, y candidatos que en el pasado han sido señalados como futuros pilotos de fuste, como Sandy Alomar.

El caraqueño parece ser bien visto, pero todavía sin el currículo incontestable para dar el próximo paso. Es verdad que Guillén tampoco lo tenía cuando convenció a Jerry Reinsdorf de darle la conducción de los Medias Blancas, pero recordemos que su relación personal con el dueño de esa divisa fue crucial en su inicial nombramiento.

¿Cómo sumará esa experiencia Vizquel? Parece que como coach, ojalá que pronto de banca y no sólo en primera base. Habría sido interesante verle curtirse al frente del Caracas, pero declinó la oferta de los melenudos.

Lo de Guillén sorprende. No tanto porque esté sin equipo desde hace más de un lustro, sino porque año tras año ningún elenco lo llama. Está bien, su temporada con los Marlins fue una pesadilla, pero ya debería estar claro que pagó el castigo de su exceso verbal.

Analistas de periódicos tanto nacionales como locales de Estados Unidos plantean abiertamente que merece otra oportunidad. Detroit o Filadelfia, conjuntos en reconstrucción, podrían nutrirse especialmente del conocimiento y liderazgo del mirandino.

Quizás al perfil de ambos le falte ese componente tan buscado hoy: joven (ambos lo son), dinámico (también), motivadores (dándole el beneficio de la duda a Vizquel) y actualizados en el manejo del nuevo análisis… mmm.

Ese último punto es una deuda de ambos, como también de Pérez. Los 30 equipos, hasta el demodé Filadelfia, han asumido el nuevo análisis del juego como parte del día a día. Y eso nos lleva a Jorge Velandia.

Dicen las versiones llegadas del norte que los Filis ven todo eso en Velandia, lo que debería ser un aviso para sus compatriotas. No basta el ángel, ya ni siquiera bastan el amor o conocimiento del juego. Terry Francona y Joe Maddon tendrán algún día un lugar en el Salón de la Fama porque se adaptaron a los nuevos tiempos y se pusieron en la primera fila.

El próximo piloto criollo en las Mayores tendrá que tener eso, también.

Columna publicada por El Nacional, el jueves 19 de octubre de 2017. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

No hay comentarios:

Publicar un comentario