Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

domingo, 13 de agosto de 2017

¿Planificar la LVBP? ¿Y para qué?

El Emergente
Ignacio Serrano

Los equipos que hacen vida en el beisbol venezolano están dando noticias. Sus representantes han viajado a Estados Unidos, para conversar con sus peloteros y buscar importados.

En medio de la peor crisis económica, social y política que ha vivido nuestro país en más de un siglo, entre protestas de todo tipo y una brutal represión, con la peor inflación del mundo por cuarto año consecutivo, decenas de asesinados por sus ideas políticas y miles de muertos por causa de la desatada criminalidad, la LVBP se esfuerza por llevar adelante la próxima temporada, pautada para comenzar el 10 de octubre.

¿Por qué?, preguntan algunos. ¿Cómo es posible que sigan con sus planes? ¿Cómo es que no se plantea la cancelación del campeonato? Es algo que incluso han propuesto dos o tres grandeligas criollos y algún técnico de trayectoria: que no haya beisbol.

Es un tema tan complejo como difícil de abordar. Pero hay que hablar de ese elefante parado en medio de la sala.

Digamos primero que las gerencias de las divisas hacen bien. No hay forma de saber si la asfixiante realidad de hoy seguirá igual dentro de dos meses. ¿Cómo asegurar, en esta montaña rusa, que las condiciones no cambiarán? La crisis económica no se aliviará en tan breve plazo, pero es imposible aseverar que la situación política será igual o peor. ¿No dicen las encuestas más serias que 80 por ciento de la población quiere cambio? Eso es demasiada gente como para que no ocurra algún día.

Las escuadras no pueden ponerse en pausa hasta entonces, porque la preparación de un campeonato conlleva siete meses, precisamente el tiempo que va desde el fin de la Serie del Caribe hasta el comienzo de la pretemporada. Hay demasiadas cosas que cuadrar: hoteles, viajes, medios de transporte, contratar empleados a tiempo parcial, búsqueda del financiamiento, trámites con el gobierno, asegurar a los peloteros y muchísimo más. Si esa labor no empieza en febrero y no se realiza de modo ininterrumpido, no hay forma de estar listos cuando toque.

Pero pongamos que todo sigue igual. ¿No es preferible cancelar? Los estadios seguirán vacíos, como están los bolsillos. Conseguir patrocinio ha sido cuesta arriba. Y algunos afirman que no hay ánimo para circo (ya sabemos que pan no hay).

Hagamos tres consideraciones al respecto.

Primero: ¿por qué el beisbol tendría que bajar la santamaría, pero no los cines, los canales de TV, las cableras, los teatros, los parques temáticos, los centros comerciales y demás alternativas de entretenimiento pagado o gratuito? ¿Qué hace diferente al deporte de los diamantes?

¿Acaso quienes proponen parar la liga ya no salen de vez en cuando a comer algo por allí, ya no disfrutan de una serie o de una película? ¿Renunciaron a toda manera de entretenimiento familiar o personal? Quizás sí lo hayan hecho, pero es improbable. Es injusto medir la pelota con una vara distinta a las demás formas de esparcimiento, a las que no se les pide el mismo sacrificio.

Segundo: entretenerse en estos tiempos duros es también una forma de resistencia. La alternativa es la depresión o mucho peor. Se puede buscar una Venezuela más justa en el día y descansar con los hijos o los amigos en la noche, compartiendo un juego de pelota, así como a veces seguimos yendo al cine, viendo tele o paseando por un centro comercial.

Tercero: la LVBP es una industria como cualquier otra. Una enorme industria, pues miles de familias humildes dependen del ingreso que les genera durante cinco meses. Son vendedores de tostones o refrescos, cocineros, choferes, buhoneros, personal de limpieza y seguridad, empleados de oficina, jóvenes jugadores, cuidacuartos, batboys, coaches, modestos emprendedores y muchos, muchos más. Es inmensa la cantidad de gente que come gracias al pasatiempo nacional.

Sí, en estas condiciones se venderán menos entradas y costará muchísimo tomar una cerveza en el estadio, como cuesta tomarla en casa. Pero el torneo también se vive en las transmisiones de radio y TV, que son gratuitas y compensan con creces.

Una de nuestras luchas es por un país que genere empleo y progreso. Y eso ha sido, durante más de siete décadas, nuestro beisbol.

Versión ampliada de la columna publicada en El Nacional, el domingo 13 de agosto de 2017.

13 comentarios:

  1. Felicitaciones Eduardo por plasmar con claridad la diatriba desde diferentes puntos de vista de hacer el campeonato o no....como siempre con respeto pero sin renunciar a tu punto de vista, el cual suscribo en cada letra del articulo por estar totalmente de acuerdo, por artículos como este , por la información de primera mano y por tu cuidado de retirar los mensajes que no guarden respeto que en ocasiones se cuelan por este espacio ; es que te seguimos con carácter de preferencia por medio de este blog y Twitter. ....bendiciones en tu labor...un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No dejas de tener razón amigo Ignacio, pero si se quiere hacer el campeonato que sea con $ a precio Dicom. No puedo aceptar que se usen $ a 10 cuando no los hay para medicinas. Muchos venezolanos mueren de todas las edades por falta de
    Ínsumos médicos. Si eso implica que no vengan importados, pues asi debería ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si se hacen con dolares Dicom, habrá medicinas?, por que no las hay en la temporada muerta?

      Eliminar
  3. En estos dos meses pueden ocurrir muchas cosas. Si se ven mejorías en nuestro país es imperativo tener nuestro pasatiempo Nacional para levantar el ánimo del pueblo, de lo contrario es mejor cancelar la temporada

    ResponderEliminar
  4. Creo que esta es una oportunidad para que la LVBP cambie de modelo. Con la situación economica, las dificultades logisticas y la incertidumbre general, hay cosas que deben mejorar Por ejemplo, me parece un sin sentido con las dificultades para conseguir divisas, importar peloteros. En la Liga Paralela hay bastante talento local y en general. Ha pasado y sigue pasando, peloteros jovenes que no tienen chance de jugar en LVBP, van al extranjero y cuando se desarrollan, es que los equipos locales los aprecian, para 'mejorar el espectaculo'. Cambiemos el paradigma que solo con importados y grandes ligas la gente va a los juegos.
    ¿Por qué no aprovechar para darle empleo a más jugadores locales? y que puedan darle un soporte a su familia, ahora que el país lo necesita.

    Por otro lado, se podria probar reducir el nro de juegos, espaciarlos para que de chance de resolver con holgura temas de traslado (que ya viene complicado hace varias temporadas). Es perdida de dinero y tiempo jugar un martes por ejemplo, con 1/4 del estadio lleno, cuando se puede enfocar todos los recursos para un viernes, sábado o feriado, donde la gente quizas tenga mas tiempo, medios de transporte y dinero para disponer.

    Para esto es necesario que los dueños de equipos salgan de la cueva que tienen en la cabeza, que cambien el calendario, las reglas de torneo. Por Cristo, no se puede llegar a jugar un septimo juego de una final faltando 2 dias para la Serie del Caribe, más ahora que hay problemas de vuelos, y no los hubiera tampoco es justificable. Tampoco se debe imitar modelos absurdos como el de la temporada pasada, mantener las cosas simples y funcionales. Una ronda regular con descanso por navidad-fin de año, que culmine en enero, y luego los mejores 4 a semifinales al mejor de 3, final al mejor de siete. Listo, sin tantas vueltas que solo generan juegos extras absurdos, gastos y decepción en los fanaticos.

    Si va haber beisbol este año, que sea para sembrar las bases de un nuevo beisbol venezolano, con esfuerzo, con pasión, pero tambien con austeridad e inteligencia. Los fanaticos lo sabremos apreciar.

    ResponderEliminar
  5. Gran artículo como siempre de Ignacio Serrano, si desperdicio, solo una humilde acotación, para peloteros, Coaches, narradores,etc, no hay nada peor que un juego sin fanáticos, se pierde la adrenalina, la emoción, el amor por el juego..así que amanecerá y veremos..

    ResponderEliminar
  6. Este tema es tan interesante como complejo de tocar, aun así has dado pinceladas a cada elemento con un toque reflexivo que te define! Excelente

    ResponderEliminar
  7. Amigo Gamboa, no se si habrá medicinas si no les dan $ a Bs. 10, pero es un problema de principios (en mi caso). No se justifica en ningún caso un $ a ese precio para un importado en un país que carece de todo. Como bien dice el amigo muchacho, se puede jugar sin importados y no va a pasar nada. En Puerto Rico por motivos económicos se ha dejado de jugar y no ha pasado nada.

    ResponderEliminar
  8. Ignacio, Cancelar la temporada no tiene sentido, pero si lo tenia recortarla, hacer la temporada regular de 6 semanas con 28 juegos (4 juegos contra cada equipo), justo de mediados de Noviembre a Diciembre, con la mejor calidad posible de jugadores. No tiene sentido una ronda eliminatoria de 63 juegos por equipo para eliminar 2 equipos y luego un largo proceso de semifinales. La ronda semifinal quizas podia haber sido de 5 equipos con el modelo round robin o de 2 semifinales con un maximo de 7 juegos cada una y una final con un maximo de 7 juegos. Las ventasjas: reduces el costo de alquiler del estadio, el costo de hoteles y traslados aereos y terrestres, haces mas manejable la inversion publicitaria. A nivel de entradas dejar las gradas gratis para no matar la aficion y congelar los precios dejando los de la temporada pasada para los juegos de fin de semana y a miad de precio ( o promociones 2x1, ladies night, juegos con patrocinantes que sean empresas que lleven a sus empleados, firma de autografos de jugadores insignia o historiocos del equipo, mas accion social, miniabonos de 4 juegos a eleccion del fanatico, etc). Lamentablemente el mercadeo deportivo no esta adaptado a tiempos de crisis, viven en una burbuja.

    ResponderEliminar
  9. Tu mostraste cifras de asistencia, tomo el ejemplo de Leones del Caracas la asistencia bajo 50% y estoy seguro que con en la temporada 2017-2018 difícilmente van a superar el promedio asistencia entre semana de 2500 personas y fines de semana no mayor a 5000 personas (no incluyendo juegos vs LG o Magallanes), ¿ tiene esto sentido?¿ como queda el inversor que trata de vender arepas, tequeños, pizza en el estadio, no lo estas estafando u obligando a vender por las nubes sus productos para no perder lo invertido? cuanto le va a costar a una familia llevar a los chamos al estadio a ver un juego? cuantas veces lo van a poder hacer en una temporada? Entiendo que tu vives del beisbol, entiendo que los periodistas deportivos , narradores, comentaristas viven del beisbol, pero es que ya ni siquiera hay prensa impresa deportiva, basicamente hay paginas web que son gratis al igual que la TV y la radio, para que vas a ir al estadio a gastar Bs 30.000 en cuatro entradas, ocho bebidas y una bolsa de golosinas que es lom menos que gastas si puedes verlo en casa. Pasara como con los DVR quemados o ver peliculas por internet vs ir al cine, o es que las salas de cine y teatro no han mermado su asistencia. ¿Como es posible que los horarios anunciados para los juegos los sabados en Caracas siga siendo 4 pm, saliendo a las 8 pm del estadio sigue siendo peligroso? ¿ les cuesta mucho pensar que regresar a los juegos a la 1 pm o a las 11 am pueda permitir que las familias vayan al estadio con "mas seguridd los fines de semana"?, mucho peor va a ser entre semana, es que no se les ocurrio comenzar los juegos a las 6 pm para ligar terminar el mismo a las 9 pm , ¿quien llega hoy en dia a su casa a las 10 pm entre semana?. Al menos los directivos del Caracas FC se les ocurrio la idea de dar entrada libre a la grada a la final del torneo apertura y fue la unica forma de mostrar una cara decente para un estadio en una final, a ese juego fueron los que nunca fueron en toda la temporada. Eso demuestra que la aficion puede seguir existiendo pero no se puede ser obuso en materia de asistencia a los estadios. Las cervezas que se venden en el estadio no se le venden a las sillas vacias, se le venden a los que van al estadio, de lo contrario va a ser mucho mas facil para el fanatico ir a un sport bar en un lugar seguro que ir a un estadio en una zona que cada vez es mas insegura. El beisbol es un pasatiempo para muchos de los venezolanos, pero es un negocio para el dueño del equipo , haganlo rentable !! , es un negocio para el dueño del estadio , para el franquiciado de ventas de comidas, para el el buhonero que vende camisas, para el señor que vende cerveza, pero estoy seguro que no va a ser negocio para el revendedor de entradas, pues los estadios estaran vacios, sobre todo para los equipos que tengan un bajo nivel de competitividad. En lo particular ire a un juego, un dia de fin de semana, en Noviembre o Diciembre para no romper la cadena de temporadas asistiendo al estadio.

    ResponderEliminar
  10. Me parece un absurdo luego de tantas muertes y carencia en GENERAL en este pais, se le otorge aunque sea un $ para traer a un importado que no sabes si te va a rendir lo que necesitas. Estamos a tiempo de de retificar, pero el venezolano es asi cada quien vela lo suyo. Para mi no deberiamos tener liga. Un pueblo que olvida facil. LA LUCHA DE POCOS ES LA LIBERTAD DE MUCHOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno sería que tus opiniones fueran con nombre y apellido. Desde el anonimato, amigo, amiga, se puede decir cualquier cosa. De pronto si escribieras con tu identidad, tus amigos y conocidos podrían decir: él o ella es consistente con lo que escribe, o en cambio decir: él o ella igual sigue yendo al cine de vez en cuando (y el cine también recibe dólares, como lo piden, y con mucho derecho, todas las actividades privadas comerciales, y sin embargo, aunque sigue yendo al cine y ve TV por cableras que también compran dólares preferenciales al gobierno, le pide a la industria del beisbol que cierre sus puertas.
      No comparto tu punto, pero lo respeto. Lo que no entiendo y respeto menos es el anonimato.

      Eliminar