viernes, 25 de agosto de 2017

El expulsado Cabrera: “Le dije a Romine que se calmara y él me insultó”

El inicialista venezolano de los Tigres de Detroit explicó las causas de la tángana que protagonizó contra los Yanquis de Nueva York este jueves, en el Comerica Park

New York Yankees v Detroit Tigers
Zimbio.com
Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El slugger venezolano Miguel Cabrera, protagonista de una pelea este jueves, en el Comerica Park, se mostró desapasionado después del encuentro contra los Yanquis de Nueva York, al explicar las razones por las que se fue a las manos con el receptor Austin Romine, precipitando la tángana y su expulsión del juego.

“Le dije que se calmara y él me salió con una grosería”, declaró Cabrera al diario Detroit Free Press y a otros medios de comunicación, al relatar el episodio en el que casi recibió un pelotazo y que le llevó a encarar a Romine, quien a su vez le soltó algo de inmediato que en TV no quedó claro.

“Yo le dije: ‘Está bien que defiendan a Gary Sánchez, puedo agarrar mi pelotazo’. Pero él me dijo que no tenía que hablar un (carrizo) conmigo. Él primero empezó a hablar y argüir con el umpire y fue cuando le dije que todo estaba bien, que se calmara”.

El árbitro era precisamente otro venezolano, Carlos Torres, a quien le tocó lidiar con la expulsión de su compatriota, de Romine y de otros miembros de los Yanquis y los Tigres de Detroit.


Sánchez fue golpeado previamente y había un warning en ambas cuevas. Cuando Cabrera fue a batear, vio pasar un pitcheo de Tommy Kahnle detrás de su cuerpo, en lo que parecía ser un intento de darle un bolazo ex profeso, como a propósito pareció el previo de Michael Fullmer a Sánchez, y Torres de inmediato expulsó al lanzador. Entonces, Romine le indicó algo al juez barquisimetano y el bateador aragüeño intervino.

“Le dije que OK, que no había rollo, que se tranquilizara”, siguió relatando el inicialista de los felinos. “Él me gritó que no tenía nada que hablar conmigo. Entonces le pregunté: ‘¿Tú quieres pelear?’. Y él me preguntó: ‘¿Por qué?’. ‘Bueno, porque te estoy diciendo que no tengo problema, trato de bajar la tensión en la situación y tú te las das de duro”. Entonces me dijo: ‘Así soy, es mi vida, ¿tú quieres?’, y bueno, así pasó todo”.

Los dos terminaron en el suelo, porque el catcher terminó tacleándolo, y decenas de peloteros se vieron envueltos, algunos en actitud agresiva.

Cabrera, Kahnle, Romine y el manager neoyorquino Joe Girardi fueron enviados a las duchas en ese sexto inning. Pero luego, en el séptimo, Dellin Betances golpeó en la cabeza a James McCann, precipitando su propia expulsión y la del coach Rob Thompson, quien actuaba como sustituto de Romine.

Alex Wilson, relevista de los bengalíes, le dio entonces un pelotazo en la cadera a Todd Frazier en el octavo pasaje, en aparente nueva retaliación, y Torres tuvo esta vez que sacar del juego a Wilson y al piloto Brad Ausmus.

La agitada tarde, en la que los Tigres finalmente cantaron victoria, no terminó allí, pues las cámaras captaron luego una discusión en el dugout de Detroit entre Justin Verlander y su compañero Víctor Martínez.

Ese epílogo nació cuando Verlander le reclamó a V-Mart que estuviera parado junto a Sánchez en el terreno y el antesalista Nick Castellanos también terció algo, tras lo cual el guayanés intentó encimarse hacia ambos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario