jueves, 20 de julio de 2017

Miguel Cabrera como pieza de cambio

El Emergente
Ignacio Serrano

Detroit Tigers v Kansas City Royals
Zimbio.com
Los Tigres comenzaron el tantas veces postergado proceso de reestructuración. ¿Les toca despedirse de Miguel Cabrera?

Vayamos más lento.

Cabrera es el nombre más importante en el roster de los felinos. Más importante, incluso, que Justin Verlander, pese a ser Verlander un as que ha hecho toda su carrera en Detroit. No es poca cosa tener la etiqueta de “futuro miembro del Salón de la Fama”, como afirman del venezolano.

Es esa especial dimensión la que hace que el nombre del aragüeño surja en las especulaciones. Por eso, el inicialista confesó hace días que están un poco hastiados en la cueva, ante los rumores sin concreción. Por eso, el ex astro Alex Rodríguez, devenido comentarista, sugirió que los Medias Rojas deberían ir detrás del slugger. Por eso, hasta el diario español AS dedicó una nota al toletero derecho en su página web.

Es muy probable que Cabrera continúe en la Ciudad del Motor después del 31 de julio, cuando termina el lapso para realizar cambios sin la obligación de pasar por waivers. Hay razones para considerar muy difícil de mover su contrato. Pero el mercado tiene sus giros, y un madero como el suyo no deja de ser atrayente. Habrá que esperar.

Sí está claro que marca un rumbo nuevo para todos en la franquicia el cambio que envió a Arizona al cubano J.D. Martínez, viejo conocido de nuestra pelota, que probablemente inflará su slugging en el volátil Chase Field, tras poner siempre buenos números en el difícil Comerica Park.

Martínez puede declararse agente libre en noviembre. Aspira a un pacto multimillonario y multianual. Era el principal candidato a abandonar a los bengalíes. Otros deberían seguirle.

La prensa especula con nombres importantes, como Verlander, el cerrador Justin Wilson, el camarero Ian Kinsler, el campocorto José Iglesias, el receptor Alex Ávila, hijo del mismísimo gerente general Al Ávila… y Cabrera, claro está.

La voz del alto mando ya sugirió en el pasado que, en caso de llegar el día de la reconstrucción, nadie sería intocable. Y ese día llegó, con los rayados en el último lugar de su división.

Cabrera no está en su mejor temporada, con todo y sus 45 empujadas. Son apenas 15 dobles y tan sólo 12 jonrones. Su OPS está por debajo de .800 por primera vez en su carrera. Las nuevas herramientas de análisis permiten ser optimistas, al probar que sigue bateando con fuerza la pelota, pero los números no actúan en consecuencia y eso afecta su valor de mercado.

Ha estado jugando lastimado. La espalda, la ingle, las piernas, los tobillos en algún momento han sido motivo de atención de los trainers. Eso lo saben los potenciales compradores y también impacta en su valor.

El tamaño de su contrato igualmente parece decisivo. Tiene vigencia hasta 2023, con extensiones por 2024 y 2025, y estamos hablando de 30 millones de dólares anuales.

Son condiciones muy complejas, que hacen realmente difícil esta transacción. Incluso, si Boston lo quisiera, ¿qué debe entregar Dave Dombrowski para que Detroit cargue con buena parte de ese salario? O si no, ¿está dispuesto a tomar toda la deuda, y estarían los Tigres dispuestos a recibir prácticamente nada a cambio?

Son demasiados condicionantes.

Es más probable que Cabrera siga en su actual hogar, y que el próximo proyecto de los felinos le tenga como figura central.

Columna publicada en El Nacional, el jueves 20 de julio de 2017.

4 comentarios:

  1. Pienso que más que el dinero, el verdadero problema sería los recurrentes problemas fisicos que lo han afectado recienteme. pues de estar sano y rindiendo en su máxima compacidad, ningún equipo contenedor, y de mercado amplio, dudaría en hacerse de sus servicios, negociando con. Detroit parte de su contrato

    ResponderEliminar
  2. Pienso que más que el dinero, el verdadero problema sería los recurrentes problemas fisicos que lo han afectado recienteme. pues de estar sano y rindiendo en su máxima compacidad, ningún equipo contenedor, y de mercado amplio, dudaría en hacerse de sus servicios, negociando con. Detroit parte de su contrato

    ResponderEliminar
  3. Cuando a un pelotero de la edad y problemas físicos de Cabrera se le debe tanto dinero es muy difícil cambiarlo, por más potencial que se sepa que todavía le queda

    ResponderEliminar
  4. No se cual sea el contrato de Victor Martinez, pero lo ideal es q Detroit haga su nuevo proyecto alrededor de Cabrera y este pase a ser el Bateador designado del equipo. con eso le alivias la carga fisica y quizas deje de lesionarse tanto. Saludos.

    ResponderEliminar