jueves, 8 de junio de 2017

Y hablando de jonrones…

El Emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para andres galarraga rockiesCarlos González pasó a ocupar en solitario la cuarta plaza de todos los tiempos entre los jonroneros de los Rockies de Colorado, esta semana. ¿Existe algún venezolano mejor ubicado en alguna divisa?

Andrés Galarraga se despidió como el número uno de los propios rocosos, cuando se declaró agente libre, a finales de 1997. Sumaba 172, la cifra que hoy le da la sexta plaza, y se mantuvo en el tope hasta 1999, cuando fue superado por el mexicano Vinicio Castilla, primero, y semanas después por Dante Bichette.

Miguel Cabrera está un poco mejor ubicado que CarGo, pero todavía no llega tan alto como estuvo el Gato en su momento. Al escribir estas líneas, tenía 313 con los Tigres de Detroit, tercero en la franquicia, aunque ciertamente candidato a llegar pronto a la cima.

Norm Cash, una leyenda en la Ciudad del Motor, disparó 373 con los bengalíes. Le supera solamente el inmortal Al Kaline, con 399. Dependiendo del ritmo, y suponiendo que no será cambiado de equipo, debería pisarle los talones a Kaline dentro de unas tres temporadas.

El propio Cabrera dejó  su nombre escrito en los anales de su anterior escuadra. Cuando terminó su ciclo con los Marlins de Florida, hoy de Miami, tenía 138 cuadrangulares. Aquello fue en 2007 y únicamente Mike Lowell estaba por arriba de él, con 143.

El aragüeño todavía ocupa el quinto peldaño en la historia de los peces. Giancarlo Stanton, con 223, está en lo más alto. Pero eso nos deja un hallazgo feliz: el slugger de Maracay es el único criollo que aparece entre los cinco mejores en dos escuadras diferentes.

Antonio Armas estuvo con los Atléticos de Oakland hasta 1982. Conectó 111 vuelacercas. Eso le dejó en la undécima casilla, al declararse en libertad. Pero es posible aplicar la lupa, porque la franquicia comenzó en Filadelfia, pasó por Kansas City y terminó en la Bahía de San Francisco, donde está hoy. Pues bien, el toletero de Puerto Píritu era el quinto en el capítulo de Oakland, al momento de su partida a otra ciudad.

Hay más. Magglio Ordóñez sacó 187 pelotas del parque con su primera organización, los Medias Blancas de Chicago. Salió de la Ciudad de los Vientos después de la zafra de 2004, en el cuarto puesto, y hoy todavía figura en el quinto, siempre con el inmortal Frank Thomas en el techo.

También Bob Abreu merece una mención. Cuando fue cambiado a los Yanquis de Nueva York, en 2006, había conectado 195 bambinazos con los Filis de Filadelfia. Eso le tenía en la séptima posición en la centenaria historia de los cuáqueros, aunque hoy ha resbalado hasta el undécimo escaño.

Esta búsqueda, aunque parezca increíble, comenzó con una interrogante aparentemente inconexa de Omer Muñoz. El ex coach de los patiblancos nos preguntó si hay algún nativo con 100 jonrones en las Mayores y en Japón. Combinamos eso con el tablazo que CarGo dio el martes y ¡voilá!

Pero nos falta lo otro: relacionar la MLB con la NPB.

José Celestino López es venezolano con la mejor combinación. Sacó 92 pelotas en la gran carpa y lleva 110 en suelo nipón. Los demás no tuvieron mayor oportunidad en las Grandes Ligas. Roberto Petagine sumó 12 en las Mayores, igual que Alex Ramírez; Alex Cabrera dio 5, mientras que Robert Marcano y Ernesto Mejía, enviados al Lejano Oriente desde Triple A, nunca pudieron actuar en la MLB.

Publicado en El Nacional, el jueves 8 de junio de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario