Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

viernes, 30 de junio de 2017

Cuidar a Antonio Senzatela

El Emergente
Ignacio Serrano

Arizona Diamondbacks v Colorado Rockies
Zimbio.com
Antonio Senzatela ganó en abril el premio Novato del Mes en la Liga Nacional, lanzó adecuadamente en mayo y se desplomó en junio. ¿Cansancio? ¿Espejismo? ¿El efecto Coors Field? ¿Casualidad?

Puede que haya ocurrido un poco de todo eso y algo más.

Senzatela conquistó en buena lid el apelativo de novato sensación. Tenía 3.54 de efectividad el 6 de junio y disputaba con el mismísimo Clayton Kershaw el liderato de victorias del viejo circuito. Por eso, algunos se sorprendieron con su mudanza al bullpen, decidida por el manager Bud Black.

¿Exageraron, los Rockies? ¿No fue apresurado mover a quien fue, durante semanas, uno de los mejores brazos de su staff?

El derecho es muy joven. Sus 9 triunfos antes de la mitad de campaña, récord para un abridor venezolano, ocultan la realidad de sus 22 años de edad. En un lapso de cinco presentaciones, recibió 25 carreras merecidas en 26 entradas y un tercio, con ocho cuadrangulares. Está claro que algo andaba mal. Al regresar Jon Gray desde la lista de incapacitados, parecía natural darle una pausa y permitirle buscar correctivos como relevista.

Black atajó de inmediato las especulaciones y aseveró que la medida es transitoria, que fue tomada como precaución, tratando de limitar el trabajo de alguien que, a fin de cuentas, apenas es un muchacho.

Ese argumento es un segundo punto a favor del movimiento. Senzatela apenas tiene seis zafras como profesional y en total ha lanzado 601 actos y dos tercios, a un promedio de 100 por campaña. En 2016, debido a una lesión, únicamente tiró 34 pasajes y dos tercios. Tiene sentido administrarlo.

Esto no es nuevo. Muchas organizaciones buscan hoy limitar grandes saltos entre el desempeño de uno y otro campeonato en los pitchers más noveles. Era cuestión de tiempo que le ocurriera a un criollo, y las circunstancias parecían aconsejar a los rocosos el poner la pausa ya.

Su notable accionar en los primeros dos meses también pudiera haber encerrado un pequeño engaño, sin llegar a ser un espejismo. Después de todo, no es común ver a un serpentinero de esa divisa con 2.81 de efectividad, como fue en abril. Lo que nos lleva al Coors Field y al factor casualidad. Sí, quizás hubiera algo de eso en su férreo dominio en Denver, donde la pelota vuelta y los monticulistas sufren. Ahora, después de dos duros comienzos en su casa, tiene 4.79 de promedio allí, contra 4.50 en la carretera.

El beisbol es un deporte que se mide en el largo plazo, que se nutre de altos y bajos. Senzatela va a mejorar los registros de junio, porque es mucho mejor que lo visto recientemente. Creció como un sólido prospecto en las granjas de su divisa, y aunque adelantó la fecha de su graduación, ha mantenido el control sobre la zona de strike y su capacidad para forzar roletazos. Lo suyo no es un golpe de suerte. No de balde su caso recuerda tanto al de Géremi González, que prometía un mundo al llegar a la MLB, antes de lesionarse.

Así que esta parece una pausa necesaria. Como igual le tocaría en septiembre, mejor hacerlo ahora, que parecía necesitar aire.

Falta ver cuándo mandarán a parar a su compatriota Germán Márquez. También tiene 22 años de edad y también ha lanzado 585 innings en seis justas, aunque, a diferencia de Senzatela, pasó de 98 a 139 y luego a 166 episodios en las últimas tres temporadas.

Publicado en El Nacional, el viernes 30 de junio de 2017.

1 comentario:

  1. Muy inteligente la medida tomada por Colorado. Es un lanzador muy joven y con esa cantidad de innings lanzados en 6 años y a tan corta edad resulta prudente cuidar un brazo tan prometedor.

    ResponderEliminar