Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

sábado, 29 de abril de 2017

En busca de los próximos grandeligas, segunda parte

El Emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para ildemaro vargas
Ildemaro Vargas
En una primera columna, ayer, mencionamos a seis venezolanos que este año deberían jugar por primera vez en las Grandes Ligas: Franklin Barreto, Gleyber Torres, Anthony Santander, Breyvic Valera, Luis Ysla y hasta Alex Monsalve, quien, aunque no sea visto como prospecto, puede ser una de las sorpresas en 2017.

Hoy agregaremos algunos nombres más a esa lista de posibles nuevos bigleaguers.

Ildemaro Vargas es un buen candidato. El infielder puede jugar en varias posiciones del cuadro, ya está protegido en el roster de 40 y es un buen bateador.

Vargas se encuentra en Triple A, lo que casi es requisito para el ascenso, y ha comenzado con buen pie, con .294 de average y .730 de OPS. Pertenece a los Diamondbacks, es reserva de los Cardenales de Lara en la LVBP y pareciera ser un caso muy semejante al de su compañero de dobleplays en Barquisimeto, Juniel Querecuto, llamado en 2016 por los Rays cuando las lesiones arriba obligaron a buscar ayuda en las menores.

Samir Duéñez todavía no ha cautivado a los extraños, pero en Kansas City están encantados. Tiene obstáculos que vencer: juega mayormente en la primera base, apenas cumplirá 21 años de edad en junio y está en Doble A. Pero también puntos a su favor.

Es un estupendo toletero. Dicen los Reales que su futuro en la gran carpa luce cantado. Comenzó con una línea de .329/.380/.562 con Arkansas y suma 23 empujadas en 18 encuentros.

Una clave para presumir el destino de este magallanero está en Eric Hosmer. El inicialista de los monarcas se declarará agente libre al finalizar la Serie Mundial, a menos que ocurra una improbable extensión de contrato. No es descabellado que suban a Duéñez en la segunda mitad de 2017, para probarlo, si las actuales condiciones se mantienen.

Yender Cáramo y Humberto Arteaga son compañeros del primera base tanto en el norte como en Venezuela. Ambos estuvieron muy bien en el último Spring Training y permanecieron en el campo de entrenamientos grandes hasta una semana antes del Día Inaugural.

Cáramo es lanzador, puede abrir o relevar, aunque ha empezado este torneo en el bullpen. Pasa por horas bajas, con 5.65 de efectividad, pero su recorrido en las menores ha sido impecable, pertenece a una organización que empezó a renovar su roster y ya se encuentra en la antesala de la MLB, a un paso de la meta.

Arteaga es infielder y su guante es excepcional, dicen los evaluadores. Es shortstop natural, aunque puede cubrir la segunda. Su defecto es el bate. Se parece un poco a José Rondón, que ya se graduó la campaña pasada, aunque todavía está a la zaga con el madero. Como se encuentra en Doble A, podría necesitar más tiempo abajo. O no.

Agregaremos hoy un quinto nombre, para llegar a 11 en esta serie de columnas: Carlos Alvarado. Es verdad que no está en el roster de 40, pero su recorrido en las granjas ha sido bueno y milita en una organización, San Francisco, que no teme dar oportunidades a pitchers aparentemente fuera del radar.

Alvarado fue cambiado por los Tiburones de La Guaira a los Navegantes del Magallanes a finales de la última zafra local, es derecho y se encuentra en Doble A. Pero ojo, ya tiene 9 torneos de experiencia fuera del país, es un ponchador y empezó con 1.17 de efectividad. ¿Será su año?

Mañana completaremos la lista con algunos nombres más.

Publicado en El Nacional, el sábado 29 de abril de 2017.

1 comentario:

  1. Buenas Noches Ignacio cono ves los prospectos venezolanos para este 2 de julio?

    ResponderEliminar