viernes, 31 de marzo de 2017

El buen negocio de Texas… y de Rougned Odor

El Emergente
Ignacio Serrano

Division Series - Texas Rangers v Toronto Blue Jays - Game Three
Rougned Odor / Zimbio.com
Los Rangers no son desinteresados. El acuerdo por 49,5 millones de dólares garantizados con el venezolano Rougned Odor, que puede llegar a 63 millones, si se extiende hasta 2023, resulta obviamente beneficioso para los texanos, en caso de que el camarero mantenga su desarrollo como estrella ascendente en las Grandes Ligas.

Pero ojo, que no estamos ante el mismo contrato que en su momento firmaran Omar Vizquel con los Indios o Salvador Pérez con los Reales.

Odor va a recibir 9 millones de dólares en promedio durante siete temporadas. Eso casi duplica el salario medio en las Mayores. No es una cifra pequeña.

Las dos primeras zafras le permitirán ingresar 6 millones en total. No está mal. No pensemos solamente en los 33 jonrones que disparó en 2016, con sólo 22 años de nacido. Claro que su límite es el cielo. Esa cifra de cuadrangulares igualó un récord para bateadores criollos a esa edad, nada menos que en poder de Miguel Cabrera, y le sirvió para convertirse en el intermedista más joven con una cosecha tan importante de vuelacercas.

Supongamos que Odor llega a ser un toletero de 40 bambinazos, como en su momento otro segunda base de gran proyección ofensiva, Alfonso Soriano. Sus ingresos en los últimos tres campeonatos serían de 12, 12 y 13,5 millones de dólares, respectivamente. Pero como no tiene derecho de declararse agente libre antes de noviembre de 2021, su capacidad de negociación en ese primer período ya era reducida. Eso no se puede pasar por alto al pensar en la negociación.

Gracias al “sacrificio” que hará el toletero zurdo en la última parte del nuevo contrato, al darle a los vigilantes un convenio favorable a partir de 2022, garantizará 34,5 millones de dólares antes de esa fecha, lo que supera por mucho lo que en su momento con Cleveland pactaron Vizquel y Víctor Martínez, o Pérez con Kansas City.

¿Cuánto vale Odor? ¿Es posible creer que su rendimiento será muy superior a lo que acaba de rubricar?

Es imposible predecir con exactitud el futuro, pero se pueden analizar las pistas.

El nativo de Maracaibo, de hecho, tiene un perfil muy semejante al de Soriano, aunque no corre como él. Tiene gran potencial jonronero y tiene contacto aceptable, aunque su total de ponches creció en 2016. No es paciente en el home, como atestiguan estos dos datos: viene de tomar una base por bolas cada ocho encuentros y su promedio de embasado de por vida es .302, unos 30 puntos por debajo de la media en las Grandes Ligas.

Como el dominicano, quizás termine en otra posición. La mayoría de sus registros en la adulterina (índice UZR, carreras salvadas, WAR defensivo) están por debajo de la media en ambos circuitos.

Odor tiene un fuego especial, que le hace ser un pelotero sumamente combativo en el terreno. Su capacidad para pegarle duro a la pelota es especialmente notable, sobre todo entre sus colegas camareros. Los Rangers están apostando a ambas cosas, pensando en él como jugador franquicia y cuarto bate por varios años.

También están corriendo un riesgo. No es el caso de José Tábata con los Piratas, porque su talento ya ha dado buenos frutos, pero tiene margen de error en varias áreas.

Es, al final, una apuesta que puede ser beneficiosa para ambas partes, y todavía podría declararse agente libre a los 29 o 30 años de nacido.

Publicado en El Nacional, el viernes 31 de marzo de 2017.

4 comentarios:

  1. Mas allá de talento y la condiciones, al parecer Odor tiene madurez y no es cabeza loca. Luego del béisbol, crianza de caballos, lo cual puede mantenerlo lejos de una vida licenciosa. Un par de caballos de raza coronaron el contrato.

    ResponderEliminar
  2. Lo de combativo en el terreno también aplica en su capacidad para pegarle duro a sus colegas contrarios. Parafraseando un poco tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Trata de no hacerle ese burdo comentario de frente! Aunque no creo seas capaz, con la pegada que tiene!

    ResponderEliminar