Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

lunes, 13 de febrero de 2017

Lugares de entrenamiento en tiempo de crisis e inseguridad

Camino a las Grandes Ligas
Por Rhay Kepler

Entrenar hoy en día requiere resolver varias interrogantes antes de iniciar. Pudiésemos mencionar algunas:

Zona de entrenamiento (ubicación dentro del mapa de tu ciudad).

Modos de traslado hacia la zona (moverse en el servicio público de transporte, caminando o con carro propio).

Horario disponible de entrenamiento de ese lugar (horas en las que abre y cierra, o si es en la calle a horario libre).

Horas de menor riesgo por posibles robos (frecuencia de que haya otras personas presentes).

La primera idea que surge al hablar de preparación física aplicada al beisbol es buscar un campo de beisbol. Sin embargo, no todos vivimos cerca de uno.

Podemos ver algún colegio cercano, con espacios y zonas verdes, incluso con canchas y áreas comunes de esparcimiento cerca de la casa.

Para tomar la decisión acertada usaré una frase muy usada en la escuela, donde el maestro decía que la educación comienza en casa. Pues bien, en ese sentido te digo que el entrenamiento comienza en casa.

Usted me dirá: ¿cómo así?

Lo primero que debemos hacer es eliminar la idea de que entrenar es solo correr. Eso forma parte, pero no lo es todo.

Existen ejercicios que pueden hacerse en casa, bien sea copiados de YouTube, o bien sea planificados y dejados como tarea por el entrenador, o en su defecto usar el aporte que Camino a Las Grandes Ligas estará colocando pronto en su sitio web. La procedencia no importa. Si es un plan de entrenamiento de calidad y confiable, simplemente hágalo.

Dentro de los ejercicios que podemos hacer en casa están:

Ejercicios con ligas o bandas elásticas (si no tiene este material, en la próxima entrega le diré dónde conseguirla a precios muy económicos; se sorprenderá).

Abdominales y flexiones (algo súper común, aunque se deben dosificar adecuadamente).

Ejercicios de peso corporal con un TRX (existen TRX de fabricación casera; en la próxima entrega les diré cómo pueden hacerlo).

Ejercicios de postura corporal.

Ejercicios de coordinación.

Si usted empieza a entrenar en casa verá que necesitará pasar menos tiempo fuera de ella. Eso aumenta nuestra seguridad.

Ahora viene la otra parte, donde puedo mejorar mi resistencia y mi velocidad. Finalizadas las opciones dentro de casa, lo más cercano es la calle frente a mi casa.

Para los trabajos de resistencia existe algo llamado yo-yo test. Colocas una gorra como referencia o una piedra, caminas 20 pasos largos y colocas otra como segunda referencia. Realizarás idas y vueltas por tiempo. Cada ida y vuelta tiene 40 metros. Si haces 10 repeticiones, son 400 metros. Puedes hacer idas y vueltas desde una duración de 14 segundos hasta de 10 segundos. Claro está, esto se hace con un plan de trabajo que determina las repeticiones, pero es una buena opción.

Para los trabajos de velocidad, basta que tengas una cuadra. Debes contar 30-40 pasos y realizar tus sprints a máxima velocidad en ese espacio. Recuerda que, al igual que todo entrenamiento, debes tener una fase de calentamiento y un plan de entrenamiento que te guíe en el proceso.

Finalizadas las opciones dentro de casa y cerca de la casa, resta recordar que debe existir un colegio o escuela cerca del hogar. Organicen un grupo de niños, vayan varios representantes a consultar con el director, pidan una hora prestada al colegio en un lugar que no incomode las actividades de la institución.

Quizás esta última opción no sea tan viable en la vida agitada de una ciudad, pero tocar no es entrar. Tengo un familiar que vive en Caracas, a quien un colegio le alquiló un aula para dar sus clases dirigidas dentro de un horario determinado.

Finalmente, vayan a un parque. No dejen ir solos a sus hijos a estos espacios, por favor. Quien pueda estar antes de la práctica de beisbol y entrenarlos, perfecto. Quienes se puedan quedar después durante un ratico, igual está bien. Pero no todos podrán hacerlo juntos, hay compromisos diversos. Acepten la idea de que unos podrán en grupo y otros lo harán en forma individual. Pero siempre ten presente que se puede hacer algo.

Motívate, inspírate, coloca en YouTube un video que siempre veo cuando ando decaído. Está en ingles, pero tiene subtítulos en español: se llama How Bad Do You Wan It (Cuánto lo deseas). Si quieres, hazlo, apoya a tu hijo.

Cuando la crisis es el enemigo, no vale la frase de unirse, hay que combatir de forma inteligente, con la paciencia del desesperado, como dijera Rubén Blades en su famosa canción. Y sí, es cierto, es muy fácil escribirlo, pero es que el primer alimento ante la crisis es el alimento mental, entendiendo que estamos en ella y que debemos sobrevivirla.

¡Un gran Abrazo!

Rhay Kepler es preparador físico especializado en beisbol y experiencia con equipos de la LVBP. Cada semana desarrollará un nuevo tema en este sitio. Pero también puedes seguir su trabajo visitando sus plataformas en la red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario