Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

jueves, 12 de enero de 2017

Águilas va con su mejor arma: el pitcheo

Los rapaces reconocen el poderío de los Caribes, pero confían en sus capacidades 


Wilson Álvarez, coach de pitcheo de Águilas
Por Gerardo Boscán Villasmil
@GerardoBoscan

Águilas del Zulia barrió en cuatro compromisos a los Tigres de Aragua y fue el primero en avanzar a la semifinal de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Tuvieron cinco días de descanso, tiempo para hacer un análisis de los otros equipos que podrían jugar con ellos, y resultaron siendo los Caribes de Anzoátegui, uno de los equipos que mejor jugó en el Alfonso "Chico" Carrasquel y que mejor jugó contra los rapaces.

"Caribes es un equipo sumamente ofensivo, lo han demostrado a lo largo de la regular y ahora en los playoffs", reconoció Lipso Nava después del entrenamiento del miércoles, último de los rapaces en el estadio Luis Aparicio "El Grande", antes de salir a Puerto La Cruz. .

Los rapaces jugaron bajo la premisa del pitcheo y defensa para conseguir la meta que el año pasado les fue esquiva quedando eliminados. En estos playoffs no ha sido distinto, lo demostraron frente a los bengalíes al tener buen pitcheo abridor y mucho mejor cuerpo de relevistas al tolerar apenas dos carrera en 18.2 episodios.

"Los lanzadores tienen que ejecutar sus pitcheos. Seguir con el plan de atacar a los bateadores de una manera que nosotros sabemos, y jugar de la misma manera. Ningún rival en estas instancias de campeonato es presa fácil... Será una serie bastante interesante".

"Los muchachos están muy bien. Tenemos piezas para trabajar y pelear. Silvino Bracho será nuestro cerrador ahora que se fue Arcenio León. Tengo varios nombres y hombres con los que contar así que no estoy preocupado por lo que nos podría faltar o pudiese llegar", aportó Wilson Álvarez, coach de pitcheo de los

Los zulianos perdieron en las últimas dos semanas del campeonato regular el segundo puesto de la tabla de posiciones, precisamente frente a los orientales. Parte de esas caídas fue por falta de respuesta ofensiva y pitcheo consistente.

La llegada de José Tábata y Ronny Cedeño refrescó la alineación. Le quita un poco de presión a Reynaldo Rodríguez y José Pirela. También a Jesús Flores, ganador del Regreso del Año, con una producción de 29 impulsadas. También sumaron el madero de Jordany Valdespín.

"Aunado a eso, todo dependerá de la manera que podamos jugar. Si ejecutamos pitcheos y hacemos el béisbol inmaculado que hicimos contra los Tigres podrá favorecernos durante la serie", explicó Nava.

En el segundo draft de sustituciones los emplumados consiguieron mucha mayor profundidad con el madero de Endy Chávez, un madero con experiencia comprobada en la liga en la postemporada, con velocidad, contacto y una extraordinaria defensa. Un jugador con todas las características para estar en la parte alta de la alineación junto con Fredy Galvis.

"Conseguimos la profundidad que estábamos buscando desde el principio. Endy Chavez es un jugador ya probado en esta etapa, sabemos lo que puede hacer y cómo nos puede ayudar".

También sumaron a Misael Siverio, un abridor zurdo que lanzó de manera aceptable con los Tigres de Aragua y que no tuvieron los rapaces después de la salida del nicaragüense Carlos Teller.

Jugar en Puerto La Cruz, un escenario sumamente difícil para los rivales y un paraíso para la alineación dirigida por Omar López. Pero la tribu oriental tendrá ausencias. No contarán en los dos primeros encuentros con Alexi Amarista, tampoco contarán con Balbino Fuenmayor ni Orlando Arcia. Perdieron un brazo grandeliga como Jhoulys Chacín y tienen dudas acerca de su cuerpo de relevistas.

Los rapaces solo tienen la ausencia segura de Arcenio León y las limitaciones de Silvino Bracho quien tiene pasaje de ida a los Estados Unidos el próximo 25 de enero.

Sin embargo, eso no preocupa al mánager marabino. Tampoco el hecho de saber que los Caribes barrieron en los últimos cuatro juegos a los Tiburones de La Guaira con un auténtico "carro de leña".

"No me preocupo por el otro, nosotros también estamos inspirados. Según muchos otros nosotros no teníamos chance y nos ganarían en cinco juegos. Tenemos buena química, armonía. Dando los batazos claves y con un pitcheo magnífico, podemos estar peleando".

Probablemente, eso de lo que Nava habla de no haber sido favoritos pudiera ser clave al restarle algo de presión o atención a sus muchachos.

"Si nos equivocamos nos van a hacer año, ir hombre por hombre. Hemos demostrado que somos ofensivos. Que sea lo que dios quiera, pero vamos  salir a jugar duro".

EL DATO: El relevo zuliano tuvo una efectividad de 0.96 durante la postemporada. Solo un lanzador de los rapaces llegó al menos al sexto episodio durante la temporada en rol de abridor.

@GerardoBoscan

No hay comentarios:

Publicar un comentario