Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

sábado, 3 de diciembre de 2016

Miguel Cabrera habló, y dijo que sólo cumplió con su papel de capitán

El slugger venezolano relató este sábado cómo fue su papel en la solución del conflicto entre Omar Vizquel, manager de la Vinotinto, y Carlos Guillén, gerente general de la Selección Nacional

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Miguel Cabrera volvió al estadio José Pérez Colmenares de Maracay, esta vez para ver cómo centenares de niños participaban de su Miggy Ball, la campaña que ha emprendido para sembrar valores a través de la enseñanza y práctica del beisbol.

Es el fin del recorrido por este año. Su fundación ya realizó actividades en Caracas, Valencia y Maracaibo. Tenía, por supuesto, que cerrar en su casa, en Maracay.

Y los periodistas que asistieron a verle, claro, tenían que preguntarle por su papel protagónico en la solución del conflicto entre Omar Vizquel, manager de la Vinotinto, y Carlos Guillén, gerente general de la Selección Nacional.

Cabrera partió con ventaja, cuando empezó a averiguar lo que sucedía, en medio de rumores y pronunciamientos de grueso calibre. Después de todo, es amigo y ha sido compañero de ambos ex campocortos.

Aunque la razón principal de sus diligencias, dijo, fue cumplir simplemente con su rol de capitán de la escuadra que en marzo competirá en el Clásico Mundial.

“Siempre me mantuve firme en las decisiones de cada quien”, apuntó, citado por el periodista Andriw Sánchez, uno de los reporteros presentes en su rueda de prensa. “Porque soy venezolano, por los valores con que me criaron, me gusta respetar las decisiones que toma cada persona”.

“Pero mi puesto es apoyar a la selección de Venezuela para solucionar los problemas”, advirtió. “Para que todos estemos en la misma página y para ganar el Clásico, que es lo que todos queremos. Todos estamos entrenándonos y buscamos estar listos para hacer un buen papel”.

Cabrera reconoció que muchos colegas le contactaron, y él contactó a otros muchos.

“Solamente hice varias llamadas”, explicó.

Todo sucedió en paralelo al pronunciamiento que hicieron Félix Hernández, Víctor Martínez y varios más en Estados Unidos, en favor de Vizquel.

“Hablé con muchos jugadores, y con los que estaban reunidos en Miami”, prosiguió el aragüeño. “Respeté sus decisiones. Fue un gesto de valentía de ellos. Pero yo, como capitán del equipo, tenía que averiguar primero lo que estaba pasando”.

Y lo que estaba pasando “era un problema entre ellos, donde no estaba involucrada mucha gente, como lo hicieron hacer ver”, prosiguió. “Me escribían (diciendo) que tenía que pronunciarme, pero yo, como hombre, debía saber qué era lo que sucedía. Ellos vinieron y hablaron. (También) hablamos con MLB y con la Asociación de Peloteros, para buscarle una solución sana. Los problemas no se deben resolver en Twitter, sino en persona”.

Resuelta la crisis, toca pensar en el torneo.

“Lo importante es que todos nosotros estemos en un mismo plano”, subrayó. “Representamos a Venezuela y (la Vinotinto) es una institución nacional, que debemos respetar”.

Detroit ya discutió una propuesta de cambio por él
Miguel Cabrera admitió que ya los Tigres de Detroit han discutido al menos una propuesta de cambio por él, en medio de este nuevo panorama anunciado por el gerente general Al Ávila, que ha planteado la necesidad de reestructurar la nómina.

“Es una cosa muy difícil para mí y para mis compañeros”, confesó. “Ya recibimos la primera llamada, pues todos estamos en la lista de cambios”.

Recordó que él tiene derecho de veto, gracias a la regla 10-5, es decir, aquella que ampara a peloteros con al menos 10 años de servicio arriba y los últimos 5 con el mismo elenco.

 “Nos tienen que pedir permiso para llegar a un cambio y ya sucedió la primera llamada”, admitió. “Esperemos que no llegue la segunda, para aceptar el cambio”.

“Es algo que al principio me cayó mal, pues tengo tiempo jugando en la ciudad y me gusta hacerlo allí”, agregó. “Pero que todo sea por el bienestar del equipo. Ojalá que no ocurra, pero si me cambian, ojalá sea a un equipo bueno, donde pueda competir en los playoffs. Pero si el equipo y mi persona no salen beneficiados, prefiero quedarme en Detroit”.

Revisa otras noticias del Clásico Mundial de Beisbol haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

5 comentarios:

  1. Miguel Cabrera ha dado una muestra de madurez al investigar personalmente todos los detalles de este penoso asunto antes de hacer un pronunciamiento. Es una lección de como deben hacerse las cosas para sus ocho compañeros, que de seguro sin haberse cerciorado de nada, fijaron posición de manera apresurada. Por algo es el capitán y no un guerrillero. Buena esa Miguel!!

    ResponderEliminar
  2. Me quito el sombrero ante la actitud de Miguel Cabrera.

    ResponderEliminar
  3. Cabrera le da una lección a todos, incluyendo a directivos, técnicos, jugadores medios de comunicación y sobre todo a nosotros los aficionados.
    No sólo es un fenómeno con un bate, también acaba de demostrar que con el sentido común se logran grandes cosas. Y el (cabrera) nos ha enseñado un poco de su gran personalidad...

    ResponderEliminar
  4. Si los demás no se pronuncian Miguel no investiga nada, y el solo no iba a hacer y ser el equipo, eso privo!!

    ResponderEliminar
  5. Miguel Cabrera parece diplomatico con esas declaraciones tratando de tapar todo el polvorín q levantó la supuesta destitución de Vizquel a mi me parece q Carlos Guillen como Gerente de la seleccion Nacional de Beisbol se ha tomado un rol que no le pertenece pareciera que fuese juez y verdugo tomando decisiones que sólo él sabrá explicar porque hasta ahora no ha explicado con certitud con quién tomó la decisión de destituir a Vizquel porqué la notificación existió y la MLB lo comprobó ni cantiflas hubiese salido también de un enredo como este ahí está el detalle bueno...

    ResponderEliminar