sábado, 3 de diciembre de 2016

Cuando los peloteros dicen “No”

El Emergente
Ignacio Serrano

De todos los capítulos vistos en esta novela por entregas del Clásico Mundial de Beisbol, ninguno más peligroso que el ocurrido la tarde del jueves, cuando un grupo de peloteros planteó un ultimátum a raíz de la democión de Omar Vizquel como manager de la Vinotinto.

Una parte importante de la afición aplaudió el desafío. No es común que un jugador plante cara a las decisiones del alto mando, no digamos ya una decena.

No es la primera vez que eso ocurre. Causó revuelo cuando Magglio Ordóñez advirtió en 2009 que no iría al torneo si Luis Sojo se mantenía al frente de la divisa. Fue titular de primera plana y motivo de discusiones. Pero llegó la segunda edición de la competencia, Sojo estuvo allí y Ordóñez fue uno de sus outfielders.

Es muy posible que el aplauso en las redes sociales se debiera a la popularidad indiscutible de Vizquel. Pocos jugadores han sido más queridos en Venezuela, contando desde los tiempos del Chico Carrasquel, Vitico Davalillo o César Tovar.

La suya, además, es una carrera impecable. Jugó limpio y bien. Puso números extraordinarios. Deleitó a los amantes de la pelota con su defensa y siempre dejó con una sonrisa en el rostro a sus compatriotas, bien por su desempeño en el campo o por su colorida y abierta personalidad.

Eso explica la solidaridad, automática o no. Y está bien. Es lo humano. Como advirtió un colega hace dos noches, la mayoría de los integrantes de la preselección nacional crecieron viéndolo en la tele, admirando al Vizquel de los periódicos, de los 2.867 hits y los 11 guantes de oro.

Por eso salieron en su defensa. Es obvio que le aprecian. Él se ganó ese respeto.

El episodio, sin embargo, esconde un riesgo capital. Los peloteros, los atletas en general, asumen ciertas condiciones para jugar en un equipo o para formar parte de una Selección Nacional. Y no está entre sus prerrogativas el cuestionar a su alto mando.

Claro que se justifica el desconcierto de Félix Hernández y compañía. Ni siquiera los periodistas, incluso muchos allegados a las partes, tenían claro qué pasó entre Vizquel y Carlos Guillén, el gerente general de la Vinotinto.

Al no estar claro desde el inicio qué sucedió y por qué pasó, se abrió un campo fértil para las especulaciones. Se dijo de todo, incluyendo esas versiones falsas que inmiscuían la política o la relación del ex campocorto con Polar, como si medio equipo no estuviera patrocinado por marcas de esa empresa.

Es de entender que los peloteros hablaran, porque han caminado a ciegas, tratando de ver algo en medio de la oscuridad informativa. Pero en un caso futuro, convendría que moderaran su posición pública y gestionaran tras bastidores.

Claro que tienen derecho a estar en desacuerdo con el manager, el gerente o el alto mando en general. Por supuesto que pueden rehusarse a jugar allí donde no se sientan cómodos. Pero es difícil justificar que la pertenencia a un equipo o a una Selección Nacional quede sujeta públicamente a la presencia o a la salida de determinado personaje. Eso crea un ruido innecesario y abre una brecha peligrosa en la disciplina de la novena, cuyas repercusiones pudieran extenderse hasta el torneo, esta vez o en el futuro.

Ellos han visto muchas veces cómo despiden a pilotos por razones nimias y, sin embargo, han seguido adelante. Lo aceptan porque son profesionales. Y eso es parte de su rol. Para bien y para mal.

El papel que jugó Miguel Cabrera en la crisis es el mejor ejemplo: con bajo perfil, aseguran las fuentes, intervino para mediar y limar las asperezas. Ese, parece, fue el punto de inflexión para lograr un final feliz.

Publicado en El Nacional, el sábado 3 de diciembre de 2016.

19 comentarios:

  1. Esa es la actitud que se debe tomar para frenar la prepotencia y el hacer lo que le de la gana a ciertos personajes. Bravo por los peloteros. Ya basta de permitir abusos. Es un ejemplo de que las mayorías, sí están unidas, pueden contra cualquiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con el comentario que me antecede. No se trata de fijar una posición caprichosa acerca de un manager u otro; se trata de tener un postura firme ante una dirigencia prepotente que ha hecho lo que le ha dado la gana sin tomar En cuenta los principios básicos que deben regir cualquier gestión de gerencia eficiente y respetuosa. Es una veguenza lo que acaba de suceder. Pareció una novela barara o una columna de chepa candela. Es a ellos a quien habría que pedirles la renuncia. Saludos a toda la afición beisbolera de Venezuela.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el comentario que me antecede. No se trata de fijar una posición caprichosa acerca de un manager u otro; se trata de tener un postura firme ante una dirigencia prepotente que ha hecho lo que le ha dado la gana sin tomar En cuenta los principios básicos que deben regir cualquier gestión de gerencia eficiente y respetuosa. Es una veguenza lo que acaba de suceder. Pareció una novela barara o una columna de chepa candela. Es a ellos a quien habría que pedirles la renuncia. Saludos a toda la afición beisbolera de Venezuela.

      Eliminar
  2. Yo estoy de acuerdo con la actitud de los jugadores... No solamente porque Vizquel es su idolo y alguien a quien le brindan profundo respeto, solidaridad y fidelidad... Ya ellos, desde el prinicipio, habian conversado con Omar... Ya habia un plan de trabajo establecido... En resumen, habia un compromiso mutuo y con la Seleccion... Creo que no se puede comparar esta situacion con aquellos casos en los que la gerencia de un equipo de Grandes Ligas despide a un manager... No es lo mismo... Por supuesto que los jugadores aceptan esas situaciones en sus respectivos equipos... Pero este caso es absolutamente diferente... Ellos deben haber entendido que esta destitucion y la forma en que se hizo eran inaceptable, irrespetuosa y hasta humillante... Creo que tienen todo el derecho a protestar y a no quedarse callados ante una injusticia contra un ex-jugador que le dio todo al Baseball Venezolano y con una carrera impecable y digna (mi humilde opinion) de llegar al Hall de la Fama...

    ResponderEliminar
  3. El señor Omar Vizquel no tiene credenciales para ser el manager de esta selección, por la sencilla razón de que nunca ha ejercido esa función en equipo alguno. Deberían haber nombrado a un manager experimentado que en Venezuela sobran. Sus méritos en el beisbol son como jugador no como manager. El hecho de declarar sobre posibles alineaciones y rotaciones de pitcheo así lo demuestra. Nadie puede hablar de line up y rotación de un equipo que sólo exuste en el papel y no en la realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, lo que no comparto es por que después de nombrarlo manager lo vas a sacar sin dar ninguna explicación. Aunque ya sabemos porque lo quisieron sacar.

      Eliminar
    2. ES SEGURO QUE NUNCA HAS JUGADO BEISBOL ORGANIZADO... SER MANAGER NO ES SOLO TENER EXPERIENCIA... UNA DE LAS PRINCIPALES CARACTERISTICAS DE UN BUEN MANAGER ES SU RELACION CON LOS PELOTEROS Y ESTO QUE PASO TE DEMUESTRA QUE SE PARTIRAN EL PECHO POR EL... SI ES POR PERGAMINOS TENIA QUE SER OZZIE GUILLEN PERO POR CUESTIONES POLITICAS LO DEJARON A UN LADO... VIZQUEL ES EL MAS RESPTADO Y NO TE CREAS QUE NO TIENE EXPERIENCIA SON 33 AÑOS QUE LLEVA EN LOS TERRENOS Y ALLI ES QUE SE APRENDE DE VERDAD... DALLAS GREEN LLEVO A FILADELFIA A EL TITULO EN 1980 Y ERA SU PRIMER AÑO COMO MANAGER

      Eliminar
    3. Se. Medina soy el único Caraquista, caraqueño y venezolano a quien no le cae bien Vizquel. Sin embargo lo q una de estas selecciones necesita para ganar es "teamwork", disciplina y liderazgo, todo lo demás lo saben hace rato ellos más q bien. Es en esas 3 habilidades desde donde Vizquel puede aportar y lograr avanzar al equipo hasta la mismísima final del torneo. El manager de Corea lo logró cuando se coronaron, Luis Sojo falló GARRAFAENTE (con toda la experiencia q tenía) lo ha logrado Mile Matheny con San Luis y hasta Brad Ausmus con Detroit en su primer año como manager. Y todo a base de los 3 elementos q le nombre. Tengámosle fe porque tienen un trabuco como para ganar....

      Eliminar
    4. en Desacuerdo contigo Luis, Omar si tiene las Credenciales, primero: por lo vivido dentro de un campo de juego, segundo: por lo q significa Vizquel en Venezuela (Ídolo e imagen a seguir) tercero: por el liderazgo ascendente q tiene en cada pelotero q lo apoya como manager, cuarto:no tiene q haber sido manager anteriormente para encargarte de una selección, ya vizquel por lo planificado con cada pelotero q visito y le comunico sus objetivos y planes estableció la jerarquía, el liderazgo, el trabajo, la relaciones, y el ambiente propicio para formar la camaradería, la unidad y el trabajo de equipo para servirle mejor al país en el terreno... allí se resumen el buen curriculum q tiene Don Omar Vizquel

      Eliminar
    5. Imagino que no eres profesional ni técnico ni nada por el estilo y no aspiras a nada porque no tienes experiencia y no crees que puedas llevar a cabo lo que aspiras en la vida, es triste pero muchos no sentimos incapaces de tomar un sorbo de cerveza o de decirle algo a la vecina que nos gusta porque nunca hemos hecho eso! pero la vida siga..

      Eliminar
  4. Excelente Miguel cabrera ídolo en el terreno y un señor fuera del mismo. Esperemos todos podamos disfrutar de una actuación memorable por parte de la seleccion.

    ResponderEliminar
  5. mire amigo recuerde que está en Venezuela donde la política sobrepasó todos los límites y este episodio no quedó fuera de ello, un gobierno que se metió con lo mas sagrado que puede tener un país como el deporte, que lo politizó al máximo y que hizo que los deportistas lo catalogan de chavistas u opositores, esta tarea de seleccionar y conformar nuestra selección debió haber estado alejado de toda inclinación política y que tanto sector público como privados pujaran para el mejor resultados y no hubiesen llegado a este bochornoso tema

    ResponderEliminar
  6. Excelente análisis, y más aún la actuación de Miguel Cabrera como mediador. Lo que si queda evidente, más allá de la reacción de los peloteros, es lo perturbadora presencia de Carlos Guillén, tanto en la directiva de los Tigres como en la gerencia general de la selección. Por más que no se quiera elucubrar, el inmiscuye el factor político en el béisbol, llámese tema de patrocinios (sacó a Polar del José Pérez Colmenares y de la camiseta del equipo), el caso Alex Cabrera y, aunque se analice que no tiene que ver en este caso, lo de Omar Vizquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amigos les recuerdo quien es el equipo campeon que yo sepa no es magallanes y mucho menos los leones de cisnero son los tigres de aragua a y por cierto no quedamos campeon del caribe por un gafo caraquista que se le cayo una pelota en primera llamado felix perez

      Eliminar
  7. Excelente análisis, y más aún la actuación de Miguel Cabrera como mediador. Lo que si queda evidente, más allá de la reacción de los peloteros, es lo perturbadora presencia de Carlos Guillén, tanto en la directiva de los Tigres como en la gerencia general de la selección. Por más que no se quiera elucubrar, el inmiscuye el factor político en el béisbol, llámese tema de patrocinios (sacó a Polar del José Pérez Colmenares y de la camiseta del equipo), el caso Alex Cabrera y, aunque se analice que no tiene que ver en este caso, lo de Omar Vizquel

    ResponderEliminar
  8. El que no quiera jugar que no juegue y punto.

    ResponderEliminar