Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

lunes, 5 de diciembre de 2016

“Aprendimos con los Cachorros que nunca hay que entregarse”

Henry Blanco espera replicar en la LVBP el éxito que conoció en Chicago. El manager de los Bravos de Margarita sigue aprendiendo de Joe Maddon y espera aquí que el pitcheo conduzca a su equipo hacia la victoria


Por Ignacio Serrano
El Nacional

Henry Blanco deberá acostumbrarse a llegar tarde cada año a Margarita, para retomar su trabajo como manager de los Bravos. Le pasó el año pasado y de nuevo en 2016, siempre por el mismo motivo. Es una razón que no debería cambiar en el futuro inmediato: el éxito de los Cachorros de Chicago y su avance en los playoffs de las Grandes Ligas.

Importa poco. Aquello es la universidad que le ha dado a Blanco buena parte de las herramientas que hoy aplica, mientras conduce a los insulares en la lucha por el primer lugar de la tabla de posiciones en la LVBP.

-¿Cómo vivió el festejo de los aficionados en Chicago, tras ganar la Serie Mundial?
-No se puede comparar la fanaticada de los Cachorros con la de los Medias Blancas. Son muy diferentes. Y ganar para esa fanaticada, con ese trato que nos dan a los coaches y a los peloteros, eso es algo que no se ve en otra ciudad.

-¿Qué aprendizaje sumó este año?
-El nunca entregarse. Esa lección fue más grande este año que en los anteriores. Debes ser positivo y estar confiado en lo que haces. No es sencillo tomar una decisión en cuestión de segundos, y debes confiar en ti cuando lo haces. Todos sabemos la clase de manager que es Joe Maddon, las decisiones que toma, y siempre está ciento por ciento seguro de lo que está haciendo.

-Ganaron prácticamente de punta a punta. ¿Qué momento fue realmente difícil? ¿Estar abajo en la Serie Mundial?
-Ese fue uno, pero antes de eso, nunca pensamos que la serie (de campeonato) iba a estar 2-2 contra los Dodgers. No creíamos que llegaríamos a cinco juegos. Y teníamos que enfrentar a Clayton Kershaw, un pitcher con una calidad que todos conocen, aunque no tenía los días de descanso. Eso último nos ayudó. Sabíamos que iba a ser difícil, aunque no sentimos presión.

-Ustedes, los coaches, ¿también tuvieron su momento especial, como el discurso de Jason Heyward delante de sus compañeros, para inspirarlos en el séptimo juego de la Serie Mundial?
-Eso fue todo controlado por ellos. Nos enteramos a los dos días de haber ganado la serie. Fue lo que nos inspiró para vencer. Si no hubiese llovido, no habríamos ganado. Esa lluvia fue una bendición, lo dice todo el mundo. Permitió parar el juego para reflexionar, para permitir que volviéramos a sentirnos campeones. Y esas palabras de Heyward, obviamente, sirvieron; al inning siguiente, pudimos ganar.

-¿Hizo muchas locuras Maddon, este año?
-No mucho. Nos puso a usar vestimentas especiales, como el año anterior, y a veces llevaba a sus animales al clubhouse. Las mismas pequeñas cositas, sin tanta variedad esta vez, porque teníamos un mejor equipo que el año pasado y ya no era tan necesario mantenernos relajados.

-¿Y los vistió otra vez de súper héroes para viajar entre ciudad y ciudad?
-No, no, no. Nos hizo usar varios trajes, pero esta vez no el de súper héroes.

-¿Cómo ve la recta final de la LVBP? Todos los equipos se potencian, pero los Bravos seguirán más o menos con el mismo roster.
-Todos sabemos lo difícil que es jugar aquí en diciembre. Los equipos se refuerzan con sus grandeligas. Yo tengo dos que no van a participar, lamentablemente: Wilmer Flores y David Peralta, ambos por lesiones. Pero contamos con Elías Díaz y vamos a reforzar el pitcheo. Sin pitcheo, no se puede ganar en esta liga. Sabemos que tenemos un equipo joven, pero con talento.

Ahora Vinotinto
Henry Blanco es uno de los integrantes del cuerpo técnico de Omar Vizquel para el Clásico Mundial. Será el coach de bullpen, lo que le llevará a pedir autorización a los Cachorros de Chicago para apartarse de los oseznos y sumarse al staff de la Vinotinto.

Será su regreso a la Selección Nacional, de la que ya formó parte como jugador. Es el mismo camino que hace el propio Vizquel. Y es optimista.

“Tenemos grandes peloteros”, asegura. “Lo principal es la preparación. Si nos preparamos bien, vamos a hacer un gran papel en el Clásico Mundial”.

Publicado en El Nacional, el lunes 5 de diciembre de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario