martes, 15 de noviembre de 2016

Caracas en su laberinto

El Emergente
Ignacio Serrano

Los Leones del Caracas comenzaron la séptima semana en el último lugar de la tabla de posiciones. Completarán la primera mitad con más derrotas que victorias y fuera de los seis lugares que marcan la raya entre ir o no a los playoffs.

Una buena parte de la afición pide responsabilidades. ¿Quién tiene la culpa?, es la interrogante más frecuente. ¿El manager Alfredo Pedrique? ¿La gerencia? ¿Los peloteros? ¿Todas las anteriores?

Es la ansiedad natural causada por perder siete veces en un lapso de ocho encuentros. El lógico desasosiego generado por un staff de lanzadores en crisis, el slump de bates importantes y un desempeño defensivo lejano a lo ideal.

Los melenudos han recibido 194 carreras de sus adversarios, la mayor cantidad en el circuito. Han permitido 26 anotaciones inmerecidas, también la mayor cifra en la liga.

La ofensiva, pese a la sequía de Jesús Aguilar, Félix Pérez y Jesús Guzmán, ha aportado más de lo que parece. Sólo dos escuadras han pisado el plato más veces que los capitalinos, que son cuartos en average colectivo, en promedio de embasado y en OPS.

A los metropolitanos les ha faltado dar extrabases, sin embargo. Su producció se ha apoyado en exceso en la participación de chocadores como Harold Castro, Wilfrerdo Tovar o Javier Betancourt. Por ello, únicamente los Tigres de Aragua han sacado menos pelotas del parque, y aunque lideran la LVBP en tubeyes, tienen el antepenúltimo slugging, debido a esa carencia de jonrones.

Eso ha sido más chocante por el irregular desempeño del pitcheo y la defensa. Pero los maderos no son la causa de la crisis. Además, muchos de los que están dormidos despertarán, es la ley de los promedios, por lo que ese cuarto lugar colectivo incluso va a mejorar.

¿Están a tiempo los Leones de recoger las aguas y meterse en la clasificación?

Los males de la defensiva tienen dos causas. Una, usar a peloteros en posiciones que no son las suyas, y esa no tiene remedio; Castro y Yandy Díaz, por ejemplo, no son jardineros, lo cual ha quedado claro. La otra causa se puede remediar y es urgente: Caracas, y en especial los infielders y receptores, tienen que moderar sus yerros, o seguirán complicando a los serpentineros.

El pitcheo es otra historia. Los felinos tienen la peor efectividad colectiva, pero también, una vez discriminados los registros, tienen a los peores abridores y los peores relevistas hasta ahora.

¿Hubo un error al planificar la preparación? Quizás ello fue lo que motivó la salida del coach Jorge Córdova. Pero si fue así, la tarea (casi imposible) es corregir las cargas sobre la marcha.

La clave de todo está en la rotación. De nada sirve tener a los mejores relevistas si esos brazos se agotan con el exceso de trabajo, viniendo desde muy temprano cada noche, como ha sido hasta ahora. Ya se sabe: incluso los mejores lanzadores se extinguen cuando se les usa de más.

Los abridores deberían tener más innings acumulados que los relevistas. Es lo normal, suponiendo que trabajaran siempre el mínimo requerido de cinco actos. En cambio, sólo han recorrido 116.2 tramos, dejando 157.2 a los apagafuegos. Fatal.

Ese desequilibrio es la mayor causa de la crisis. Si la rotación no puede estabilizarse ya, los bomberos seguirán desgastándose y los resultados empeorarán.

¿Despedir a Pedrique? Es la salida fácil. Dice el lugar común que eso es más fácil que salir de 20 o 30 peloteros. Pero no hay disponible otro piloto tan apto, los jugadores son los verdaderos responsables hasta ahora y el nuevo cuerpo técnico seguirá atado al desempeño de los iniciadores.

Esta semana es clave. Se sumarán Jhoulys Chacín y Luke Irvine. El dúo se unirán a Seth Frankoff y Wilmer Font. Faltaría que Luis Díaz o Frank López den un paso al frente y respondan todos, al unísono.

Magallanes y Aragua se hacían las mismas preguntas hace una semana y reaccionaron. Hoy están en la pelea, después de compartir el último lugar y el pesimismo de sus seguidores. Pues bien, Caracas necesita reaccionar ya y comenzar con su rotación, si quiere estar en la pelea.

Publicado en El Nacional, el lunes 14 de noviembre de 2016.

7 comentarios:

  1. Caracas necesita jugar para 21-11 en la segunda vuelta para quedar en 500 y pensar en puestos de clasificacion. Si bien no es imposible, si los abridores y relevistas no hacen la diferencia por mas que bateen mas no van a lograrlo....el nombre del juego es Pitcheo.... hoy Caracas y Bravos, ambos vienen en caida libre, tienen cara de eliminados....

    ResponderEliminar
  2. Si clasifican 6 de 8 equipos, no es necesario jugar para tener 500 al final y asi pasar de ronda. Muy probablemente bal menos dos de los seis clasificados lo haran con record negativo y eso si el EL zulia o algun otro se escape, pues entonces esa cifra va a aumentar. El problema es que el Caracas desde hace por lo menos tres temporadas, es un equipo que NO FUNCIONA. NO FUNCIONA EL PITCHEO, LA DEFENSA Y/O EL BATEO. El mal es de la estructura del equipo, a nivel gerencial y hasta de presupuesto. Caracas necesita un buen equipo gerencial, de gente de beisbol, y no el personal minimo, soberbio y poco conocedor del deporte que "GERENCIA" ademas con poco presupuesto, en comparacion con otros equiposm por ejemplo, el equipo de Maracay

    ResponderEliminar
  3. Se buscan culpables???? LA GERENCIA....no hay otro culpable. Este es el gran mal de nuestros Gloriosos Leones del Caracas.

    ResponderEliminar
  4. Ignacio la planificacion del picheo abridor por parte de la gerencia fracaso total, y no tener contratado suplentes por si algunos de los contratados no rendiera en esta liga,tipico error todos los años,el no tener un cerrador colocandole la responsabilidad a mongomery que el año pasado salvo 8 pero habia que ver cuanto salvo asustado

    ResponderEliminar
  5. Se han usado mucho los pitcher relevista eso quiere decir q pedrique esta haciendo mal los movimientos del bulpen, tienen q mejorar el staf de abridores, y buscar un buen prime bate

    ResponderEliminar
  6. Saludos! en mi opinion: un manager tiene q darse a destacar en su faena, con el mateial que este a su disposicion! no es lo mismo dirigir a un equipo con un staff de abridores buenos, que te den 5 innig buenos como minimo! una buena defensa y una buena ofensiva (el sueño de cualquier manager), que el equipo que tiene actualmente los leones del caracs, pero..... Alfredo Pedrique, para mi es el responsable, tu tienes q ser buen manager con estreelas en tu roster o con un grupo d ejovenes novatos, hay que trabjar con lo que se tiene... Muchas de las derrotas, han sido por malas decisiones de el manager, es decir hay que hacer u buen trabajo con lo que tengas, no hay excusas q fue la ofensiav , q fue el pitcheo, un buen manager con el material q tenga a la mano tiene q ofrecer un buen trabajo, o si no renuncia!!! gracias saludos!!!

    ResponderEliminar
  7. Pienso que a Caracas lo está perjudicando la poca profundidad en su base criolla. No puede ser que cada año este equipo este esperando a un Jesús Guzmán o a un Alex Gonzalez o peor aún depender de un importado como es Félix Pérez para lograr algo que se les ha hecho esquivo aun teniendo a estos propios jugadores. Sin dudar de su calidad, a estas alturas no hacen el mismo daño que otros tiempos.
    Lo del caracas no creo que sea algo rápido. Pues deben comenzar a adquirir talento a fururo. Al valor que sea. Los importados son solo una adición para mejorar huecos, pero seria un error esperar tener un equipo exitoso año tras año, contando solo con importados.
    No todos tienen la misma suerte que el Zulia, que tiene 3 importados de posición y un pichert en algunos casos y esto representa q casi la mitad del equipo en el campo es importado. En mi particular opinión esto es abundancia hoy y hambre para mañana.
    En esta liga solo se es exitoso con abundante material criollo. Y digo exitoso mirando más allá de una sola temporada.
    Caracas siempre manejo buen presupuesto jamás fue tan dependiente de importados y siempre estuvo visto como un seguro ganador.
    Hoy día eso ha cambiado, pero les aseguro no hay un solo culpable.
    Obviamente lo más lógico es refrescar la gerencia, necesitan agresividad y buenas relaciones, scouts de primera línea y deseos de crear un equipo ganador partiendo casi de cero.

    ResponderEliminar