domingo, 9 de octubre de 2016

Jackson Melián, el pelotero que siempre sonrió

El Emergente
Ignacio Serrano

Jackson Melián tenía 17 años de edad, aquella primera vez que le vimos en el estadio Universitario.

Era un niño entre hombres. Ya era alto. Superaba claramente el metro 80 de estatura, pero su rostro era el de un muchacho entre esos peloteros de los Caribes de Oriente, entre quienes se contaba un Magglio Ordóñez que daba sus primeros pasos en el estrellato.

Ese equipo estaba lleno de reclutas prometedores. Víctor Martínez, Eliézer Alfonzo, Luis Rodríguez, Luis González y Steve Torrealba eran todos adolescentes. Fernando Lunar y Rafael Betancourt acababan de cruzar por la veintena.

Muchos de ellos ni siquiera estaban allí esa mañana de domingo. Melián, que era el menor de todos, sí. Bateaba contra la red, bajo un esplendente sol caraqueño, con el Ávila de fondo.

Aquella tribu soñaba en grande. Todavía no cumplía una década de existencia, pero el entusiasmo de sus directivos era vibrante. Una camada de talentosos peloteros estaba en formación y el Chico Carrasquel era “el Paraíso de Beisbol”, un estadio remodelado y agradable, que se alistaba para recibir la Serie de Caribe.

Melián también soñaba. Fue nadador de alta competencia, acostumbrado al trabajo duro. Su hermano Jonathan también lo fue, y muy bueno. Era una familia con estirpe.

Apenas había pasado un año y medio de aquella fotografía en colores que adornó la primera plana de El Nacional. Fue un suceso, que trascendió las fronteras del deporte. ¿Un chico con 16 años de edad que recibía 1,6 millones de dólares solamente por firmar? ¿Y con los Yanquis de Nueva York?

Eso era demasiado para ser imaginable. La Venezuela de entonces no tenía súper prospectos. El callado trabajo de Andrés Reiner empezaba a fructificar poco a poco en las menores, imitado por una pléyade de organizaciones de Grandes Ligas que habían seguido los pasos de los Astros de Houston, instalando academias en el centro del país. Pero esas abultadas cifras que hoy brotan en la prensa cada 2 de julio, eso no existía.

Carrasquel, Luis Aparicio, David Concepción, Antonio Armas, Andrés Galarraga, Omar Vizquel, todos habían saltado al beisbol profesional por unos pocos miles de dólares, casi agradeciendo el haber recibido un contrato. Este niño tenía que ser bueno. Muy bueno.

Todo un país acompañó desde entonces a Melián, con una expectativa y una gentileza que casi no se entienden. Tal vez fue su semblante juvenil, que tan poco cambió con el paso del tiempo. Quizás fuera la sola idea de tener un cuarto bate venezolano patrullando el rightfield del Yankee Stadium.

Porque Venezuela también soñó con él.

Los aficionados de todos los equipos le acompañaron durante su recorrido por las menores. Vimos sus promisorios primeros pasos. Durante cuatro años apareció entre los mejores prospectos de Baseball America y llegó a dar 16 jonrones en una temporada de Doble A, en 2001. Estuvo tan cerca de lograrlo…

Toda Venezuela también acompañó sus luchas, las caídas, la tragedia familiar que debió vivir y que algunos señalan como un punto de inflexión en su carrera. Nunca hemos visto un caso de empatía semejante. Usó siete uniformes distintos en la LVBP y nunca oímos una sola pita en su contra.

Él devolvió aquello con la gentileza, con la sonrisa inagotable que siempre brindó, menos aquella mañana del Universitario, en que se le veía serio, enfocado, respetuoso del escenario que tal vez pisaba por primera vez.

Esa sonrisa es lo que más recordaremos. Mucha gente se quedará con el jonrón en la final de 2010, que coronó la mejor de sus 20 temporadas en nuestra pelota. Nuestra memoria más grata serán su cordialidad y esa cara de niño que nunca perdió, y que hemos visto por última vez en un diamante, ayer, en la hora de su adiós.

Publicado en El Nacional, el domingo 9 de octubre de2016. 

12 comentarios:

  1. Excelente y profesional pelotero..no fue la estrella en mlb..pero aquí en su país. .fue y será todo un Sr. Por su diciplina y profesionalismo dentro y fuera del terreno....éxito en tus nuevos caminos

    ResponderEliminar
  2. Excelente y profesional pelotero..no fue la estrella en mlb..pero aquí en su país. .fue y será todo un Sr. Por su diciplina y profesionalismo dentro y fuera del terreno....éxito en tus nuevos caminos

    ResponderEliminar
  3. Jackson Melian, excelente profesional, se sobrepuso a grandes obstáculos en su vida así como en su carrera, se retira dejando la interrogante de si podía jugar por lo menos dos temporadas mas a un buen nivel. Gratos recuerdos nos deja a los amantes del béisbol sobretodo a los fanáticos caraquistas q no olvidaremos aquel jonron clave en la consecución del titulo en la final contra el magallanes, un caballero dentro y fuera del terreno, ejemplo para los mas jóvenes... Por esto y mas gracias Jackson

    ResponderEliminar
  4. Jackson Melian, excelente profesional, se sobrepuso a grandes obstáculos en su vida así como en su carrera, se retira dejando la interrogante de si podía jugar por lo menos dos temporadas mas a un buen nivel. Gratos recuerdos nos deja a los amantes del béisbol sobretodo a los fanáticos caraquistas q no olvidaremos aquel jonron clave en la consecución del titulo en la final contra el magallanes, un caballero dentro y fuera del terreno, ejemplo para los mas jóvenes... Por esto y mas gracias Jackson

    ResponderEliminar
  5. Jackson Melian, excelente profesional, se sobrepuso a grandes obstáculos en su vida así como en su carrera, se retira dejando la interrogante de si podía jugar por lo menos dos temporadas mas a un buen nivel. Gratos recuerdos nos deja a los amantes del béisbol sobretodo a los fanáticos caraquistas q no olvidaremos aquel jonron clave en la consecución del titulo en la final contra el magallanes, un caballero dentro y fuera del terreno, ejemplo para los mas jóvenes... Por esto y mas gracias Jackson

    ResponderEliminar
  6. Jackson Melian, excelente profesional, se sobrepuso a grandes obstáculos en su vida así como en su carrera, se retira dejando la interrogante de si podía jugar por lo menos dos temporadas mas a un buen nivel. Gratos recuerdos nos deja a los amantes del béisbol sobretodo a los fanáticos caraquistas q no olvidaremos aquel jonron clave en la consecución del titulo en la final contra el magallanes, un caballero dentro y fuera del terreno, ejemplo para los mas jóvenes... Por esto y mas gracias Jackson

    ResponderEliminar
  7. Excelente pelotero! Aquí siempre fue una estrella.

    ResponderEliminar
  8. Lastimas que su historia dentro del béisbol como profesional no fue lo que todos anhelamos, esa firma para su momento suprema y con semejante equipo para aquel entonces, lastimas después ese desenlace familiar (a quienes conoci en la tribuna del chico Carrasquel)y ya después no fue el mismo, mi admiracion

    ResponderEliminar
  9. Creo que la trajedia que vivio fue lo que trunco su carrera...pero excelente profesional sin duda

    ResponderEliminar
  10. Creo que la trajedia que vivio fue lo que trunco su carrera...pero excelente profesional sin duda

    ResponderEliminar
  11. El título de la Serie del Caribe que ganaron los Tigres, también será un episodio digno de recordar en su carrera por los diamantes del béisbol. Gracias Jackson Melian.

    ResponderEliminar
  12. El título de la Serie del Caribe que ganaron los Tigres, también será un episodio digno de recordar en su carrera por los diamantes del béisbol. Gracias Jackson Melian.

    ResponderEliminar